Fabrizio De André

Hoy voy a hablaros del grandísimo Fabrizio De André. Ya conté algo de refilón en su momento, pero desde entonces he tenido tiempo para conocerlo mejor. Era un cantautor genovés, y en Italia es auténticamente venerado por desde el más viejo al más joven, al contrario de lo que pasa aquí con nuestros cantautores. Y merecidamente; yo sin haberle escuchado ni la mitad solo puedo decir que era un puto crack.

Valga también como ejemplo para hacernos conscientes de lo asimétrica que es la información que obtenemos. Porque, si bien con internet hemos avanzado mucho en la transmisión vertical de información  (o sea, saltándonos los intermediarios), solo ha mitigado un poco la transmisión horizontal: las lenguas siguen siendo unas barreras demasiado fuertes. Y mientras recibimos muchísima influencia del ámbito cultural anglófono, casi no conocemos nada de otros países.

Bueno, pues a lo que iba. Poco voy a poder contaros de él que no salga en la wikipedia; pero lo que más quiero, más que contaros su vida, es acercaros su música. Bueno, y sus letras, simplemente brillantes a cada cual más. Para ello, os voy a poner aquí una canción sencillamente genial, que se llama Bocca di Rosa, junto con su letra traducida; es larga, y aunque hubiese sido mejor poner solo un fragmento, es imposible elegir solo una parte: no tiene desperdicio ni una sola palabra.

La llamaban Boca de Rosa
ponía el amor, ponía el amor,
la llamaban Boca de Rosa
ponía el amor sobre todo lo demás.

Apenas bajó de la estación
en el pueblecito de San Hilario
todos se dieron cuenta de un vistazo
que no se trataba de un misionero.

Hay quien hace el amor por aburrimiento
quien se lo elige por profesión
Boca de Rosa ni una cosa ni la otra
ella lo hacía por pasión.

Pero la pasión a menudo conduce
a satisfacer las propias ganas
sin indagar si el deseado
tiene el corazón libre o tiene esposa.

Y fue así que de un día para otro
Boca de Rosa se echó encima
la ira funesta de las perrillas
a las que había quitado el hueso.

Pero las comadres de un pueblecito
no brillan cierto en iniciativa
las contramedidas hasta ese punto
se limitaban a la inventiva.

Se sabe que la gente da buenos consejos
sintiéndose como Jesús en el templo,
se sabe que la gente da buenos consejos
si no puede dar mal ejemplo.

Así una vieja nunca esposa
sin hijos
jamás, sin más ganas de nada,
se tomó la molestia y de seguro el gusto
de dar a todas el consejo justo.

Y dirigiéndose a las cornudas
les reprendió con palabras ingeniosas:
“el robo de amor será castigado-
dijo- por el orden constituido”.

Y aquellas fueron al comisario
y dijeron, sin parafrasear:
“esa asquerosa tiene ya demasiados clientes,
más que un consorcio alimentario”.

Y llegaron cuatro gendarmes
con los penachos, con los penachos,
y llegaron cuatro gendarmes
con los penachos y con las armas.

El corazón tierno no es una dote
de la cual estén colmados los carabineros
pero aquella vez a coger el tren
la acompañaron de mala gana.

En la estación estaban todos,
desde el comisario al sacristán,
en la estación estaban todos
con los ojos rojos y el sombrero en la mano,

a despedir a quien por un poco
sin pretensiones, sin pretensiones,
a despedir a quien por un poco
trajo el amor al pueblo.

Había un cartel amarillo
con un escrito en negro,
decía “Adiós, Boca de Rosa
contigo se va la primavera”.

Pero una noticia un poco original
no necesita ningún periódico,
como una flecha del arco se dispara,
vuela veloz de boca en boca.

Y en la estación siguiente
mucha más gente que cuando se fue,
quien le manda un beso, quien le tira una flor,
quien reserva para dos horas.

Incluso el párroco que no desprecia,
entre un miserere y una extremaunción,
el bien efímero de la belleza,
la quiere al lado en procesión.

Y con la Virgen en primera fila
y Boca de Rosa no muy lejos
se lleva de paseo por el pueblo
el amor sagrado y el amor profano.

Bocca di Rosa
Fabrizio De André

Baste esto como ejemplo del estilo del gran Faber: sarcasmo, crítica a la hipocresía y a la sociedad, en particular a la iglesia y a la guerra, etc, y todo de un modo bastante poético (esto está traducido al español, pero en italiano rima todo). Claro que como se disfruta de verdad es entendiendo la letra. ¿Pero acaso no comenzamos idolatrando Bruce Springsteens y demás sin entender un carajo de lo que dicen? La única diferencia es que ellos nacieron con una lengua más cool. De André es tan genial como ellos, o más; pero mucho menos conocido.

Así que, antes de dejaros con la encarecida recomendación de que escuchéis a este hombre (si puede ser con las letras por delante), os voy a poner un par de canciones más con un par de fragmentos traducidos.

Un hombre honesto, un hombre íntegro,
tralalalalla tralallaleru
se enamoró perdidamente
de una que no le amaba nada.

Le dijo “Tráeme mañana”,
tralalalalla tralallaleru
le dijo “Tráeme mañana
el corazón de tu madre para mis perros”.

Él a casa de su madre fue y la mató,
tralalalalla tralallaleru
del pecho el corazón le arrancó
y con su amor retornó.

Balada del amor ciego o de la vanidad
Fabrizio De André

Y mientras marchabas con el alma a cuestas
viste un hombre al fondo del valle
que tenía tu mismo idéntico humor
pero la divisa de otro color.

Dispárale Piero, dispárale ahora
y después de un tiro dispárale otro
hasta que no le veas desangrado
caer a tierra y cubrir su sangre.

Y si le disparo en la frente o en el corazón
solo el tiempo tendrá para morir
pero el tiempo a mí me quedará para ver
ver los ojos de un hombre que muere.

Y mientras le surgió este apuro
aquel se vuelve, te ve y tiene miedo,
y puesta al hombro la artillería
no te devuelve la cortesía.

La guerra de Piero
Fabrizio De André

PD: no me gusta nada utilizar youtube para poner música, pero es lo que hay desde que Goear ha impedido el acceso a sus archivos

¿Almacenar o no almacenar?

El otro día estuve ordenando un poquito la carpeta de pelis de mi ordenador. Y la verdad, aunque haya unas cuantas que me gusten y quiera conservar, es que estuve por borrar todas las que ya he visto. Porque, aparte de que normalmente no tengo tiempo para ver ninguna de nuevo, el caso es que me puse a pensar ¿para qué voy a tenerlas ocupando sitio en el disco duro, si ya puedo ver la mayoría online? Si las cosas siguieran su curso tecnológico normal, de aquí a poco no debería tener que almacenar ningún archivo multimedia en mi ordenador. Más con las películas y las series, porque la música sí la necesito tener en archivos para mi iPod; aunque también podría perfectamente existir alguna página donde estuviera la música y me la descargara al instante para meterla dentro de él. La tecnología necesaria ya existe, y la presión de la sociedad gracias a las redes de compartición de archivos también.

Si las cosas siguieran su curso lógico, los productores se habrían dado cuenta de que no pueden luchar contra el progreso y se habrían unido a él: seguramente dentro de unos 5-10 años tendríamos todas las pelis de cada productora online en su página y las veríamos cuando quisiéramos; cada grupo que sacara un disco lo haría gratis por internet y se ganaría la vida con los conciertos, mientras que mandarían a las discográficas a que le chuparan la sangre a su puta madre; y cada capítulo nuevo de cada serie se estrenaría en internet simultáneamente para todo el mundo, con los subtítulos del idioma que quisieras. Porque eso es lo que está pasando prácticamente, y seguirá pasando por mucho que se esfuercen, mientras la gente comparta.

Por otro lado, es normal que exista resistencia por parte de los productores de este tipo de cultura. Culpa suya fue que pasara de llamarse simplemente cultura a industria cultural: gracias a sacar artistillas de medio pelo en serie, y a controlar los medios de distribución para exprimir al consumidor haciéndole creer que todo el cine y toda la música existente era la suya. Y no van a dar su brazo a torcer fácilmente; no van a vender su chollo porque sí. Pero tendrán que hacerlo porque ya no son ellos quienes controlan el mercado. Y conforme sea nuestra generación digital la que va tomando posiciones con respecto al mayor poder de adquisición, tendrán que ceder.

Ya pasó con Napster. Para cuando consiguieron acabar con él, ya existían 2 o 3 programas que hacían lo mismo pero mejor. Y está pasando lo mismo con el p2p: llevan un par de años intentando encontrar un modo de acabar con él, y para cuando lo consigan ya existen alternativas: la descarga directa, las páginas de música y series/pelis online (una, otra)… Más las que se les vaya ocurriendo a la gente entretanto.

El caso es que tal y como se están tornando las cosas, dentro de poco el disco duro del ordenador no me va a servir de mucho. Siguiendo las cosas por este camino, no solo la industria cultural, también los programas estarán online y disponibles para todo el mundo, como ocurre con Google Docs. Además, intuyo que ese será el mejor modo que tendrán para controlar que se pague por usar programas de pago o no. Habrá que comprobar si estoy en lo cierto dentro de un tiempo.

Lo que no alcanzo a entender de todo esto es cómo las compañías del mundillo se niegan todavía a reconocer la evidencia de su derrota.

La solución de la crisis

Esta anotación viene por la entrada del otro día; más bien, la entrada del otro día venía a cuento por esta, que estaba gestándose. Porque estamos en una crisis que nos hemos buscado solitos. Una crisis sin nada que ver con la financiera mundial, que era muy difícil de prever al contrario que la nuestra. Y aunque nos digan que no vamos a salir de ella hasta 2011, la realidad es que probablemente se alargue mucho más; pero nos viene bien, era necesaria. Es el problema del crecimiento económico fácil, dinero proveniente de la especulación sin ninguna inversión real y sin crear valor añadido de verdad, que cogemos algunos vicios. Ya nos lo enseñaron de pequeños: el dinero no lo regalan, hay que currárselo, para que sea consistente; si no, tan pronto como viene se va.

Ha sido la diferencia de la economía española estos últimos años. Mientras que en cifras estábamos parejos a países como Italia y casi alcanzando a otros, la economía española era mucho más débil, porque estaba sustentada en nada: el ladrillo, la diferencia que tiene, es que no requiere ninguna formación de sus trabajadores, prácticamente ninguna inversión en investigar nuevas tecnologías; y así, si te pegas el batacazo en una economía basada en una industria de verdad, metida en sectores punteros y diversificada, te puedes reponer fácilmente porque tienes conocimiento acumulado, mientras que con una economía basada en la construcción no sabes más que hacer edificios, no hay experiencia cognoscitiva de nada.

Por tanto, si nuestros empresarios hubieran sido un poco listos, y en vez de reinvertir en lo que parecía la gallina de los huevos de oro, el negocio que nunca dejaba de generar dinero (pero que todos, incluidos ellos, sabían que algún día dejaría de hacerlo), hubieran diversificado en mercados, expandiéndose para tomar posiciones fuertes en otros países menos agotados de cara a esta eventual crisis, o lo que es más importante, hubieran reinvertido en sectores que requirieran tecnología y conocimientos punteros, no estaríamos donde nos encontramos ahora.

Son sectores como la informática (y sus derivados: la domótica, robótica, internet, etc), las energías renovables (donde lo estamos haciendo relativamente bien hasta el momento, eso es verdad), la aeronáutica (no tan mal, pero mejorable), la nanotecnología, la biotecnología y biomedicina, la genética… los que decidirán el reparto de beneficios del futuro y en última instancia los países que serán más ricos en el mundo que se nos avecina, y donde hay que invertir para colocarse en vanguardia cuanto antes.

El principal problema de este país es la falta de inicitiva. Parece que aquí existen dos castas intransgredibles, los ricos y los pobres; o lo que es lo mismo, los empresarios y los currantes. Pero no es así: los empresarios son currantes que un día tuvieron una idea y la llevaron a cabo. Los empresarios son solo tíos espabilaos, no son nadie de otro mundo ni de otra clase social. Son gente normal como cualquier otro que un día arriesgaron y ahora están obteniendo las rentas. Pero aquí se prima el conservadurismo, nadie quiere arriesgar y prefiere que se lo den todo hecho. Aquí la gente sale de la carrera deseando que le contraten en una empresa grande, le den un puesto de 8 horas diarias, un buen sueldo mensual, un mes de vacaciones y un jefe del que echar pestes. Pero nadie arriesga. Todo el mundo se queja de ese sistema, pero nadie hace nada para cambiarlo. ¡Si no te gusta tu empresa o tu jefe, coge y monta tú la tuya, cojones! ¡Si no hay trabajo, en vez de quejarte y criticar al gobierno, coge y créalo tú! Es más fácil de lo que parece, solo hay que echarle huevos. Te puedes pegar la hostia, pero lo que has aprendido por el camino te servirá para la próxima vez. Te pueden criticar, pero por lo menos lo has intentado. Es necesario que la gente tome conciencia de que la economía, igual que internet, tiene que transformarse en 2.0.

De la gloria de la nación

“Para aquellos que quieren gloria para su país: paradójicamente, esta nunca llega mirando atrás y tratando de emular las glorias pasadas; sino mirando el presente, comprendiéndolo y adaptándose a él, que es el único modo de aspirar a glorias futuras.”

Yo mismo, retomando mis teorías sobre cosas serias

MHdD: La pájara de Induráin

Ahora que he estado bicicletero recientemente, se me ha venido a la cabeza aquel día, que marcó a toda una generación de chavalillos, acostumbrados a las proezas de un tío que ganaba Tours y Giros casi sin despeinarse. Fue una época en la que me pasaba todas las siestas embobado ante la tele viendo al tío más grande que ha dado el ciclismo español. El tío, de nombre Induráin, se merendaba a todo el que se le pusiera delante, daba igual quien fuera; podía llamarse Chiapucci, Rominger o Zülle, que Induráin parecía tener siempre la prueba controlada; aunque no tuviera el maillot amarillo, aunque un escapado le sacara 15 minutos. Siempre acababa ganando él.

Hasta que llegó el Tour de 1996. Cuando todos estábamos soñando ya con el 6º Tour, con que Miguelón fuera el primero en conseguirlo, llegó aquel día. Aquel día fue el de la famosa pájara que le dio subiendo un puerto. Aquel día, los que estábamos viendo la tele no nos lo podíamos creer: el superhombre de la bicicleta, sufriendo para subir una montañita; sufriendo incluso para avanzar otros 100 metros, bebiendo agua constantemente porque no podía más. Aquel día no se cayó un mito, pero comprendimos que todos los mitos son humanos. Eso es algo muy duro para un chavalín, que no era capaz de comprenderlo, hasta ese momento.

Comunicado de la Universidad de Sevilla sobre el ataque israelí a Gaza

Comunicado de la Universidad de Sevilla

La Universidad de Sevilla es una de las principales universidades españolas que colabora desde hace varios años con instituciones académicas tanto en Israel como en los territorios palestinos.

Así, conforme al compromiso estatutario de promover un mundo más justo y solidario, la defensa de los derechos humanos, la igualdad y la paz, la Universidad de Sevilla, junto a otras tres universidades europeas, coopera con dos instituciones en la Franja de Gaza: La Universidad Islámica de Gaza, y el Gaza Community Mental Health Program, con el objetivo de iniciar un Master académico en Pedagogical/Psychological Counselling, que tiene la finalidad de ayudar a las necesidades de salud mental y sociales, creadas por el aislamiento que sufren los habitantes de la Franja de Gaza. Ambas instituciones han sido bombardeadas por el ejército israelí, con resultados devastadores para la viabilidad de este proyecto compartido.

Además, la Universidad de Sevilla es la coordinadora del proyecto Europeo Golden5 que se implementaba en Gaza, en la American International School. Esta escuela también ha sido destruida por las bombas.

Las consecuencias para la población civil de las recientes acciones bélicas en la Franja de Gaza no pueden encontrar justificación alguna, particularmente porque son contrarias al Derecho Internacional Humanitario, a los principios de humanidad y a los dictados de la conciencia pública.

La comunidad universitaria se encuentra tremendamente preocupada por la situación humanitaria en Gaza. Además de causar la muerte o graves mutilaciones y heridas a personas civiles, el ejército israelí está atacando instituciones académicas y sociales que no pueden considerarse objetivos militares ni su destrucción ofrecer ventajas militares definidas y, por eso, no deben ser objeto de ataque ni de represalias. Debe presumirse que nada tienen que ver con las personas o instituciones que el gobierno de Israel dice estar combatiendo en nombre de la lucha contra el terrorismo y que, por el contrario, por su naturaleza y finalidad, pueden jugar un papel muy importante en crear y construir las condiciones de paz en la zona.

La Universidad de Sevilla, en cumplimiento del principio estatutario de promoción de la paz, expresa su más enérgica condena a la violencia desproporcionada y al terror que el ejército israelí está causando contra la población civil y las instituciones académicas en la Franja de Gaza, y se adhiere a los esfuerzos por alcanzar un alto el fuego inmediato y permanente. Al mismo tiempo, esta Universidad hace un llamamiento al recurso a las estrategias de mediación internacional como vía de resolución de este conflicto.

Parece que no he sido el único, pero sí el más lento (como siempre), en colgarlo por aquí. Más sitios con este mismo comunicado: 1, 2, 3.