Un error màs en el camino

Antes era buena persona. No sé qué me ha cambiado, la verdad. Digo que ha sido el mundo, pero sinceramente pienso que ha sido más culpa mía. Creía que uno debía ser bueno, ayudar a la gente; lo necesitaban. Yo también quería que me ayudaran; quería que estuvieran ahí para mí; suponía que todos lo queremos, que ese sentimiento es común; pero qué va. Te aprecian más cuanto más pasas. No sabía que las cosas fáciles no tienen valor. Más pones de tu parte, más fácil lo pones, y más te desprecian. Al final he tenido que aprender que para que una cosa haga su efecto hay que dar una de cal y otra de arena; hay que ser malo para que lo aprecien cuando eres bueno; hay que pasar de alguien para que aprecie tu afecto. Todo en esta vida funciona así. Y a mí me ha costado mucho aprenderlo.

Por todo eso hace un tiempo que no doy un duro por nadie. Paso. Nadie merece la pena si no te lo demuestra antes. Y aún luego, no se puede dar todo. Las buenas intenciones solo sirven para que se rían en tu cara, y así me lo han demostrado… Aunque con algunos bajones, no me iba mal así, la verdad. Pero tú hiciste que cambiara eso. Dejé que lo cambiaras el tiempo justo para irnos a la mierda.

Contigo ha sido distinto casi desde el principio. Todo ocurrió demasiado pronto, demasiado rápido… demasiado precipitado. El primer día fue fácil: una chica más. Pero me desvié. Más bien, hiciste que me desviara. Comencé a confundirme al segundo día. ¿¿Por qué me dejé llevar??. Me equivoqué al tercero. Al cuarto fuiste tú: me descolocaste completamente. Y desde ahí, todo un cúmulo de despropósitos. Una equivocación que se hizo más y más grande. Comencé a perderte. Quise recuperarte. Solo servía para que te perdiera cada vez más. Te intentaba recuperar con más fuerza; cada vez más fuera de mi lugar. Pero no podía hacer nada. A cada intento te alejaba más. Pero ya se acabó.

Después de este tiempo hemos llegado a este punto en que no puedes hablar conmigo y yo no quiero ni verte. Un error que ha llevado a un absurdo. Es una lástima. Ahora podría ser distinto, muy distinto. Tanto tú como yo lo sabemos. Lo que ocurrió al principio podía haber perdurado. Sabes que soy el mismo que entonces; he sido todo el tiempo el mismo, aunque las circunstancias me hayan llevado fuera de mi lugar; aunque haya hecho cosas que no quería guiado por la impotencia; aunque me haya comportado como no soy; aunque ya no volvamos a hablar. Ahora ya da igual. Vuelvo a donde me corresponde. Aunque tenga que pasar de ti para ello, vuelvo a ser yo. Para todos menos para ti, claro.

Sé que soy un poco radical, pero así es como tiene que ser. Voy a seguir con mi vida y no te quiero en ella. Al menos no en este estado de las cosas. Aunque no quiero cerrar la puerta del todo. Eres demasiado especial para dejar que te vayas para siempre de mi vida. Pero me apena pensar que mucho tienen que cambiar las cosas para que alguno de los dos podamos cruzarla.

Ojalá lo hagan.

PD: todo esto lo he escrito bajo los efectos de una seria borrachera y completado con la mínima lucidez de la resaca; la verdad, no creo, y espero que no lo haga, que lo lea la destinataria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s