Conversación entre profesionales

El otro día viendo una peli fui testigo de una gran y sórdida conversación que me hizo soltar una gran carcajada. Los individuos responsables son dos médicos anónimos en Mad Max: su diagnóstico no tiene mucho que ver con los que sueltan el Dr. House y su equipo en cada capítulo. Y es que cuando no hay presupuesto, se nota.

[después de inspeccionar al herido]

– ¿Qué te parece?

Yo soy médico, no adivino. ¿Este caso es tuyo?

– Sí, claro.

– ¿Muchas complicaciones…?

– Múltiples traumas. Bazo, hígado, pulmones, costillas, lado izquierdo del fémur, riñones…

Parece una lista de la compra. ¿Se puede salvar?

– Sí, anoche recobró sus constantes vitales.

– ¿Tiene familia?

– El marido.

[enfermera] Perdieron al niño, murió al llegar.

– Dígale que se va a curar pronto, y que no se preocupe. Si lo desea hablaré con él.

[aparece Mel Gibson escuchándolo todo]

[enfermera] No creo que desee hablar con nadie. Ha estado ahí todo el día como una estatua.

Un par de médicos bastante malos
Mad Max

Vamos, yo soy Mel Gibson, y en vez de irme corriendo a matar malos lo que hago es cargarme al hijo de puta de la lista de la compra de momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s