El fin

Esto es el fin
Querido amigo
Esto es el fin
Mi único amigo, el fin.

Duele liberarte
Pero tú nunca me seguirás
El final de las risas y las pequeñas mentiras
El final de las noches donde intentábamos morir.

Esto es el fin

The End
The Doors, The Doors

La máquina de matar misógina

El otro día me ví una de esas películas frikis que te dejan un gran recuerdo. Se trataba de The Killing Machine, de Sonny Chiba (el nombre ya lo dice todo). Fue a través de un artículo de Viruete.com que me dio ganas de verla (porque yo disfruto mucho con estas frikadas; de hecho, cuando la ví fue un descojone continuo), al que llegué a través de los más vicisitúdicos y su inagotable sabiduría sobre el cine más educativo. Bueno, el caso, volviendo al tema, es que la película es la polla. Para empezar el tal Sonny Chiba es algo así como el Chuck Norris japonés.

Mirada asesinadora al instante

Con eso ya os he explicado bastante de la peli. El resto lo conoceréis si os leeis el artículo que os he mencionado antes (aún sabiendo que os va a espoilear la peli entera; pero eso es tan fácil como decir: muchas hostias y pocas palabras… ya no tiene más historia). El tío este lo arregla todo con una mirada asesina y una buena paliza. Además, en él también mencionan las dos mejores escenas, en las que las carcajadas que solté se tuvieron que oír hasta en la casa de al lado: la del perro y la del alumno borracho.

Pero aparte de ellas, hay otro par de momentos de esos que se te abren las orejas de par en par y te quedas con cara de No es posible que haya dicho lo que creo que acabo de escuchar, a la vez que te empiezas a descojonar de la mente enferma a la que se le ha podido ocurrir eso. Son en concreto estas dos conversaciones

En la primera, está Sonny discutiendo con una chica porque se le insinuó para darle las gracias por haberla salvado, pero este la rechaza, a lo que sigue contándole las penurias que pasó para volver de China a Japón, cómo los soldados rusos la violaron, lo mal que se siente…

¡¡¡ESTÚPIDA!!! Estúpida… Has seguido limpia, a pesar de los malos momentos que vivimos. ¿¿Qué crees que pensaría tu hermano si te viera??

Limpia yo… ¡¿Cómo puedes decir eso?! No estoy limpia… ¡No estoy limpia! ¡¡Los soldados rusos me violaron!! Me trataron mucho peor que a un animal… Una prostituta, ¡eso es lo que soy!

Olvídalo todo, ¡olvídalo! Te ha mordido el perro de la rabia. Pero escúchame. Eso no te cambiará, ¡estás limpia!, estás limpia. Tengo… un trabajo para ti. Hasta una mujer puede hacerlo. Te ayudará. Hará que olvides el pasado.

Sonny Chiba, Doshin So

Todo esto con esa musiquita de fondo que ponen para realzar la nobleza del héroe y lo bueno que es, lo que da una situación tan ridícula que te tienes que partir.

perra!! golfa!! viciosa!!!!

En la segunda, el personaje de Sonny Chiba está hablando con el hermano de la chavala de antes, y con todos sus amigos huérfanos, de no más de 11 años el mayor, contándole cómo tiene que proteger a su hermana, de unos18-20 añetes bastante bien echados, la verdad.

y si se porta mal, dadle una paliza como hago yo!

– Kimyo. Escucha. Escuchadme bien. Todos tus amigos son huérfanos. No tienen nadie más en el mundo. Tú tienes a tu hermana. Pero es una mujer. Así que tienes que ser valiente y cuidarla muy bien. (…)

Sonny Chiba, Doshin So

Y todo esto, como antes, acompañado de esa musiquita heroica, épica, casi moralista, que potencia la bondad y sabiduría de las palabras del protagonista, mientras todos los chavales le miran fijamenten y asienten a todo lo que dice.

Bueno, en definitiva, yo eché un muy buen rato, estas cosas hay que disfrutarlas no tomándoselas muy en serio, y tienes tu ratito de diversión asegurada (¡más que con las pelis de comedia ‘oficiales’, oye!).

EBE’08: impresiones y reflexiones

Bueno, una vez ha acabado el tema uno ya puede tener algunas conclusiones. En general puedo decir que me ha gustado el ambiente y el contenido del Evento, aunque algunas de las charlas y mesas que he visto (que no han sido todas) han sido bastante descafeinadas; también ha habido otras muy interesantes: el final del Evento ha sido lo mejor, con la charla de Luis Suárez sobre la tecnología 2.0 en la empresa y la clausura de Casciari, que es un verdadero crack, cosa que ha quedado demostrada una vez más.

Yo voy a hacer una lectura tirando a personal, pero en Microsiervos han hecho un resumen algo más exhaustivo del evento para el que le interese:

Bueno, como ya he dicho, lo mejor del fin de semana me ha parecido la charla de Luis Suárez. Ha sido una buena explicación de cómo aplicar las herramientas online y la tecnología 2.0 a las empresas para hacer el trabajo de las personas mucho más lógico y productivo. Muy buen discurso en general, la verdad. En cuanto a las mesas redondas que presencié, la de El estado de la Blogosfera fue una mierda, con la tal Marta Pastor fuera de lugar, Zifra no aportando absolutamente nada cuando hablaba, y en donde el único que decía algo medio coherente era Ricardo Galli; la de Internet en época de crisis no estuvo mal; y la que trataba de los Formatos de la publicidad fue relativamente interesante. La pena es que no pudiese ir el sábado por la mañana, por la inevitable resaca.

La decepción fue el Beers & Blogs, donde me hubiera gustado conocer a alguien y tal, pero que estando allí lo que había eran muchos grupúsculos más o menos cerrados donde o os conociais de antemano vía internet o lo que fuera, o era realmente difícil establecer conversación con nadie. Lo que sí había era auténtica hambruna entre los presentes.

Reflexión final

Por lo demás, a mí me ha aportado bastante asistir. Bueno, yo he sido un mal llamado bloguero (han quedado en el susodicho evento en que dicha palabra no significa nada) anónimo más, nadie entre mucha gente muy conocida en este mundillo de internet; pero gracias a esto he tomado un poco consciencia del papel impulsador que tenemos cada uno, por pequeño que sea, en esto del desarrollo, no de la blogosfera, sino de la sociedad a través de los medios que nos proporciona internet. Son los blogs algo que ha surgido de simples inquietudes de personas anónimas como yo, sin más ánimo que el de compartir conocimientos, impresiones e ideas. Iniciativas sinceras en sí mismas que han ido cambiando el entorno casi sin quererlo, que han aportado mucho más valor del que estábamos acostumbrados en medios tradicionales, precisamente por esa motivación esencialmente limpia.

Dentro de esta idea, es bueno comprobar cómo ha habido gente que ha apostado por estos medios desde el inicio, abriendo camino a los demás, los que podríamos decir que han sido la avanzadilla de un movimiento de cambio social a través de la tecnología. En eso radica el valor de los blogs: cambio de la sociedad a través de las nuevas tecnologías. A nadie se le escapa a estas alturas que la repercusión que tienen los blogs hoy día es mucha, haciendo sombra incluso en determinados momentos a los medios más tradicionales. Los blogs son más que nada un medio, cuyo éxito ha dependido del buen uso o no que se le ha dado; y es precisamente aquí donde han triunfado: haciéndolo fácil y accesible para todo el mundo, que buenos o malos blogueros, lo más determinante ha sido su buena voluntad al hacerlo. Por todo ello, me ha parecido muy interesante ir a un sitio donde se ha hecho una especie de piña, donde se han puesto sobre la mesa todas las inquietudes comunes a un sector tan importante como este; importante por ser aquellos que más iniciativa han demostrado en la conjugación de las nuevas tecnologías con el mundo en que vivimos, que es lo que va cambiándolo poco a poco.

Y esta misma iniciativa es, en definitiva, lo más importante a la hora de hacer avanzar a una sociedad. Da igual que uno se equivoque, lo importante es que no se tenga miedo a explorar los nuevos caminos: perder la idea de que lo más seguro es lo mejor, de que sin investigar y equivocarse las cosas van a mejorar. Y eso es algo que nos atañe a todos, de los que cuantos más seamos los que aportamos nuestro granito de arena en este sentido, más rápido será este cambio, este avance social que tanto anhelamos.

Evento Blog España ’08

Yo voy a Evento Blog España

Pues sí, por allí andaré este fin de semana. No es que me sienta especialmente implicado con la blogosfera, pero ha tenido bastante que ver el hecho de que lo hayan organizado a 500 m de mi casa. Así que, si alguno de los que lee este blog, que no creo que sean muchos, va a estar por aquí este finde, que avise y nos pegamos una buena charla con una Cruzcampo por delante.

El dinero y la bondad

“Mire Señor Bernstein. Si no hubiese sido tan rico, hubiera llegado a ser un gran hombre.”

Orson Welles, Charles Foster Kane
Ciudadano Kane

Obras públicas caseras

Y mira que pensaba que habíamos avanzado un poquito, que Spain ya no era tan different. Pero no, seguimos siendo un poco especiales: nosotros inventamos la economía de medios (o sea, el hacer cuanto menos, mejor). Una obra de ingeniería que ya quisieran los romanos con 3 tiras de plástico.

voilà, ya no se cae

pa qué queremos ingenieros si tenemos cinta de plástico

De la crisis y el clamor popular por venganza

Por lo que he visto por ahí la gente anda un poco perdida con esto de la crisis. En general, no se sabe muy bien ni de dónde viene ni qué pasa exactamente ni por qué estamos así, pero todos andamos igualmente con la mosca detrás de la oreja. Yo no soy ningún experto, pero de algo me entero, ya que he estudiado relacionado con esto.

Primero, hay que diferenciar la crisis mundial de la española. Son distintas, aunque se hayan juntado en el tiempo y se acaben relacionando. La crisis que se está dando en todo el mundo es financiera, o sea, de los bancos, de las fuentes de financiación. La nuestra es sobre todo económica, de la actividad productiva propiamente dicha, debido a que hemos agotado nuestro modelo de crecimiento de los últimos años. A la vez se está juntando con un encarecimiento brutal de los precios por la crisis energética (debido en parte a su vez a que ciertas personas la han estado utilizando como fuente de generación de dinero: también se les llama especuladores). Y bueno, todo esto a la vez ha dado esta crisis del copón.

El antecedente más claro, al que apunta todo el mundo, es el del Crack del 29. No sé qué pasó exactamente (para eso leer la Wikipedia), pero básicamente fue un poco lo que ha pasado ahora: hubo un período de buenas perspectivas durante tan largo tiempo que el valor de las acciones se fue inflando poco a poco por encima de su valor real, por efecto de las especulaciones, hasta que no se pudo sostener y pinchó. Al final estalló la burbuja, o sea, había tanta gente queriendo vender sus acciones, a un precio tan exageradamente alto, que no encontraban comprador y los precios empezaron a caer. Y cayeron, tanto que esta vez lo hicieron muy por debajo de su verdadero valor. Hubo mucha gente y empresas que perdieron mucho dinero, estos no podían pagar sus deudas, los acreedores tampoco ya que no cobraban, y así hasta quebrar los bancos, que tampoco podían pagar sus propias obligaciones de pago. Los ciudadanos que tenían dinero en ellos se encontraron de repente con que no tenían nada; así que los demás fueron corriendo a sus bancos para sacar su dinero y no encontrarse en la misma situación, colapsándolo todo. Total, que gente que antes era rica de repente no tenía nada. El sistema se fue al carajo.

¿Está pasando lo mismo aquí? Pues no lo sé. En realidad no se sabrá de qué magnitud es esta crisis hasta que se haya pasado, pero si no es peor que la del 29 será la segunda peor. Esta vez la cosa ha sido que con todo esto de la subida de precios por el combustible muchos se han encontrado con que no podían pagar sus deudas (estos años ha habido un elevadísimo nivel de endeudamiento: créditos, hipotecas…), y ha sido el punto de inicio de la cadena. Precisamente en el mercado hipotecario de EEUU, con sus propias particularidades. La cuestión ha sido más o menos así: si un tío mete en un banco 100 €, este banco los reinvierte. Si resulta ahora que ese banco los ha reinvertido alegremente (las perspectivas de la economía eran buenas, de seguir creciendo) en malos activos (llámalos hipotecas subprime o como quieras, activos financieros con alto riesgo de impago: o sea, dándole la hipoteca a un tío sin mucha seguridad de que te la vaya a devolver, pero cobrándole intereses más altos por ello), pues esos activos no valen lo que se suponía que valían porque no se están devolviendo, y a lo mejor, el banco, en vez de tener esos 100 €, ahora tiene 50: el riesgo ha jugado su papel aquí. Por lo tanto, ese dinero se ha volatilizado por las buenas. Y ahora ve y dile al que al principio te metió los 100 € que ahora no los tienes. Pues eso es un poco a grandes rasgos. Por eso, decir que la crisis que se la paguen ellos queda muy bonito y tal, pero no deja de ser mero populismo. Todos los que dicen eso me parece que no se han parado a pensar que lo que está en juego son en primer lugar sus propios ahorros. Y un banco, antes que pagar todo lo que se supone que tiene en sus cuentas (que no lo tiene realmente, ya sabemos cómo funcionan los bancos; y menos ahora, que lo han invertido en activos que les han hecho perder miles de millones, y esto a su vez ha hecho que sus acciones valgan mucho menos), se declararía insolvente o en bancarrota y dejaría a todo el mundo sin un duro. Eso es lo que ha pasado en Islandia, donde los bancos eran los principales generadores de riqueza.

Por eso, primero que se nacionalicen los bancos para asegurar los ahorros de todos, y luego que se escarmiente a quien se tenga que escarmentar. Pero no al revés porque habría otro crack del sistema financiero y acabaríamos la mayoría en la miseria más absoluta. Aunque de momento el pánico y la quiebra de los bancos se están evitando gracias a las nacionalizaciones.

De todos modos parece que en España el sector financiero está relativamente fuerte (y digo esto a la espera de ver lo que pasa en los próximos meses, que también nos puede tocar echar el cierre a algún banco), aunque no lo sabemos realmente. En realidad, no sabremos si es fuerte o no hasta que no haya pasado todo, porque muchas veces ni los propios bancos saben si tienen invertido su dinero en activos de buena o mala calidad: si siguen palmando bancos, tarde o temprano le tocará a algún banco español que tenga acciones de otro banco quebrado de un día para otro, continuando la cadena.

Pero nuestro principal problema ha sido la construcción, y eso que cualquiera con dos dedos de frente lo veía venir de lejos. Cuando confías el crecimiento de toda una economía a un solo sector pasa lo que ha pasado aquí. Tarde o temprano ese sector deja de crecer a ese ritmo, por puro agotamiento (algún día la gente tendría que dejar de querer más casas) y todo se viene abajo; si no se ha diversificado antes, que es lo que se habría tenido que hacer antes, más y mejor.

Pero entonces, ¿quién tiene la culpa de todo esto? ¿Los Gobiernos? Aunque el español debía haber sido un poco más previsor con la construcción, a los otros les ha explotado lo de los bancos en la cara sin esperárselo igual que a todo el mundo. Entonces, ¿los banqueros? Hombre, ellos son responsables en parte por ir invirtiendo el dinero de la gente sin mirar la calidad de lo que compraban, pero es que ese no es el problema, porque nadie se esperaba que las hipotecas en los EEUU y los bancos que quebraron después fueran a ser como de verdad fueron: las expectativas eran de seguir creciendo la economía. De hecho, dudo mucho que los bancos supieran lo que estaban comprando, sino que, como la mayoría de nosotros, actuaron movidos por asesoramiento de expertos. ¿Entonces de quién es la culpa, de esos expertos? Lo dudo también, ya que ellos pensaban que de verdad era un valor rentable, si no, no lo habrían recomendado. ¿Y la gente, no podía haber hecho nada para evitarlo? Parece que el pueblo es siempre la víctima de los abusos de los bancos, pero también podrían estar un poco más atentos. No hace falta ser un crack de las finanzas para estar al tanto de que endeudarse a 40 o 50 años con tipo de interés variable (¡por favor, que son 50 años! ¿¿Quién puede pensar que los tipos se mantendrán bajos durante tanto tiempo??) no es muy razonable. Si no tienes casa, espérate o vete de alquiler, pero entramparse hasta las cejas durante el resto de tu vida no es buena idea. Aunque bueno, suponiendo que la peña no era consciente de eso, entonces, ¿quiénes son los responsables últimos de todo este barullo financiero? Si hubiera que apuntar a alguien, habría que hacerlo a los ‘listos’ que se inventaron eso de las hipotecas subprime, en parte al gobierno de los EEUU, que fue el que lo permitió, y en parte a los bancos que han especulado más de la cuenta con el dinero de la gente. Pero yo no sé hasta qué punto son responsables, porque es normal que al cabo de un tiempo de crecimiento continuado se inventen otra cosa de la que sacar todavía más financiación, se especule, ya que las expectativas eran todavía buenas, rebajando la calidad del producto, o sea, aumentando mucho el riesgo de impagos sostenidos en la buena marcha de la economía. Impagos que en algún momento tendrían que materializarse, porque ya sabemos que la economía es y seguirá siendo cíclica.

Dicho todo esto, para mí no hay un culpable sino el mismo sistema, que no es tan malo en el fondo pero que a veces da lugar a burradas como esta. Porque, ¿ahora qué hacemos, metemos al sistema en la cárcel? ¿O lo cambiamos y volvemos al comunismo o socialismo más radical? Muchos podrán decir ahora que el sistema es una mierda, que la avaricia de los ricos nos está llevando al carajo, o qué sé yo… pero qué quieren ellos, ¿vivir en un estado de pobreza permanente como en un estado comunista? ¿Y se vive mejor allí? ¿Querrían ellos perder sus coches, ordenadores, ratitos de ocio y viajes en su tiempo de vacaciones? Por supuesto que es posible un sistema mejor, pero yo todavía no he escuchado a nadie proponerlo. Lo que nos queda probablemente es seguir con este e ir corrigiendo los errores que vayan surgiendo: evolucionarlo a mejor, que es lo que se ha hecho siempre hasta ahora. Porque dudo mucho que haya algún sistema más perfecto, o mejor dicho, menos imperfecto, en la práctica.