Un paso importante

Unos antes y otros después tenemos que dar ese paso, el de independizarse. Normalmente lo retrasamos todo lo que podemos: es una putada tener que pagarse el cobijo, la manutención, la limpieza… mientras puedas evitar hacerlo. Pero cuando no queda más remedio uno tiene que levantar el vuelo. Para mí era un paso que sabía que tenía que dar; no me pregunté ni porqué ni miré las consecuencias de ese paso: simplemente sabía que era la evolución natural que debía seguir mi vida. Porque eso de cuando uno no tiene más remedio es relativo: para unos es cuando ya tiene pasta ahorrada de sobra y su madre les echa, y para otros es cuando la situación en casa es insostenible, como es mi caso. Situación que ha empeorado al volver después de estar un año entero a mi aire sin dar explicaciones a nadie.

El caso es que llevamos unos días de lo que viene a ser acondicionar para la vida una casa vacía: que si pintando, que si duchándonos con agua fría (menos mal que todavía no es invierno), que si montones de cosas por los rincones, que si no funciona el porterillo, que si ¿qué coño le pasa ahora a la vitrocerámica?… Vamos, lo normal. Lo malo es que mientras no esté la casa en condiciones uno no puede hacer vida normal: me parece que lo de ir a la clase lo voy a dejar para un poco más adelante. Un poco después de cuando hagamos la fiesta de inauguración, claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s