La máquina de matar misógina

El otro día me ví una de esas películas frikis que te dejan un gran recuerdo. Se trataba de The Killing Machine, de Sonny Chiba (el nombre ya lo dice todo). Fue a través de un artículo de Viruete.com que me dio ganas de verla (porque yo disfruto mucho con estas frikadas; de hecho, cuando la ví fue un descojone continuo), al que llegué a través de los más vicisitúdicos y su inagotable sabiduría sobre el cine más educativo. Bueno, el caso, volviendo al tema, es que la película es la polla. Para empezar el tal Sonny Chiba es algo así como el Chuck Norris japonés.

Mirada asesinadora al instante

Con eso ya os he explicado bastante de la peli. El resto lo conoceréis si os leeis el artículo que os he mencionado antes (aún sabiendo que os va a espoilear la peli entera; pero eso es tan fácil como decir: muchas hostias y pocas palabras… ya no tiene más historia). El tío este lo arregla todo con una mirada asesina y una buena paliza. Además, en él también mencionan las dos mejores escenas, en las que las carcajadas que solté se tuvieron que oír hasta en la casa de al lado: la del perro y la del alumno borracho.

Pero aparte de ellas, hay otro par de momentos de esos que se te abren las orejas de par en par y te quedas con cara de No es posible que haya dicho lo que creo que acabo de escuchar, a la vez que te empiezas a descojonar de la mente enferma a la que se le ha podido ocurrir eso. Son en concreto estas dos conversaciones

En la primera, está Sonny discutiendo con una chica porque se le insinuó para darle las gracias por haberla salvado, pero este la rechaza, a lo que sigue contándole las penurias que pasó para volver de China a Japón, cómo los soldados rusos la violaron, lo mal que se siente…

¡¡¡ESTÚPIDA!!! Estúpida… Has seguido limpia, a pesar de los malos momentos que vivimos. ¿¿Qué crees que pensaría tu hermano si te viera??

Limpia yo… ¡¿Cómo puedes decir eso?! No estoy limpia… ¡No estoy limpia! ¡¡Los soldados rusos me violaron!! Me trataron mucho peor que a un animal… Una prostituta, ¡eso es lo que soy!

Olvídalo todo, ¡olvídalo! Te ha mordido el perro de la rabia. Pero escúchame. Eso no te cambiará, ¡estás limpia!, estás limpia. Tengo… un trabajo para ti. Hasta una mujer puede hacerlo. Te ayudará. Hará que olvides el pasado.

Sonny Chiba, Doshin So

Todo esto con esa musiquita de fondo que ponen para realzar la nobleza del héroe y lo bueno que es, lo que da una situación tan ridícula que te tienes que partir.

perra!! golfa!! viciosa!!!!

En la segunda, el personaje de Sonny Chiba está hablando con el hermano de la chavala de antes, y con todos sus amigos huérfanos, de no más de 11 años el mayor, contándole cómo tiene que proteger a su hermana, de unos18-20 añetes bastante bien echados, la verdad.

y si se porta mal, dadle una paliza como hago yo!

– Kimyo. Escucha. Escuchadme bien. Todos tus amigos son huérfanos. No tienen nadie más en el mundo. Tú tienes a tu hermana. Pero es una mujer. Así que tienes que ser valiente y cuidarla muy bien. (…)

Sonny Chiba, Doshin So

Y todo esto, como antes, acompañado de esa musiquita heroica, épica, casi moralista, que potencia la bondad y sabiduría de las palabras del protagonista, mientras todos los chavales le miran fijamenten y asienten a todo lo que dice.

Bueno, en definitiva, yo eché un muy buen rato, estas cosas hay que disfrutarlas no tomándoselas muy en serio, y tienes tu ratito de diversión asegurada (¡más que con las pelis de comedia ‘oficiales’, oye!).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s