La paradoja de la mujer

“Si le gustas a una mujer, estará deseando que se la metas… mientras no note que se la quieres meter”

Yo mismo, teórico a ratos

Anuncios

Se fue Puerta

Es un día triste: Puerta ha muerto definitivamente. Es más triste cuanto más se piensa en la situación del chaval, en que era un buen chaval de 22 años que se ganaba la vida jugando al fútbol en el equipo de su vida; y además iba a tener una niña en breve. Son cosas que uno no piensa que le pueda a pasar a nadie así, que además no solo juega en un equipo ganador al máximo nivel, sino que es de los mejores… y va y le ocurre jugando al fútbol. Son cosas que no deberían pasar nunca.

adiós, Antonio

Antonio, todos lo sentimos desde aquí.

Solo dos almas perdidas

Cómo desearía, cómo desearía que estuvieras aquí.
Somos solo dos almas perdidas, nadando en una pecera,
año tras año.
Corriendo sobre el mismo viejo suelo.
¿Qué hemos encontrado?
Los mismos viejos miedos.
Ojalá estuvieras aquí.

Wish you were here
Wish You Were Here, Pink Floyd

Una de vergüenza ajena

Aquí os dejo el opening italiano de Naruto, lamentable como pocos. A mí, cada vez que lo veía, me daba verdadera vergüenza ajena.

Lo que yo no entiendo es esa dichosa manía de rehacer los openings de los animes cuando llegan a cualquier país europeo. Los japoneses son bastante mejores, con animaciones hechas expresamente para tal fin; y mientras, aquí por norma general hacen un cutre-montaje de imágenes de la serie con una musiquilla patética de fondo. Basta comparar lo de ahí arriba con uno de los originales (que eso es otra, en Japón hacen uno nuevo cada 20-25 capítulos, y aquí… ¡JA!). Y la pregunta es… ¿Por qué esto pasa solo con las series japonesas y no con las americanas, por ejemplo?.

El genio de Pixar

Es increíble. Se superan con cada película. Empezaron con Toy Story, pero lo que no sabíamos es que sería la primera de una serie de genialidades. Con alguna pequeña excepción que no ha llegado a los estándares que nos tiene acostumbrados Pixar (como Bichos, que sin ser una mala película, no llega al altísimo listón impuesto por las demás), la mayoría de sus creaciones son geniales de principio a fin. Guiones pulidísimos, animaciones cada vez más perfectas (me viene a la mente el agua de Buscando a Nemo) y una dirección muy buena y que aprovecha al máximo las posibilidades de la animación es lo que nos han regalado hasta ahora en todas y cada una de sus pelis.

Pero lo que las hace sencillamente geniales son los detalles y la ironía con los que llenan cada una de sus películas, que va desde el buen gusto en el diseño de los personajes, caracterizados y humanizados con muchísimo ingenio (basta recordar el fan traumatizado que se convierte en megavillano en Los Increíbles o el Porsche Carrera de Cars para representar a la típica urbanita que se va al campo cansada de la vida snob de la ciudad) al grandísimo trabajo de documentación que hacen para ambientar cada escena (fijaos cuando veáis Ratatouille en la fidelidad con la que retratan el trabajo en una cocina de un restaurante, incluyendo los pinches, los fogones, los cacharros que utilizan, los ingredientes, los…), que las hacen casi más para adultos que para niños, que no saben apreciarlos. En Monstruos S.A. me quedé impresionado al ver la temática que habían utilizado para una película infantil: era la típica historia de ternura y amistad de Disney ambientada en medio de una verdadera parodia-crítica del mundo capitalista y empresarial por un lado, y de la sociedad en general por otro. Quizá sea la más adulta de sus películas, y posiblemente por eso, una de las que menos éxito tuvo.

los monstruos se asustaban de los niños sin ningún motivo en realidad

Pues hoy he visto Ratatouille, la última joya del estudio: he disfrutado como un niño chico. Solo el planteamiento, el de una rata con gusto delicatessen, es genial; y en el momento en que te la ves toda flipada por primera vez delante de una olla echándole sus especias y sus cosillas yo no me lo creía. A todo eso luego hay que sumarle una animación impecable, una ambientación en París buenísima, y los clásicos momentos de acción y risas made in Pixar, que no voy a desvelar para no reventárosla, que hacen la película completa.

Una rata haciéndose un crepe para desayunar... un delicioso absurdo

En fin, otra genial y divertidísima película de la mano de Pixar. Una más para la lista.

Un año de erasmus

Habiendo pasado todo el año ahora puedo valorar lo que es el erasmus. El erasmus es una experiencia única. Desde el principio vienes con esa idea, porque es lo que te ha dicho todo el mundo que lo ha hecho… pero de eso sólo te das cuenta realmente al final. Al principio, durante los primeros meses, te defrauda en parte, porque no ves la incredibilidad por ninguna parte. Conoces un montón de gente, vas viajando de vez en cuando, cuando puedes, y te pegas muchas fiestas… pero no termina de llenar. Bueno, siempre están los típicos personajes (españoles casi siempre, que somos muy dados a eso), cuyo único fin e interés en el erasmus es pegarse cuanta más fiesta mejor, pero no es la norma general. El caso es que conoces a un puñado de gente, pero todo de golpe, y se van formando grupitos más por azar que por otra cosa. De ahí al final es todo un proceso en el que uno aprende un montón de cosas y en el que al final te das cuenta que la amistad que faltaba al principio llega sola con el simple paso del tiempo y la evolución de cada uno.

al final en las fiestas en casa estaban sobre todo los q ten�an q estar

Quizá ese sea el sentido en el que más maduras, porque aprendes a ser tú mismo por encima de todas las cosas. Pero por lo demás también es un año en el que creces en todos los sentidos: te abre la mente por el simple hecho de convivir a diario con otra cultura con unos usos distintos a los tuyos y con otro idioma, pero también con las culturas de los otros erasmus, que vienen de países completamente distintos; también conoces el otro país en el sentido más general, con su historia paralela a la del tuyo propio, su sentimiento con respecto a otros lugares, su manera de ver las cosas, como la política, sus lenguas y cómo afectan a la vida diaria, la relación entre unas regiones y otras… parecido a lo que ya conoces pero también distinto. En definitiva, aprendes a vivir en un sitio con una manera de hacer y de ver las cosas distinta a lo que te han enseñado, con lo cual solo de inicio ya tienes que eliminar unos cuantos prejuicios. Y a partir de ahí, contrastarás y conocerás cosas que se hacen mucho mejor que en tu país, y otras que se hacen mucho peor, y cuanto más te integres en la nueva sociedad más participarás de ellas.

...como la sana costumbre italiana de hacer street parades

En cuanto a la universidad, es otro rollo. No es un año perdido como se dice, porque vas a sacarte un puñado de asignaturas; pero la verdad es que aprender, no vas a aprender mucho (esto siempre dependiendo de la universidad y de la facultad, que te regalarán más o menos asignaturas), e ir a clase, menos todavía. Todo para que te dediques de pleno a todo lo demás. ¿Qué más se puede pedir?.

Después de todo este rollo, me pregunto, ¿por qué exactamente es un año increíble?. Es algo que sólo puedes responder al final: es porque miras atrás y ves todo lo que has vivido en este año, tantísimas experiencias nuevas, y ves cómo te han hecho crecer; porque te ves a ti mismo al principio del año y ahora y la diferencia es abismal. Así que, para los erasmus de este año, les deseo lo mejor, que un servidor os tiene muchísima envidia.

Tengo un nuevo amigo

Aquí está el chico.

Ander, mi última y más deseada adquisición

Siguiendo la tradición le he puesto nombre: se llama Ander. Un nombre vasco para mi pequeñín sevillano. Es que desde el mismo momento en que lo ví, le ví cara de Ander, por muy extraño que parezca. Me faltaba un ordenador en condiciones desde hace tiempo; pero ahora, con él, ya estoy completo.