Los chuchos chilenos

Santiago es una ciudad llena de perros callejeros. Impacta mucho cuando llegas por primera vez, aunque luego te acostumbras. A lo que es difícil acostumbrarse es a que se pongan a perseguirte esperando que les des algo de comer… pero bueno, no hay más remedio que aceptarlo. Además, aunque parezcan algo simpático en la ciudad, en realidad son peligrosos: hace no mucho una amiga tuvo un accidente de coche porque se le cruzó uno por medio de la carretera por las buenas.

Es algo que ocurre en Santiago y en todo Chile en general. Además del montón de perros que te encuentras jugando, peleándose o mendigándote algo de comida, los mejores son los chuchos tirados. Nunca en mi vida he visto unos perros tan perros como los de aquí. Aprovechan la mínima para echarse una siestecita. Lo único que he visto remotamente comparable fue en Nápoles, pero no era tan exagerado como aquí. Lo de los chuchos chilenos es brutal: les da igual tumbarse en mitad de la acera, que entrar en la universidad, o hasta colarse en un autobús para echarse el sueño de turno. Os dejo por aquí una colección con las fotos que he ido sacando estos dos últimos meses de chuchos, la mayoría literalmente tirados -y hasta espatarraos– que he visto por Santiago y otras ciudades.

chuchos por Valparaíso

perro durmiendo

chuchos acostaos everywhere

perro narcoléptico?

chuchos santiaguinos

espatarrao total

este se quería venir con nosotros a la playa

algunos en mi uni

chucho acompañándonos en nuestro asado

chuchillo buena gente

otro por la calle

en Plaza de Armas

más en mi uni

en lo alto del Cerro San Cristóbal

en lo alto del cerro San Cristóbal (punto más alto de Santiago)

Anuncios

7 Respuestas a “Los chuchos chilenos

  1. ¡Ves! Esta es la diferencia entre “hacer turismo” y viajar. Esas curiosidades propias del lugar que solo puedes destacar cuando vives en el sitio. Me ha gustado esto de los perros ¿y no atacan o tienen la rabia o pulgas?

  2. Sí, si yo lo he dicho siempre: prefiero vivir en un sitio y empaparme de su cultura q ir y ver los 3 puntos turísticos y volverme a mi país.

    Con los chuchos estos no he tenido ningún problema de q te ataqen ni nada, como mucho, ya te digo, se ponen pesaítos siguiéndote pa q les des algo… pero poco más. Eso sí, entre ellos sí q se pelean, y el descontrol q hay por la calzada cuando se reúnen unos cuantos es grande y puede haber accidentes fácilmente.

  3. Nunca se me habría ocurrido que el quiltro es algo particular de acá, una vez recuerdo cuando entró uno a una clase de Cálculo numérico y se puso a dormir junto a la pizarra, fue una clase bastante pintoresca.

    Saludos, es bueno conocer otros puntos de vista de mi país.

    PD: Como verás en la U. de Chile no somos todos cuicos, aunque con los aranceles actuales, cada vez es más elitista la educación superior de calidad.

  4. Ahhh buenísimo post! No sabía para nada lo de los perros callejeros pero tiene hasta su encanto… De todas maneras es muy peligroso, es cierto.

    Es un problema que deberían atajar con perreras y esterilizaciones masivas porque si no es imposible.

  5. Ah creo que Chile tiene peores cosas que los perros de que preocuparse, como multinacionales que pagan un moco de sueldo y explotan los recursos, las diferencias sociales, seguramente en las condes no es así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s