El Décimo Arte

Hasta el siglo XIX existían 6 artes, las artes clásicas, o sea, las ahora llamadas bellas artes: arquitectura, escultura, pintura, música, declamación (literatura) y danza. Esta clasificación nos viene de la Grecia antigua, y se mantuvo así por los siglos hasta el siglo XIX, y especialmente el XX. Estos siglos vieron nacer 3 artes más: el cine (el séptimo arte), la fotografía y el cómic (aunque en realidad fue anterior al séptimo y octavo, pero su reivindicación como arte sí es posterior). Y hay uno más, que creo que todavía no se tiene en cuenta, pero que con el tiempo se le reconocerá como tal: los videojuegos.

Pong

Pong

Los videojuegos empezaron siendo un mero entretenimiento electrónico, un juego para niños y chavalillos, y quizá por eso ahora mismo tienen un valor residual. Pero esto ya ha dejado de ser así para entrar en nuestras consciencias al máximo nivel. ¿Quién no recuerda la musiquita del Mario? ¿o la del Zelda?. ¿Quién no se acuerda de los desquiciados diálogos de los Monkey Island?. ¿Quién no ha pasado un miedo que te cagas con el Resident Evil o el Silent Hill?. Los videojuegos a estas alturas han alcanzado la capacidad de transmitir muchísimas cosas, a través de sus gráficos, sus músicas, sus guiones y argumentos, sus mecánicas de juego… han creado su propio lenguaje. Empezaron como un entretenimiento electrónico pero han adquirido su propia personalidad y su propio lenguaje hasta el punto de convertirse en una forma de expresión artística más. Desde el modo de colocar y dibujar sus píxeles o texturas, hasta el uso de la música y los efectos de sonido en cada situación o el desarrollo de cada personaje o la historia en función de las acciones del jugador. Pero ya con el desarrollo de las máquinas que los soportan cada vez se han vuelto más complejos y nos han dado muchas más posibilidades; que claro, para aprovecharlas, hay que ser muy bueno y tener una gran capacidad artística además de informática. Hay videojuegos que son casi películas: por la trama que tienen, por el desarrollo de los personajes, por las situaciones en que te meten; y los hay que aunque no tienen un argumento, sí que tienen un componente artístico muy fuerte: los de coches o carreras, como el Gran Turismo, o los Wipeout, que me encantan y consiguen que me metan en cada carrera; los de lucha, con sus personajes cada uno con una historia personal y estilo de pelear propio; los de tiros, que es otro subgénero diferente; etcétera. Ahora llegan al mismo nivel de emociones que cualquiera de las artes mayores.

Pero bueno, primero creo que deberíamos pensar qué es arte. La RAE lo describe perfectamente: Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros. Aunque yo pondría entre paréntesis lo de desinteresada. Porque puede serlo o no. Pero aquí ya podemos hacer una interpretación más o menos amplia de la cosa: para mí, arte podría ser un anuncio de televisión, el dibujo de un envoltorio de chicle, una composición de una escena mundana con personas sin que se den cuenta, estupideces del márketing, como los tazos o los vasos de la Nocilla… Todo eso tiene parte de arte. Y no sólo, también, con todo eso, han creado lo que se ha venido a llamar cultura pop, que es básicamente dar valor cultural (porque lo tiene) a cualquier cosa corriente y vulgar a nuestro alrededor, porque fue diseñado con emociones y sentimientos e ideas, desde lo más zafio y vulgar, hasta lo más elevado, para el pueblo llano, y que se pueden apreciar perfectamente teniéndolos delante. Para mí, el arte es un medio por el que transmitir entre personas emociones, ideas o sentimientos. Y en esa definición cabe prácticamente todo, sólo hay que saber imprimirle a tu medio elegido lo que quieres transmitir.

Fistrooorl

Puro arte

Luego está lo que podríamos definir como ARTE con mayúsculas. Que hoy día no es más que, por lo general, el hogar de la pretenciosidad y el culturetismo de los que se creen algo más, como intelectualmente superiores, o yo qué sé. Que no lo entienden ni ellos, vaya, y tratan de buscarle un significado más allá del que se puede ver sólo para sentirse por encima de los demás. Pero con esto me refiero a hoy día. Cuando hablamos de ARTE nos referimos normalmente a artistas consagrados a lo largo del tiempo, maestros y virtuosos cada uno de su respectiva disciplina artística, que han influido en el resto de personas, de su época o posteriores, o en el devenir de su propio arte evolucionándolo. Básicamente los que han grabado sus nombres en la Historia dedicándose a alguna de las artes ya mencionadas. Que esos no son muchos, y de los que hay hoy día pocos llegarán a serlo.

La Fragua de Vulcano

Esto SÍ es ARTE

Por ejemplo, podríamos hablar de Banksy, que para mí ha revolucionado el concepto del arte tal como se entendía hasta ahora. Aquí es donde podemos ver a lo que me refiero un poco más arriba: el medio da igual, lo que importa es que te transmita. Y ahí está Banksy, que igual utiliza una acera o un muro, o se cuela en un museo, o hasta con un puto elefante es capaz de expresar cosas. Para el que las sepa entender, claro, que en este caso no suelen ser los culturetas, porque en la mayoría de sus obras lo que hace es meterse con ellos y con su concepto elitista del arte.

Banksy

Guardando la mierda donde no se vea

Pero bueno, eso ya es otro tema, a lo que venía es a hablar de los videojuegos como arte. ¿A qué videojuegos has jugado que no te hayan transmitido algo?. Los que más y los que menos lo conseguían; a no ser, claro, que fueran malos del copón. Desde aquel lejano Pong, que hoy podría considerarse arte minimalista pero que entonces lo único que era era una patata, técnicamente hablando; hasta los juegos híper3D, o incluso 4D de hoy día, pasando por los gráficos 2D para cualquier cosa, desde carreras (que hoy es vergonzoso pararse a recordar esos circuitos en 2D y cómo iban acercándose a medida que avanzabas) a partidos de fútbol, o lo que fuera. Pero hay auténticos hitos en la historia de los videojuegos como arte: los ya citados Mario Bros y Zelda, los primeros Final Fantasy (y los posteriores hasta el 8 -en mi opinión-), los Monkey Island y casi todas las aventuras gráficas de Lucasarts, los Metal Gear Solid, los Gran Turismo, que aun si no te gustan los coches te acaban gustando de la pasión por el motor que son capaces de imprimirles sus creadores, los Street Fighter y Tekken… En fin, podríamos seguir así hasta el infinito, pero como yo no he jugado a todos los videojuegos del mundo tampoco quiero extenderme porque fijo que algunos se me acabarían olvidando. Para eso ya hay muchos artículos por ahí.

Lo único que yo quiero decir es que los videojuegos se han convertido en un auténtico arte, que cada vez tienen más importancia como producto, no de entretenimiento, sino cultural, y ya mismo dejarán de considerarse un producto cultural o de entretenimiento menor. Cualquiera ha disfrutado de un buen videojuego igual que hemos disfrutado de una buena película o un buen libro, y aunque parezcan cosa de niños o de personas inmaduras, no lo son, ni lo serán, en tanto buenos creadores y artistas se encarguen de ellos, que es lo que ocurrirá. Y ahí estaremos nosotros para disfrutarlos.

2 Respuestas a “El Décimo Arte

  1. No solo los videojuegos se han convertido en un arte, es que además, AÚN están en su infancia. Los videojuegos apenas tienen 30 años. Y si, del cine, en sus primeros 30 años ya hay muchas obras maestras (El Nacimiento de una Nación, El Acorazado Potemkin, La Fiebre del Oro…), pero aún faltaban por aparecer el color y el sonido… Kinect, Emotiv/Epoc, Realidad Aumentada, 4D… No hace falta que siga citando, no?

    • Obviamente, tienes razón :). Pero como me flipa pensar en la evolución q han tenido en estos 30 años (y para ello está como muestra tu entrada al respecto en tu blog), no puedo ni imaginarme cómo seguirán evolucionando.. para mí es algo q escapa a mi alcance mental. Si esto ha pasado en 30 años, qé pasará en los 30 siguientes? Me flipa sólo de pensarlo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s