Indignado como nunca

Lo de ayer no tenía nombre. Pocas veces me he sentido tan indignado en esta ciudad que es Sevilla como en la pasada noche. Porque resulta que en el ansia del Sr. Monteseirín por hacer de su ciudad un sitio habitabilísimo para la gente de bien, ayer nos encontramos con que los bares de la Alameda empezaron a cerrar a la ¡¡1 de la madrugada!!. La Alameda de Sevilla, último refugio de la gente mínimamente inquieta de esta ciudad, guarida de los que reniegan de la juventud aspirante a señorito mayoritaria por estos lares, en la que se premia el catetismo y el conformismo; esa misma que podría decirse que es el lugar donde se concentra la movida juvenil más alternativa, y quizá por eso sea un especie de referencia de inquietud cultural en la ciudad. Pues ahí, ahora, nos cierran los bares a la 1. En Sevilla, donde salimos de casa para disfrutar de la noche a las 12 de la madrugada. Para mí es un verdadero escándalo.

Y es que el señor alcalde Monteseirín se ha empeñado en que su ciudad tiene que competir en habitabilidad con sus vecinas del norte de Europa, sin caer en la cuenta que aquí la gente hace vida en la calle porque el clima nos lo permite y casi nos obliga. Sí, tenemos que convivir todos en el mismo sitio, pero la ciudad es tanto de los que quieren pasarse un viernes por la noche durmiendo como de los que quieren disfrutarlo bebiendo y juntándose en la calle, conociendo gente y encontrándose por ahí. Porque si me cierras los bares, señor mío, estás quitándole el aire a la juventud, que es el motor del cambio y del dinamismo de una ciudad, la semilla de la innovación social y cultural. Pero claro, este señor prefiere darle la razón a los que duermen, prefiere la ciudad dormida que ha sido Sevilla en los últimos siglos que permitir que despierte y se active un poquito, vaya a ser que se vuelva más difícil de manejar. Prefiere prolongar el letargo de una juventud cateta y capillita antes que dejar que adquiera un mínimo de iniciativa, que esas cosas se contagian y no sientan bien.

Y el problema no viene del ruido o la suciedad del botellón o la movida. Porque si le declaras la guerra al botellón no vas a evitar que se siga haciendo, en esta ciudad nuestra, lo único que estás consiguiendo es desplazarlo y difuminarlo, como viene pasando en estos últimos años. Tampoco vas a acabar con las ganas de salir, divertirse y pasarlo bien de los jóvenes porque cierres los bares. Lo único que vas a conseguir así es cargarte tu ciudad, dejar que siga siendo el culo de España, un cascarón muy bonito sin alma dentro, aniquilado por el inmovilismo social que la caracteriza.

El problema es que en vez de preocuparte por dar cabida a todos, te decantas por unos dejando de lado los demás, que son tan ciudadanos como los primeros. El verdadero problema, en definitiva, es querer imponernos tu idea de cómo debe ser nuestra ciudad, por muy equivocada que esté.

Mucha policia

3 coches de policía ayer a la "indecente" hora de las 2 de la madrugada... y mientras, q no se te ocurra darte una vuelta por algún q otro barrio de Sevilla, q policía vas a encontrar más bien pocos

ACTUALIZACIÓN: un poco más del tema.

Anuncios

7 Respuestas a “Indignado como nunca

  1. Vaya, la verdad es que eso de divertirse molestando a los demás, mola.¿A que si? No hay que beber , ni molestar a los demás para ser “alternativo”.Siempre me he movido por todos los barrios de Sevilla de noche y nunca he tenido ningún problema.Eso sí, no he ido molestando a nadie.

  2. Pues sí, la verdad. Recuerdo q una de mis mayores diversiones de peqeño era tirarle globos de agua a la gente q pasaba, especialmente a los pedantes q pasaban con esos aires de superioridad y tono moralizante divisable a leguas.

    Y bueno, a mí sí, a mí me molesta q alguien se qede durmiendo en su casa un viernes por la noche, pq con sus qejas y lamentos no me deja a mí salir y darme una vuelta y pretende hacerme parecer un delincuente, cuando no hago nada malo. Qién tiene más derecho a vivir en su ciudad, él o yo?

  3. Nooo de verdaaaad!? O mio dio!! Non ci posso credere!!! Dovete comunque continuare a fare fiesta por la calle anche se la polizia viene, come a piazza verdi in fine conti…Que injusticia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s