Renacido

El otro día pasó mi vida entera por delante de mis ojos. Parece muy típico decir esta expresión, pero es completamente cierta. Duró un segundo, en el que te pasan tantos pensamientos por la cabeza, que pareció una eternidad. Fue un segundo muy parecido a aquel primer segundo que vives la primera vez que te tiras en paracaídas, solo que sin esa certeza de que no va a pasar nada; esta vez en cambio fui consciente de que el siguiente instante era completamente incierto para mí.

Pues sí, ese instante en que me embistió el coche fue una eternidad, pero en cuanto caí al suelo y me sentí perfectamente pegué un bote y me empecé a cagar en los muertos de la putísima madre del hijo de puta que se saltó el semáforo cuando los que lo tenían verde éramos yo y mi bicicleta. Tuve mucha mucha suerte, porque la piña fue de película; pero yo me levanté tal cual, solo con alguna pequeña brecha y algunos rasguños menores. Nada roto, por suerte; aunque podría haber sido incluso mucho peor. Por eso, aunque ahora en frío tengo la espalda bastante jodida por unos días, no puedo más que sentirme feliz de poder estar aquí escribiendo esto.

Anuncios

7 Respuestas a “Renacido

  1. Pues todavía estoy en proceso. No sé si lo denunciaré, llegaremos a un acuerdo, o qué. Para septiembre tengo cita en el juzgado, hasta entonces a ver q pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s