El ingenuo turista europeo visita Buenos Aires

Ayer volvimos a Santiago desde Buenos Aires. En autobús: 22 horitas de nada. Pero bueno, aquí uno aprende al poco que las distancias se miden con otra escala: 22 horas en autobús son asumibles cuando los precios de los vuelos se han disparado (porque aquí tampoco hay Ryanair, lo máximo de barato es alguna que otra aerolínea brasileña o pillar las ofertas 2 x 1 de LAN).

Estuvimos unos días allí, en un hostal barato y guay, y visitamos los sitios principales de Bs As. Eso sí, tengo que decir que si Santiago es inmensa, Buenos Aires es sencillamente inabarcable. En un trayecto en taxi de punta a punta del centro tardamos lo mismo que habría tardado yo en cruzarme Sevilla entera dos veces.

Como sitios dignos de visita, a saber: La Casa Rosada, la Plaza de Mayo, la Catedral y el Congreso (todo en la misma avenida), el Obelisco, el cementerio de la Recoleta, Caminito, el estadio de Boca, el Barrio de San Telmo, Puerto Madero, el metro (impagable la línea A, parece un tren de aquellos del Salvaje Oeste), etc. No lo vimos todo en 3 días, obviamente, pero sí que nos hicimos una idea bastante amplia de lo que es aquello. A mí personalmente la ciudad me encantó. Santiago es una ciudad bastante impersonal, mientras que Buenos Aires tiene mucho encanto y personalidad; se respira argentinidad en todas y cada una de sus calles. Y eso a pesar de que el estilo arquitectónico en general sea una mezcla de inspiraciones parisinas, madrileñas, con algunos retazos (pocos) de su época colonial. Pero en la calle se respira algo distinto.

Allí también había otro monumento de los que no se habla en las guías: las argentinas. En mi segunda visita a Argentina, estoy completamente convencido de que las argentinas son de otra raza. Bendita selección genética, se ve que ellas se quedaron con lo mejor de la herencia española e italiana para sí. Una mezcla perfecta, os lo juro. Cuando paseas por las calles de Buenos Aires llegas a pensar que la conquista de América mereció la pena solo para hacer a las argentinas. Pena que no pudiéramos salir mucho por allí por algo que nos pasó y nos quitó las ganas (más abajo lo comento).

Hay mucho ambiente nocturno, y como ya os digo, merece la pena solo por ver a las nativas. Si de día alucinas, de noche es para volverse loco. Estuvimos un rato en el barrio de Palermo por la noche, el típico barrio psuedobohemio y alternativo que toda ciudad tiene, bastante chulo, pero luego se ve mucho ambiente por casi cualquier parte. Como buenos descendientes de nuestra cultura mediterránea, les encanta la nocturnidad, además de que la temperatura invitaba a ello (estamos casi en invierno en Sudamérica, y allí no hacía nada de frío).

Y bueno, os preguntaréis por qué estoy escribiendo una entrada sobre Buenos Aires y no hay ni una miserable foto. Con respecto a esto y al título de la entrada, pues os diré que sencillamente porque un par de argentinos hijos de puta culiaos nos las robaron. Más bien debería decir que nos atracaron a punta de pistola, en La Boca. Nos robaron las cámaras y algunas cosas más, pero luego lo piensas en frío y casi tienes que dar gracias de que no se le haya ido la pinza y te haya pegado un tiro por las buenas. Eso nos ayudó a descubrir la parte no tan buena de esta ciudad: no solo la delincuencia, sino la inutilidad de la policía. Vaya, que hablamos con 3 policías distintos y ninguno tenía capacidad para actuar porque no estaba en su jurisdicción (uno de ellos a 20 metros de donde nos robaron: resulta que eso era cosa de la Policía Federal). Luego vas a la Policía Federal y tampoco tienen jurisdicción. O sea, es que Buenos Aires está organizado por comunas, como Santiago, que son como barrios pero que en la práctica son ciudades distintas, cada una con su propio ayuntamiento y sus propios servicios, etc. Pero que una policía federal, el equivalente a los Carabineros de Chile o la Guardia Civil española, no pueda actuar de una comuna a otra es sencillamente vergonzoso. Vamos, que la comisaría de una comuna no puede encargarse de los delitos que se cometan en otra, en la misma ciudad. Ni siquiera recoger denuncias. Una vergüenza.

Luego están los argentinos. Si las argentinas son una delicia de la naturaleza, los argentinos son lo que los gringos llamarían a pain in the ass. No todos, claro, los hay buena gente; pero en general hay un prototipo de argentino bastante extendido, que es el típico pesado que habla mucho, o el que cuando quiere algo de ti te viene con buena cara y palabras amables, pero que si pasas de él te dirá al momento cosas no tan agradables. Les pierde su excesiva soberbia. Ya me lo dijo un profesor mío de aquí: de Latinomérica, un argentino es el único capaz de levantarle la voz a un español en España. Sirva esto para ilustrar su soberbia, y a la vez, la relación que existe entre el resto de antiguas colonias y nuestra Patria Vieja. Entre esto y lo de la policía, casi te dan ganas de pensar que si tienen una panda de gobernantes ladrones y corruptos y un país hundido en la mierda es porque se lo merecen.

Además, los argentinos odian a los chilenos a muerte -pero a muerte-. Mientras que yo aquí en Chile con Argentina no he visto más que la típica rivalidad entre vecinos, con sus más y sus menos, en Argentina llegamos a escuchar a un guía turístico decirle a los turistas que en Chile se fomentaba el antiargentinismo… Increíble, vamos. Aunque también es cierto que los chilenos les caen bien a pocos en Sudamérica -no en vano son llamados los ingleses de Sudamérica-. Pero lo de los argentinos con ellos roza lo surreal.

Bueno, esto son las generalidades que he aprendido en esta visita. Si os soy sincero, me he quedado con ganas de más: es de esos sitios que después de 3 días sabes que no le has sacado el jugo; ni lo harás en 6, ni casi en un mes. La pena fue el bajón que nos pegó en mitad del viaje que nos robaran, pero me encantaría volver un día de estos. De todos modos el viaje en conjunto tuvo mucha miga: el robo no fue lo único que nos pasó en el viaje, aunque sí lo peor. El resto lo dejo para la próxima entrada.

Anuncios

8 Respuestas a “El ingenuo turista europeo visita Buenos Aires

  1. Jajaja, respecto a todo lo que has dicho sobre los argentinos, recuerdo que un día hablando con unas chilenas que estuvieron en Bolonia de intercambio el primer semestre nos comentaron bastante cómo les veían por el resto de Sudamérica, como unos chulos y arrogantes. Todo empezó con esta conversación sobre napolitanos:
    – ¿Con un napolitano? Esos tienen lo peor de los españoles y de los italianos.
    – Eso es lo que nosotros decimos en Chile sobre los argentinos.

    Un saludo desde Bolonia

  2. Concuerdo:
    Sobre las argentinas, aunque Bar Constitución en Bellavista, los días Jueves después de las 00:00 hrs, no se queda tan atrás. 😀
    Sobre las policía sudacas, lejos la chilena es la menos corrupta.
    Santiasco es grande y nada más, pero Valparaíso y Valdivia son lejos las ciudades más bonitas.

    No estoy de acuerdo:
    La gente que vive en grandes urbes es más densa, basarte en Santiago y Buenos Aires es muy sesgado. En general la gente de provincia es buena tela, incluso los argentinos. 😛

    Lo de la rivalidad entre vecinos es verdad, pero en general el chileno no odia, con llevarnos mal entre nosotros nos basta.

    Saludos

  3. Muy buena entrada, lo que se aprende con este viaje tuyo. Siento lo de la cámara, pero por suerte no pasó a mayores. Lo de la Policía me parece increíble. Seguramente tengan algún tipo de acuerdo con la delincuencia del lugar…

    Y por lo comentarios que haces ya veo que tu eres también más chileno que otra cosa de sudamérica… me ha hecho gracia eso de “chillarle a un español en España”. Jajaja, es cierto, no hay güevos, salvo para un argentino no?, aunque me gustaría ver cual sería la reacción de español. Probablemente dos ostias y ya está liada. Joer, que gente más conflictiva.

    Ánimo!

    • Buahla! Tota, que alaito del campo del boca juniors? Putos mamones, puta mafia argentina, que se han quedado lo mejor de españa (el gen mujeriall) y lo peor de italia, la policia corleona aiss.
      Al menos habra merecido la pena el viaje no? Porcier, cuanto te vale un viaje by plane normalmente?y en el bus?cual era la diferencia?Para saber por si ya sabes..Puff, cada dia me entero de mas gente que han pedido la beca, puta competencia directa, puto porter.Puto plan de marketing.

      Eres mi pastor, nada me falta.

      Besitos desde tu tierra xD

  4. Bueno, los vuelos con Gol creo que rondaban los 90-100 € ida y vuelta (en lo más barato), y la oferta de 2 x 1 con LAN se te qedaba en unos 120 € cada uno. Y son solo 2 horas de viaje. Pero también existe el problema, según me han contado, de q el aeropuerto de Buenos Aires funciona como el culo (también), y estar 10 horas allí parao esperando por el retraso del avión tampoco es muy inusual. Pero cuando miramos los precios, la semana antes, los precios andaban ya por 180-200 l€ros.

    El autobús nos ha salido por lo mismo más o menos, unos 100 l€ros ida y vuelta (pros: te ves 2 o 3 pelis de gratis :); contras: la comida es una puta mierda y puede hasta darte diarrea, como me pasó a mí; ni fu ni fa: el paisaje es monóoooootono, excepto cuando cruzas los Andes (guay!)).

  5. ah, y eulez, no creo q tengan ningún acuerdo con la delincuencia local, al menos a ese nivel tan bajo… más bien parece desidia en la buena organización de las cosas

  6. La verdad que estoy de acuerdo con vos en lo inutil que es la policia argentina. Y es por muchas razones; falta de presupuesto, desorganizacion, corrupcion, y sobre todo porque si se ponen duros con algun delincuente, al dia siguiente salen en las noticias acusados de “brutalidad policiaca”, “represores”, y cosas de ese tipo que han quedado como rezagos de la epoca de la dictadura. O sea que en resumen, estan de adorno. Tambien estoy de acuerdo en lo insoportables que son los de Buenos Aires. Yo soy provinciano (de Cordoba), y te aseguro que nadie quiere a los portenos en el resto del pais. Lo que siempre me molesta es que nos metan a todos los argentinos en la misma bolsa, por culpa de los portenos. Simplemente porque cuando encontras a un argentino en algun lugar del mundo, hay un 80% de posibilidades que sea de Buenos Aires, ves que es pesado, prepotente y soberbio. Y claro, decis “los argentinos son pesados, prepotentes y soberbios”. Pero bueno, asi son las cosas.
    Espero que para tu proximo viaje a Argentina no te quedes solo con Buenos Aires, hay lugares hermosos en el resto del pais, gente sencilla y amable, y mujeres todavia mas lindas.
    Saludos,
    (como me cague de risa con lo de los perros de Santiago…. muy bueno)

  7. Oiga, si le apasionan solo las rubias puede ser, pero parte de la genetica del Este argentino es guaraní. Buenos Aires fue fundado por paraguayos. .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s