El genio de Pixar

Es increíble. Se superan con cada película. Empezaron con Toy Story, pero lo que no sabíamos es que sería la primera de una serie de genialidades. Con alguna pequeña excepción que no ha llegado a los estándares que nos tiene acostumbrados Pixar (como Bichos, que sin ser una mala película, no llega al altísimo listón impuesto por las demás), la mayoría de sus creaciones son geniales de principio a fin. Guiones pulidísimos, animaciones cada vez más perfectas (me viene a la mente el agua de Buscando a Nemo) y una dirección muy buena y que aprovecha al máximo las posibilidades de la animación es lo que nos han regalado hasta ahora en todas y cada una de sus pelis.

Pero lo que las hace sencillamente geniales son los detalles y la ironía con los que llenan cada una de sus películas, que va desde el buen gusto en el diseño de los personajes, caracterizados y humanizados con muchísimo ingenio (basta recordar el fan traumatizado que se convierte en megavillano en Los Increíbles o el Porsche Carrera de Cars para representar a la típica urbanita que se va al campo cansada de la vida snob de la ciudad) al grandísimo trabajo de documentación que hacen para ambientar cada escena (fijaos cuando veáis Ratatouille en la fidelidad con la que retratan el trabajo en una cocina de un restaurante, incluyendo los pinches, los fogones, los cacharros que utilizan, los ingredientes, los…), que las hacen casi más para adultos que para niños, que no saben apreciarlos. En Monstruos S.A. me quedé impresionado al ver la temática que habían utilizado para una película infantil: era la típica historia de ternura y amistad de Disney ambientada en medio de una verdadera parodia-crítica del mundo capitalista y empresarial por un lado, y de la sociedad en general por otro. Quizá sea la más adulta de sus películas, y posiblemente por eso, una de las que menos éxito tuvo.

los monstruos se asustaban de los niños sin ningún motivo en realidad

Pues hoy he visto Ratatouille, la última joya del estudio: he disfrutado como un niño chico. Solo el planteamiento, el de una rata con gusto delicatessen, es genial; y en el momento en que te la ves toda flipada por primera vez delante de una olla echándole sus especias y sus cosillas yo no me lo creía. A todo eso luego hay que sumarle una animación impecable, una ambientación en París buenísima, y los clásicos momentos de acción y risas made in Pixar, que no voy a desvelar para no reventárosla, que hacen la película completa.

Una rata haciéndose un crepe para desayunar... un delicioso absurdo

En fin, otra genial y divertidísima película de la mano de Pixar. Una más para la lista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s