Ser español

Pues desde unos años, bastantes, más de lo que yo supongo, resulta que ser español es que te digan cómo tienes que ser y qué te tiene que gustar. Resulta que ser español es que te digan en qué idioma tienes que hablar. Que te digan qué música tienes que escuchar y te tiene que gustar. Cómo tienes que gastar tu tiempo libre y qué aficiones tienen que ocuparlo. Ahora resulta que ser español es también dejar que te roben mientras miras para otro lado. Ser español es aguantar hipocresías y que los caciques de cada pueblo hagan lo que quieran mientras la gente se queda en casa calladita y sin quejarse. Ser español es también trabajar mucho para mantener a los chupópteros de turno. También ha resultado ser agitar banderitas rojo y amarillas para que cualquiera con unos cuantos €uros (más concretamente 160000) también pueda disfrutar de ese privilegio, solo con soltarlos para comprar un pisito de esos que tanto nos sobran porque hubo quien quiso hacer más de la cuenta. Además, ser español es también pagar muchos impuestos para que aquellos que te digan que tienes que hacerlo puedan seguir no pagándolos, o hacerlo en Suiza.

Pues así la cuestión, entiendo perfectamente que haya gente que ni quiera ser ni se sienta española. Ahora, que sea para que éstos vengan a hacer lo mismo, pero cambiando la lengua en la que tienes que hablar y el color (o número de rayas) de la banderita que tienes que agitar, pues es una gilipollez.

Pero es que el problema radica en que eso que he descrito arriba no es ser español: es ser gilipollas. Ser gilipollas con todas sus letras. Ser español no es más que tener cariño y aprecio por este cacho de tierra, y sobre todo, por la gente que vive en él. No tener que hacer lo que dice el cacique ignorante de turno. De hecho, tal como está el tema, me parece que los que somos considerados antisistemas ahora mismo, somos mucho más patriotas que los desgraciados que manejan nuestras cuentas públicas para su propio beneficio; porque somos los que nos estamos preocupando por este país y por la gente que vive en él, y los que de verdad estamos haciendo algo por él.

About these ads

2 Respuestas a “Ser español

  1. «El amor, madre, a la patria no es el amor ridículo a la tierra, ni la yerba que pisan nuestras plantas: es el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca» José Martí, poeta y revolucionario cubano.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s