Una despedida como dios manda

El martes de la semana pasada fue mi ùltima noche en Bologna, y me despedì a lo grande: conquistando el Neptuno de Piazza Maggiore. Aquì la secuencia de fotos.

al asalto!

 

llegan los refuerzos

 

ya es nuestro!

 

ahora, a disfrutarlo!

 

se unen las chicas!

 

y por último, el laureato!

 

Dottooooooore, dottoooooore !!!

 

después de.. y foski todav�a pegado a la guitarra

 

adiós neptuno, adiós..

Esa fue la culminaciòn, pero la verdad es que la noche fue de lo màs completita. Coincidiò con la fiesta de laurea (esto es, de licenciatura) de Luca, con lo que nos reunimos todos allì para cogèrnosla por ùltima vez (y para la ocasiòn, nada mejor que un Brugal de importaciòn española, ¡con HIELO!). Nos despedimos tambièn de Santo Stefano (bendita plaza… cuànto tiempo habremos pasado allì) y de los pakis del Clandestino, el cual tomamos por asalto (y donde el Foski dio su ùltimo concierto del año, esta vez acompañado de guitarra) para tomarnos unos cuantos chupitos a destiempo, antes de que se nos ocurriera ir al Neptuno.

Total, una noche increìble. Ni planeado hubiera salido una despedida mejor.

Anuncios

Una respuesta a “Una despedida como dios manda

  1. hola! yo tambien fui erasmus en Bologna. Gracias por hacerme recordar. Si sientes nostalgia de Bologna en algún momento podremos compartirla.

    Tatiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s