¿Almacenar o no almacenar?

El otro día estuve ordenando un poquito la carpeta de pelis de mi ordenador. Y la verdad, aunque haya unas cuantas que me gusten y quiera conservar, es que estuve por borrar todas las que ya he visto. Porque, aparte de que normalmente no tengo tiempo para ver ninguna de nuevo, el caso es que me puse a pensar ¿para qué voy a tenerlas ocupando sitio en el disco duro, si ya puedo ver la mayoría online? Si las cosas siguieran su curso tecnológico normal, de aquí a poco no debería tener que almacenar ningún archivo multimedia en mi ordenador. Más con las películas y las series, porque la música sí la necesito tener en archivos para mi iPod; aunque también podría perfectamente existir alguna página donde estuviera la música y me la descargara al instante para meterla dentro de él. La tecnología necesaria ya existe, y la presión de la sociedad gracias a las redes de compartición de archivos también.

Si las cosas siguieran su curso lógico, los productores se habrían dado cuenta de que no pueden luchar contra el progreso y se habrían unido a él: seguramente dentro de unos 5-10 años tendríamos todas las pelis de cada productora online en su página y las veríamos cuando quisiéramos; cada grupo que sacara un disco lo haría gratis por internet y se ganaría la vida con los conciertos, mientras que mandarían a las discográficas a que le chuparan la sangre a su puta madre; y cada capítulo nuevo de cada serie se estrenaría en internet simultáneamente para todo el mundo, con los subtítulos del idioma que quisieras. Porque eso es lo que está pasando prácticamente, y seguirá pasando por mucho que se esfuercen, mientras la gente comparta.

Por otro lado, es normal que exista resistencia por parte de los productores de este tipo de cultura. Culpa suya fue que pasara de llamarse simplemente cultura a industria cultural: gracias a sacar artistillas de medio pelo en serie, y a controlar los medios de distribución para exprimir al consumidor haciéndole creer que todo el cine y toda la música existente era la suya. Y no van a dar su brazo a torcer fácilmente; no van a vender su chollo porque sí. Pero tendrán que hacerlo porque ya no son ellos quienes controlan el mercado. Y conforme sea nuestra generación digital la que va tomando posiciones con respecto al mayor poder de adquisición, tendrán que ceder.

Ya pasó con Napster. Para cuando consiguieron acabar con él, ya existían 2 o 3 programas que hacían lo mismo pero mejor. Y está pasando lo mismo con el p2p: llevan un par de años intentando encontrar un modo de acabar con él, y para cuando lo consigan ya existen alternativas: la descarga directa, las páginas de música y series/pelis online (una, otra)… Más las que se les vaya ocurriendo a la gente entretanto.

El caso es que tal y como se están tornando las cosas, dentro de poco el disco duro del ordenador no me va a servir de mucho. Siguiendo las cosas por este camino, no solo la industria cultural, también los programas estarán online y disponibles para todo el mundo, como ocurre con Google Docs. Además, intuyo que ese será el mejor modo que tendrán para controlar que se pague por usar programas de pago o no. Habrá que comprobar si estoy en lo cierto dentro de un tiempo.

Lo que no alcanzo a entender de todo esto es cómo las compañías del mundillo se niegan todavía a reconocer la evidencia de su derrota.

Anuncios

3 Respuestas a “¿Almacenar o no almacenar?

  1. Yo, de momento, me guardo todo lo que me bajo. Como tampoco se cuando lo voy a ver y tampoco es que tenga mucho espacio en el disco duro, pues lo dejo en sus DVDs y ya lo utilizaré.

    Sobre lo del mundo online, pues llevas toda la razón. Acabas de hacer una descripción de como van a ser las cosas, por mucho que unos pocos ricachones no estén por la labor.

  2. Dentro de no demasiado, no tendras que pasarte la musica al iPod, sino que podras escucharla online tambien desde el incluso por la calle porque tendra internet. Con las pelis y series pasara lo mismo, pero todavia no es una alternativa real a la descarga tradicional, ni lo sera mientras las conexiones no vayan a una velocidad suficiente como para poder verlas a la misma calidad que descargadas y sin saltos.

    Asi que, dentro de no demasiado, los japoneses y los estadounidenses podran hacerlo. Alemanes, ingleses y franceses no tardaran demasiado. Y, si tienen suerte, nuestros hijos podran verlo.

    Por cierto, respecto a Google Docs y alternativas, mucho tienen que mejorar la seguridad para que yo decida almacenar segun que documentos en un servidor.

  3. Bueno, ese es el tema. Hace 7 u 8 años nadie siqiera soñaba con descargarse películas. Hace 5 las grabábamos en cd y algunos (pocos) las podían ver en su flamante reproductor de dvd con divx. Hace un par de años ya empezó el rollo de los discos duros petados de pelis y series; y de aqí a… qién sabe, pasará lo q tú dices. Aunq el problema de q haya internet por la calle de momento es algo más político q otra cosa (y por otro lado, q puedes esperar de un país tecnológicamente atrasado como este?).

    Ya veremos. Espero no morir antes de ver todo esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s