+1

Rutina anual, como la de todos los años, que quiero mantener. Una especie de felicitarme a mí mismo, pero que en realidad, de lo que se trata, es de dejar impronta de lo aprendido en este último año, desde la última vez que hice esto mismo; para así algún día, poder mirar atrás y poder ver lo madurado o inmadurado con el paso de cada año. Todavía no me he puesto a hacerlo, pero si uno echa un vistazo a mi blog y a sus archivos, que es el verdadero valor de tener un diario, puede ver por dónde andaba cuando cumplí los 28; por dónde no andaba cuando cumplí los 27, porque no escribí ninguna entrada al respecto, y que me da una idea perfecta de por dónde andaba: perdido y casi destruido; cómo fue la entrada en los 26, que fue increíble, pero al mismo tiempo fue la antesala de la perdición, y el día que marcó el comienzo de ella. Es curioso lo que digo en ella, en esa entrada justo: “este lustro, el que va de los 26 a los 30, es el más crucial para lo que voy a ser yo en el futuro“. Joder, y tanto que lo fue. Crucial, digo. Me marcó ese puto día los 3 años siguientes, aunque no diré por qué. El que me conoce lo sabe. Y sí que me marcó, aunque no sé si fue para bien o para mal, eso el tiempo lo dirá. Pero desde luego aquel día, viéndolo en retrospectiva, sí que fue importante, mucho más de lo que pensaba cuando escribí eso, pero lo fue para ese lustro y creo que para el resto de mi vida; aunque todavía no sepa el alcance exacto que va a tener. Y para terminar con el repaso, aquí está la entrada de mis 25, y aquí la de mis 24. La de los 24, que fue el comienzo de todo. Porque esa entrada, la de los 24, fue mi primer cumpleaños del que di cuenta por aquí, y es importante, puesto que creo que para mí, el empezar a escribir en un blog, fue el inicio de mi búsqueda personal. Una búsqueda que di por terminada con esta otra entrada, pero que supongo que no lo estará, porque de buscar uno no termina nunca.

Pero sí, como dije en mi artículo sobre mi entrada en los 26, y a falta de un año para terminarlo cuando llegue a los 30, este lustro ha sido importantísimo. Muy distinto de lo que esperaba, ha sido encontrarse con un problema tras otro, a cada cual más difícil, pero que al mismo tiempo me ha hecho darme cuenta que son los problemas los que marcan nuestra personalidad. No son los momentos de paz, alegría y felicidad, son los momentos en que las circunstancias te pueden, en los que te exigen, y te hacen pensar y repensar la manera de salir airoso y sobrevivir a ellas. Los momentos de felicidad nos hacen disfrutar de lo aprendido en los momentos de dificultad, porque sin ellos, no podríamos disfrutar los otros plenamente. Como por ejemplo, la feria, que es en lo que estamos este año. Porque además, como mandan las tradiciones cordobes-sevillanas de que soy parte, este año mi cumpleaños ha caído en feria. Así que, qué coño, a celebrarlo me voy con todo el que se preste; ya me tocará afrontar dificultades en otro momento, pero esta semana es de feria.

Pues eso, besitos y rebujitos pa tol mundo.

Portada

Un paseíto por los carnavales

Pues esta no fue sino mi segunda visita a los carnavales de Cádiz. La primera, que fue más improvisada que otra cosa, no pasó del macrobotellón en que se convierte la ciudad el sábado de carnavales. Pero esta vez quería saborear sobre todo el verdadero ambiente de carnavales el domingo, que salía el carrusel de coros, así que para allá que nos fuimos a echar el finde.

Cuerpo de Religiones Unidas del Mundo

En realidad tengo poco que contar con palabras ya que hice un vídeo en el que sale todo lo que más o menos vivimos. Lo único que tengo que decir es que los carnavales de Cádiz me encantan. No son solo la fiesta descontrolada que parecen la mayoría de fiestas de carnaval de muchos sitios; en Cádiz se respira ingenio. Hay una auténtica competición por ver quién tiene el disfraz más ingenioso, por hacer reír a los demás con tu disfraz o con tus actuaciones, porque aquí la gente se mete tanto en el papel que te tienes que reír por cojones. Como ese momento en que nos estábamos comiendo un bocadillo en una pollería y aparecieron un puñado de tíos disfrazados de pollos que se pusieron a gritar ¡¡Menos pollo, más ensalada!! durante lo menos 5 minutos, en solidaridad con sus maltrechos congéneres. Puro ingenio. O los mineros chilenos que aparecen en el vídeo, que tenían asignado el papel de cada uno: Este es el de las dos mujeres, este el nosequién… otro con un cartel señalando a sus bajos que decía ‘manguera para apagar incendios’. En los detalles es donde se nota más la inventiva que tienen los gaditanos, que a mí me parece inagotable e imposible la mayoría de las veces. En definitiva, que me encantan, así que os dejo el vídeo en el que salgo haciendo un poco el payaso y enseñándoos lo que es esto y unas cuantas fotos con lo que había por allí.

chirigota en Rota

Antes de ir a Cádiz estuvimos comiendo y viendo actuaciones en Rota. Y aquí es donde se ve lo que digo. Esta chirigota representaba una partida internacional de póker con ricos de todos los países. Y en ella había un gaditano, en paro, como debe ser, pero que podía jugar gracias a que estaba subvencionado por el ayuntamiento xD (todo esto lo contaban en las canciones, claro :P)

Catedral de Cádiz

Catedral de Cádiz con su eterno tumulto carnavalero

la Virgen de la Macarena

Un tío disfrazado de paso de Semana Santa. Casi na

la ONU con los Power Rangers

la ONU con los Power Rangers

calles en carnaval

decoración de carnaval

pene gigante

Este momento fue increíble. Pasaba el tío disfrazado de cavernícola con su pene gigante en la carretilla cuando alguien dijo '¡anda que como te corras la que vas a liar!. Y el colega respondió '¿Sí? Pues espera', meneó un poco la 'colita' y salió disparado un chorro de corrida artesanal que nos dejó a todos locos xD

jinetes de avestruz xD

Un disfraz muy bueno

coro

El domingo de coros

cantando bajo la lluvia

Otro momento flipante. Sale en el vídeo, pero verlo en vivo fue impresionante... cuando empezó a llover y nos resguardamos todos donde pudimos, nosotros nos pusimos debajo de una cornisa enfrente de esa tarima. Cuál fue nuestra sorpresa cuando enmedio de la gente corriendo y resguardándose los de esa chirigota ¡se pusieron a cantar ahí debajo como si no pasara nada!

disfraz de mierda con moscas mojoneras xD

Genial, tuve que hacerles una foto xD

chirigota de los ahorcados

Unos disfraces curradísimos

niño gaditano

Increíble cómo viven TODOS los gaditanos el carnaval, es algo digno de ver

Luego ya el tema del concurso de agrupaciones musicales es otro mundo completo, en el que yo me voy metiendo poco a poco gracias a unos cuantos amigos aficionados. Pero como no puedo hablar de los carnavales sin mencionarlas, os dejo con un vídeo de este año, para el que quiera meterse un poco más en el ambiente (aunque sé que es difícil de entender muchas veces por la calidad del sonido; pero cuando entiendes la letra merece la pena pararse a escucharlo).

San Fermín

En mi recorrido por las fiestas de España me faltaba hacer una visita a los amigos pamplonicas por San Fermín. Y este año, gracias al amigo Jaime, que se ha ido allí a vivir una temporada, hemos podido hacerlo, y bien, nada de dormir en portales o tirados por ahí; con casita y techo sobre nuestras cabezas.

listo pa San Fermín

Bueno, ¿qué decir de San Fermín? Que es un fiestón, eso ya se sabe. No es tan distinto de lo que ya conocía, a mí me recordó mucho al año que fui a las cruces de mayo de Granada: gente y gente y gente, todos bebiendo por la calle, el calimocho y sucedáneos corriendo desenfrenado por doquier. Luego sí, tiene sus cositas particulares: los cabezudos, los conciertos, el concurso de levantamiento de piedras, bailes típicos vascos (o de por allí arriba en general), y por supuesto, los encierros. Este año además disfrutando viendo ganar a la Selección. Pero en general mucha fiesta y muy divertida, y con un buen puñado de guiris desmadrados de lo lindo. Normal que Hemingway flipara con esto, con lo que le gustaba darle al tema al colega.

más borrachos

Luego acabamos con una visitilla relámpago a San Sebastián. Nos subimos al monte Urgull para disfrutar de la panorámica de la playa de la Concha, nos comimos unos pinchos, y ya. Hasta la próxima visita, que espero que la haya, porque me gustó lo suficiente como para querer volver.

la playa de la Concha

Así que esa fue la semana que nos pasamos por allí arriba, que tanto viajar por el mundo, el norte de España seguía siendo mi cuenta pendiente. De las fiestas ilustres solo me queda visitar la Tomatina de Buñol y alguna otra, aunque espero poder volver a los sanfermines un año de estos que me encuentre mejor, que aún no se ha acabado todo lo de estos meses pasados.

Reencuentros

De las despedidas a los reencuentros. Es el orden natural de las cosas. Y yo fui de las despedidas de Chile al reencuentro en España; con mis amigos de Sevilla primero y unos cuantos de Bologna después. ¿La excusa? La Fiesta Hawaiana que monta Xavi con sus amigos todos los años cerca de Gandía.

Así que gracias a mis colegas de Sevilla nos montamos un road trip de esos como los de las pelis gringas en el que fuimos (fueron) desde Sevilla a Madrid para recogerme en Barajas con todos los maletones, de allí a Gandía, y de allí medio grupo, los que estamos en vacaciones, tiramos pabajo hacia Alicante y Murcia visitando amigos en cada lugar. Todo en 5 diítas. Los únicos 5 días del verano español en que ha habido nubes y tormenta por todos los lugares que íbamos pisando. Pero fue divertido igualmente :D.

de fiesta por Madrí con mi regalo de bienvenida

cargados en el coche

playa de San Pedro

La putada de conocer tanta gente de tantos sitios distintos es esto, que solo puedes verlos 1 o 2 veces al año. Pero lo bueno es que esas 2 veces al año suelen ser eventos importantes y al final se convierten en momentos espectaculares, sobre todo porque convocan muchos amigos. Como la Hawaiana, que para mí ya se ha convertido en visita obligada todos los veranos que pueda.

Bueno, y a partir de ahora preparaos porque toca una retahíla de entradas con todos los lugares a los que me han llevado mis viajes en este último mes. Aunque será según vaya subiendo todo el material digital que tengo, que es bastante.

Despedidas, adioses y hasta luegos

Ayer fue la cena oficial de despedida de los extranjeros que hemos compartido este semestre en Santiago. Extranjeros y chilenos allegados, claro. En total, en la cena fuimos unos 40-45, en el botellón posterior unos cuantos más, y en la discoteca, al principio entera para nosotros solos, y llena, muchos más sumando amigos, conocidos y amigos de amigos. Un gran colofón para poner fin a la gran etapa que hemos vivido aquí.

todos los de la cena

Personalmente, lo que más me jode es que he encontrado aquí gente increíble de verdad. Construyes una nueva vida, con tus buenos amigos -algunos sois muy grandes, de verdad-, para solo 5 meses, y ahora ciao y nos vemos algún otro día en algún otro sitio. Es una pena, pero así son las cosas. Tampoco soy nuevo en esto y sabía que iba a ocurrir desde el principio, así que no me puedo quejar. Más en el mundo cada vez más globalizado en el que vivimos, que igual a alguien que has conocido en Santiago de Chile te lo encuentras el año que viene en París o Shanghai, vete a saber.

previa

en el after

Pero quiero dejar constancia de que lo he pasado increíble aquí, y todo es gracias a la gente que he conocido y con quien he compartido esos momentos; sin ellos probablemente habría sido muy distinto. Y también me ha hecho crecer un poco más, por supuesto. Los intercambios estos no tienen precio. Así que gracias por todo chavales, y ya nos volveremos a ver en otro sitio. Ahora se pone fin a una etapa pero comienza otra. Hasta pronto.

Las Sevillanas de la Crisis

Tres años llevo ya de exilio feriante, lo peor sin duda del irme por ahí. Pero este está siendo el peor con diferencia gracias al puto Facebook: no puedo soportar tanta alusión al sagrado rebujito sin que me caiga un lagrimón por la mejilla.

Pero es igual, me viene la sonrisa de nuevo al ver las ocurrencias de los amigos. En especial, me he descojonado cuando he escuchado las sevillanas que se ha marcado mi amigo el Peluka de Triana con su grupo Trianeando, que ya traje por aquí una vez cuando se hicieron llamar Los Tobillos Flamencos. Parece ser que las Sevillanas de la Crisis se están haciendo famosas en el Real de la Feria y hasta a nivel nacional. No es para menos, es todo un artista este chaval (os recomiendo que le echéis un vistazo a la página del grupo), y para muestra, os dejo con la canción (la letra anda por aquí).