Internet trajo el apocalipsis

Sí, es cierto. Ahora no nos damos cuenta, pero internet ha acabado con nuestro mundo conocido. Y nosotros somos espectadores inconscientes de ese cambio.

Lo primero que se cargó internet fue el negocio musical. Hasta ese momento no pasaba nada, todo el mundo usaba internet más o menos sin ninguna traba, con el visto bueno de los de arriba. Pero llegó Napster, y con él la descarga masiva de música. En ese momento las discográficas se dieron cuenta de lo que eso podía significar para ellas, acostumbradas al dinero fácil con bisbalitos y demás. Hasta entonces habían manejado un negocio de tal modo que cuanta más promoción dieran a tal o cual artista, más iba a vender, y para ello tenían a su disposición todos los medios que se les ocurriera para conseguirlo. Compositores que hacían canciones como churros, todas iguales, asesores de imagen para adecuar la imagen del fulano de turno al público al que iba dirigido, y claro, control de los medios de comunicación. Habiendo medios de comunicación escasos es fácil controlar lo que quieres que llegue al público. Y las radiofórmulas hacían su negocio también. El disco que más sonaba era siempre el que más iba a vender, por no hablar de apariciones en televisión, revistas y magacines, etc. PERO llegó Napster, y pusieron toda su maquinaria legal a funcionar contra la amenaza, hasta que lo mataron. Sin embargo, eso no era el fin, empezaron a salir programas como él uno detrás de otro, y cada vez mejores y más difíciles de trincar por la vía legal. Esta fue la primera gran derrota de las multinacionales.

A partir de ahí han ido cayendo otros ámbitos uno tras otro. Ahora no solo la música, sino también el cine y la televisión. Esos mundillos también se están resintiendo por la fuerza de internet: los videoclubs están prácticamente acabados, y el cine de capa caída; mientras que la televisión, excepto algunos shows y directos (bendito fútbol para ellos), ya no tiene tanto tirón. ¿Quién sigue mirando la programación de la tv?. Ya no tienes que grabar la serie de turno, ni estar todos los martes a la misma hora delante de la tele. Si quieres ver una película o una serie te la buscas por internet y la ves cuando te dé la gana. Así de fácil.

Lo último son los blogs. Ya no tienes que trabajar en un periódico o una revista para que tu opinión llegue a la gente. Ya no son los grandes grupos de comunicación los que controlan las opiniones, de modo que hasta ahora existían 3 o 4 posturas más o menos oficiales y las demás no valían para nada. Ahora todo el mundo tiene voz; por supuesto son muchas más voces más pequeñitas, pero ahí están para el que quiera escucharlas. Son lo último, pero habrá más vueltas de tuerca, no me cabe la menor duda.

Consecuencias de estos cambios, muchísimas. Por ejemplo, en la música los grupos son más conocidos por el boca a boca a través de internet que por el apoyo de los medios, y muchas veces pasa también lo mismo con las películas. Ni la música ni el cine morirán, pero en cambio están tornándose en algo más sincero. Están volviendo a ser arte poco a poco. También han proliferado muchos sitios de opinión por internet, tanto periódicos y sitios de noticias como blogs personales. Ahora hay más diversidad, más libertad de opinión, aunque los periódicos y demás medios “físicos” seguirán siendo muy importantes. Pero es un cambio irreversible, y irá a más sin remedio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s