Algo que ocultar

“Todos tenemos algo que ocultar. Un lugar oscuro dentro de nosotros que no queremos que nadie vea. Así que fingimos que todo va bien. Envolviéndonos a nosotros mismos en arco iris.”

Dexter Morgan
Dexter

Un pedacito de África en Europa

Eso es Marsella, la punta de lanza de la invasión africana xD. Es flipante darse un paseo por allá, porque por zonas parece verdaderamente que estás en algún bazar de Túnez o de Marruecos, solo que con algún que otro arco de triunfo por medio y cosas de esas que tienen los franceses. Recuerda mucho a Nápoles, pero de un modo bastante distinto. Aquí no es solo que haya un porcentaje de canis (aquí se llaman racailles) ciertamente elevado, que las calles estén mal limpias y el tráfico bastante desordenado. Aquí es que buena parte del centro está habitado fundamentalmente por árabes, magrebíes y subsaharianos, que por esas zonas hay más pastelerías y salones de té árabes de verdad (no como los de Granada, que son bastante de pega) que boulangeries, y por supuesto, infinitamente más kebabs que creperías o algo que se le parezca. Y los puestos, todos por medio de la calle.

marchè

Es bastante curioso, la verdad, porque todos tenemos otra imagen de Francia, y cuando llegas aquí se te rompe en pedazos. Pero luego, por la parte turística, Marsella tiene su puntito. Ya digo que es como Nápoles, muy sucia y descuidada, pero que si se cuidara (y están empezando a hacerlo, regeneración urbana mediante) sería bastante bonita y agradable. Hay zonas bastante bonitas por las que merece la pena darse un paseo, y se respira por todas partes que es una ciudad completamente volcada al mar. Tiene ese sabor mediterráneo de buena parte de Italia que la verdad es que me encanta. Aunque la sensación general es que… para vivir, mejor me quedo en Montpellier xD.

le Vieux Port et Notre-Dame de la Garde

Marseille dès Notre-Dame

le petit quai

Pero bueno, eso me ha hecho reflexionar sobre los flujos migratorios, que no son más que eso. ¿Acaso en Europa vivió siempre el hombre blanco? Los pueblos y las razas se han trasladado de unas tierras a otras siempre buscando recursos para su subsistencia, y así como un día vinieron los normandos a Francia desde el norte, ahora están viniendo los magrebíes y otros pueblos desde el sur. Solo que ahora no hay guerras ni conquistas por medio, ahora solo hay búsqueda de trabajo donde supuestamente lo hay. Y este proceso me parece que ocurrirá en toda Europa en mayor o menor medida, sobre todo desde África hacia los países del sur -aunque es cierto que en todas partes hay inmigrantes de todas partes-, por lo que nos mezclaremos de nuevo con las gentes del sur y este del Mediterráneo. Además, por si no hubiera poca ironía en esto, que un siglo y pico después sea Europa la que esté siendo ‘colonizada’, lo estamos siendo por los pueblos de nuestras antiguas colonias. Porque al ser pueblos con una formación en general mucho más escasa, hay un factor que juega un papel muy importante a la hora de esta ‘retrocolonización’: la lengua. En los países que antiguamente eran colonias de Francia se sigue hablando francés, y los emigrantes que quieren huir a Europa a buscar trabajo, ¿a dónde van sobre todo? Pues a Francia, claro. Y luego cogen y te montan debates sobre la identidad de la nación… Aunque vamos, eso lleva pasando en Inglaterra con paquistaníes e hindúes muchos años ya.

Africa dans Marseille

Africa dans Marseille

Esto mismo nos está pasando a nosotros con los países latinoamericanos, que al estar (estaba) recuperando España una posición económica fuerte, va a ser un imán para todos los emigrantes de los países de habla hispana cuando quieran irse fuera a buscar trabajo y cuando la situación en sus países de origen no sea buena. Si a eso le unes el efecto llamada, por el que unos inmigrantes ya asentados llaman siempre a sus familiares y amigos para que se asienten donde están ellos y ayudarles (eso pasó en Alemania con los turcos), pues es lo que creo que nos vamos a encontrar a mayor escala en los próximos años.

Pero bueno, eso solo son los nuevos flujos migratorios, no son buenos ni malos, solo hay que adaptarse a ellos. Pararlo es imposible, aunque sí es verdad que hay que frenarlo un poco porque la capacidad de absorción de inmigrantes de nuestros países es limitada. Pero debemos ir acostumbrándonos. Y encontrar el modo de aprovechar este aumento de flujo de capital humano hacia Europa, en vez de marginarlo o criminalizarlo, como están haciendo algunos. Esto a medio y largo plazo nos beneficiará, aunque dejemos de ser todos blanquitos a primera vista.

Huelga general en Francia

Bueno, pues seguimos con huelgas. No porque me apetezca sin más, sino que por donde voy pasando hay una huelga, así que toca hablar de ello. Si hace un par de semanas me encontraba con la destrucción antisistema en Barcelona, estas semanas pasadas me ha tocado vivir una huelga francesa en Montpellier. Tengo esta entrada en el tintero desde hace un par de semanas, pero como mi internet era una mierda por entonces no me fiaba de poder subir las fotos a Flickr en condiciones.

Los franceses por aquí son bastante más elegantes, porque por otras partes del país también la están liando pero bien.

El caso es que me ha pillado aquí y tuve ocasión de hacer unas fotillos de una de las manifestaciones de las últimas semanas. Porque sí, aquí ha habido manifestaciones todos los días. Se ve que a los franceses les gusta más una huelga que a nosotros un puente del Pilar.

Grève

Grève

Grève

Grève

Mourir au travail, non merci

Grève Générale à Montpellier

Yo creo que aquí lo que ha tocado los cojones especialmente ha sido la actitud de Sarkozy -que es su actitud de siempre, por otra parte-, de Me da igual la huelga, vamos a sacar esta ley sí o sí (cosa que han hecho al final). Y con el pueblo francés no se juega. Dejando de lado que me parece que en esta ocasión los franceses no tienen razón -muchas veces el pueblo se equivoca, y en este caso la edad de jubilación va a haber que subirla tarde o temprano-, es toda una demostración de fuerza del pueblo, de que aquí quien manda somos nosotros, puto enano. Mientras que en nuestro querido país se ha hecho una huelga sin convicción, y donde más fuerza tenía, para mí la ha perdido con tanta tontuna antisistema.

Respecto a la falta de convicción de la huelga en nuestro país, es que yo creo que sencillamente no tenemos confianza en nuestros políticos. Es tal el desencanto, estamos tan asqueados de la política, nos han mangoneado ya tanto, que hacer huelga es decir ¿¿¿pa qué???, si mañana nos la van a intentar colar de nuevo. Yo creo que más que una huelga contra la reforma de la ley laboral, en España haría falta una toma del poder en condiciones y mandar al paredón a todo el mundo, para medio ver una solución al tema. Los políticos de nuestro país son el quiste que no nos deja avanzar, y en ‘políticos’, incluyo a los sindicatos y a la clase empresaria, que se dedican a politiquear siempre sobre todo para sacar todo el beneficio propio que puedan. Así lo único que consiguen es que les perdamos el respeto y dejemos de confiar en ellos, pues nunca buscan el bien común, como ya se ha demostrado.