Gran concierto de Héroes en Sevilla

Qué puedo decir. No soy fan de ningún grupo como de este. Para mí fue como un sueño hecho realidad cuando anunciaron que volvían de gira. Para mí y seguramente para tantísimos otros que llenamos el estadio de la Cartuja el día 20; igual que para los que hicieron lo propio en Zaragoza y los que harán lo mismo en Valencia.

esto era como media hora antes de q empezara

El concierto en sí fue impresionante. 70000 gargantas cantando a la vez que Bunbury todos y cada uno de los temas, desde los más clásicos hasta alguno por sorpresa (aunque los hijos de puta se dejaron Flor de Loto, Hechizo, Parasiempre… pero bueno, se les perdona), durante más de dos horas.

en medio de un mar de almas

Mar de gente

En fin, otra muestra de que este posiblemente sea el grupo español más mítico hasta la fecha. Este reencuentro en 2007 solo ha servido para confirmarlo. Esperemos que les dé por sacar otro disco (que si son un poco listos, aparcarán sus diferencias y lo harán) que haga más grande aún su nombre y el disfrute de sus fans.

Anuncios

Enhorabuenas a Ferrari

Quién lo iba a decir hace un mes, al final ganó Ferrari. La verdad es que yo, encantado. El sentir general era que lo importante es que no ganara Hamilton. La chulería del niñato todo el año ha hecho que todos aquí le tengamos más coraje a él que cariño a Alonso. Es más, el sentimiento que tengo hacia mi segunda patria hace que me alegrara tanto de que ganara Ferrari como lo hubiera hecho si hubiera ganado Alonso. En lo que respecta a Alonso, de hecho, me alegro más de que no lo haya ganado que si lo hubiera hecho. No porque me caiga mal, que no lo hace tanto aunque su soberbia el año pasado le perdiera; más bien es porque ha recibido tal lección de humildad este año que a mí me da la sensación de que su discurso ha cambiado en buena medida de tono.

Tanti complimenti alla Ferrari

Ahora falta por ver qué hace el chico este año. La única opción que parece viable es Renault, que si vuelven con ella Alonso y los patrocinadores que traería él mismo volvería a luchar por estar arriba; aunque no creo que ganar, ganara mucho, pero al menos darían un poco de guerra. El caso es que pronto veremos qué pasa.

Nunca una llama permanece encendida

Nunca una llama permanece encendida
Nunca aguanté su calor
Nunca más, nunca más de un día
Nunca soporté ser un alma invadida
Hasta que ví frente a mí por quien yo moriría

Flor de loto
El Espíritu del Vino, Héroes del Silencio

Más perdío que el barco del arroz

Así es como estoy últimamente. No es que pase del blog ni nada por el estilo, pero es que todavía no tengo internet en casa. Entre eso y que estoy más liado que el copón, he tenido que aparcarlo temporalmente a pesar mío. De todos modos tengo varias entradas y algún que otro proyecto pendiente para cuando pueda dedicarme a ello, solo me queda ponerme y desarrollarlos un poco. Todo llegará.

Mientras, voy a declarar esta semana la Semana Internacional de la República de mi Casa de Héroes del Silencio, en honor al concierto de este sábado. Al final lo de Zaragoza se torció ligeramente y conseguí cambiar mi entrada por una para el de aquí de Sevilla. Quería haber ido al de allá arriba por eso del feeling y de las fiestas del Pilar, pero al final he preferido quedarme y verlo con amigos, que también tiene su cosilla :P. Así que bueno, espero que de aquí a un par de semanas máximo tenga internet en casa y pueda dedicarme a esto un poco más. Hasta entonces, pasadlo bien.

Un paso importante

Unos antes y otros después tenemos que dar ese paso, el de independizarse. Normalmente lo retrasamos todo lo que podemos: es una putada tener que pagarse el cobijo, la manutención, la limpieza… mientras puedas evitar hacerlo. Pero cuando no queda más remedio uno tiene que levantar el vuelo. Para mí era un paso que sabía que tenía que dar; no me pregunté ni porqué ni miré las consecuencias de ese paso: simplemente sabía que era la evolución natural que debía seguir mi vida. Porque eso de cuando uno no tiene más remedio es relativo: para unos es cuando ya tiene pasta ahorrada de sobra y su madre les echa, y para otros es cuando la situación en casa es insostenible, como es mi caso. Situación que ha empeorado al volver después de estar un año entero a mi aire sin dar explicaciones a nadie.

El caso es que llevamos unos días de lo que viene a ser acondicionar para la vida una casa vacía: que si pintando, que si duchándonos con agua fría (menos mal que todavía no es invierno), que si montones de cosas por los rincones, que si no funciona el porterillo, que si ¿qué coño le pasa ahora a la vitrocerámica?… Vamos, lo normal. Lo malo es que mientras no esté la casa en condiciones uno no puede hacer vida normal: me parece que lo de ir a la clase lo voy a dejar para un poco más adelante. Un poco después de cuando hagamos la fiesta de inauguración, claro.