Becoming 2.0

Bueno, pues ya que últimamente me ha tocado pasar por el aro y registrarme en un par de sitios que me había negado desde el principio, he cogido aquel post de eulez como inspiración y voy a hacer recuento. La cuestión es que ya la vida en internet ha dejado de ser una cosa de frikis para convertirse en la extensión virtual de nuestra propia vida. Yo ya no soy capaz de ver una película y al acabar no ir corriendo a votarla. Porque en realidad se simplifican mucho las cosas, ya no tienes que andar contándole a cada colega lo que te ha parecido -excepto en conversaciones más profundas al respecto, por supuesto-. Ahora basta con que uno coja, vaya a la página de turno y lo vea: ¿Un 8? Pues debe estar bien.

Pues como decía, en esta última semana me ha tocado registrarme en delicious y twitter, por culpa de un trato que no pensaba que la otra parte fuera a cumplir -maldito cabronazo ¬¬-. Pero como soy un tío de palabra aquí estoy, aún muy verde en delicious y casi recién salido del cascarón en twitter. El uso que le daré a ambas no sé cuál será -de hecho todavía casi no sé usarlas-, pero alguno les encontraré seguramente; ya que me han hecho registrarme, qué menos que aprovecharlas. Así que si queréis añadirme como contacto en ambas, simplemente hacedlo.

Por lo demás, y para socializarme un poco con vosotros -y que lo hagáis vosotros conmigo, si queréis-, voy a hacer recuento del resto de sitios en que ando metido en mayor o menor medida. Para empezar, si alguien quiere suscribirse a mis elementos compartidos en Google Reader, puede hacerlo aquí. En Menéame, aunque prácticamente paso de subir noticias desde hace tiempo -allí la tontuna campa a sus anchas-, soy este de aquí; si queréis añadidme como amigo o lo que sea: igual me gusta dejar comentarios de vez en cuando, especialmente llevando la contraria a la corriente mayoritaria -¿he dicho ya que allí la tontuna campa a sus anchas?-. Aunque quizá el servicio que más uso aparte del blog sea flickr. Al principio me hice pro para tener espacio ilimitado donde cargar mis imágenes o fotos, pero con el tiempo le he cogido el gusto a la fotografía y me encanta salir por ahí con la cámara a retratar lo que sea. No soy un profesional, sigo tirando de cámara compacta -más aún después de lo de Buenos Aires-, pero uno va aprendiendo poco a poco gracias a compartir fotos con los payos que hay por allí. En YouTube también estoy registrado, pero ahora lo uso más que nada para subir los vídeos que no puedo subir a flickr -los de más de 1:30 o que ocupan más de 150 mbs, creo-, que algunos hay.

También os dejo mi página de referencia en cuanto al cine, FilmAffinity. La verdad es que me gusta mucho, es muy completa y con mucha información, y el tema de las almas gemelas y el añadir a tus amigos está bastante bien. Si queréis agregadme como tal, allí soy harmonica. En cuanto a la música, me registré hace no mucho en Last.fm, pero no me ha convencido, sobre todo desde que dejó de hacer scrobbling la música que escucho en el iPod; y más todavía desde que me enteré que han hecho la radio de pago. Aunque da igual, allí soy este de aquí, por si a alguien le interesa. Aunque es verdad que últimamente estoy visitando más DiscAffinity, que aunque tiene el mismo nombre y va de lo mismo que la de cine, parece ser que no es de los mismos autores que aquella; y también está bastante más verde; pero como concepto me gusta más que Last.fm. Ahí sí que os propondría que os registrarais, porque cuanta más gente vaya subiendo discos, más rápido se irá completando la base de datos. En ella sigo siendo ChemicalSon.

Así que creo que eso es todo. En Facebook también estoy, claro, pero allí me tengo por regla no agregar a nadie que no sea mi amigo o conocido personal. Por lo demás no sé si me olvido algún sitio importante en el que esté registrado, pero para algo están las actualizaciones. Así que nada, os animo a que nos socialicemos un poco y compartamos un poco más de todo.

Anuncios

Chile casi clasificada para el Mundial

Esto ya no es noticia, porque fue el miércoles, pero Chile está a un paso de clasificarse para Sudáfrica 2010, por primera vez desde el del ’98. El miércoles le ganó 4-0 a Bolivia pegándole un baño, especialmente cuando aquellos se quedaron con 10. Todavía les quedan 4 partidos, pero están 2º, solo detrás de Brasil. Bueno, pues este era el ambiente que había en el campo.

Alineación de Bolivia:

Aquí podéis ver algo respecto a los insultos que comenté en la entrada anterior.

Y estos fueron los dos primeros goles:

1-0

2-0

Chile, al contrario que España, juega todos sus partidos de local en el Estadio Nacional. El acceso es bastante caótico, porque solo hay una línea de metro que llega medio cerca, y los alrededores se saturan pero que mucho. Además, por allí andan los temidos Pacos que no dejan ni beber por la calle ni entrar ni una sola botella, ni latas siquiera, al estadio -y esto incluye cacheos a todos el mundo antes de acceder al recinto-. Esta foto es de la previa del partido contra Uruguay, al que fuimos allá por abril.

Estadio Nacional

Después del partido todos nos fuimos a Plaza Italia, el lugar donde celebran los chilenos todos los triunfos de su selección. En esta ocasión estaban celebrando como si Chile ya estuviera clasificada y aquello se desmadró un poco: invadieron la calzada y cortaron toda la plaza, que en realidad es un nodo de comunicaciones importante para el transporte rodado en la ciudad. Yo me fui temprano porque andaba algo malo, pero por lo visto a los 10 minutos de irme llegaron los Pacos y cargaron contra la gente para desalojar la plaza, no distinguiendo entre flaites y tontos turistas como nosotros a la hora de dar porrazos. Aquí lo cuenta una amiga mía de intercambio como yo, que lo vivió en sus carnes, aunque en inglés (además tiene un vídeo de una tanqueta de agua de los Pacos disparando contra los rezagados). Un par de vídeos míos de la celebración -si es que se puede ver algo-.

Así que nada, espero que Chile se clasifique pronto, que teniendo en cuenta que dos de los que le quedan, Venezuela y Colombia, no andan muy bien, debería ser fácil; pero nunca se sabe.

Reaprendiendo el español a lo chileno

Tras 3 meses aquí ya se empiezan a pegar cosillas del habla de esta parte del mundo. Si bien los chilenos cada vez que escuchan a un español, se ríen de ti diciendo Hostia, Joder, Coño… Cuando yo llegue a España van a ser mis amigos españoles los que van a descojonarse al escucharme. Aunque no tengo mucho acento, yo diría que es más fuerte el acento de mi tierra que el de por aquí; pero la diferencia fundamental es que aquí hay un vocabulario mucho más diverso, y no solo por las expresiones.

La palabra comodín aquí es weón. Sería el equivalente en España de los tío, tronco, quillo, pisha, nen, nano… todo en una sola palabra. Y viene a ser todo eso, algo para intercalar en la frase y captar al interlocutor, también para referirse a un tío cualquiera, o incluso como insulto o algo despectivo según el tono o contexto en que se emplee. Además, de ahí derivan otras tantas palabras parecidas para otras situaciones. Si los notas son los weones, las cosas son las weás. Para cualquier cosa puedes usar weá, aunque claro, también tiene un tono pelín despectivo, y por tanto informal. Una frase tipo podría ser algo como esto: ¿weón, has visto la weá esa de aquel weón?. Podría traducirse como ¿Quillo, has visto la cosa/mierda esa de aquel nota?. Bueno, nada muy extraño, aunque aquí es bastante habitual escuchar más de 20 veces en medio minuto weón y weá, y al principio puedes entrar en estado de shock al no enterarte de un carajo en una conversación entre chilenos. De aquí también deriva el estar aweonao (como estar atontao/amamonao) y el wevear a alguien (o weviar según lo pronuncien), que es como quedarse con alguien.

La otra gran estrella del habla chilena es el po. Acabando las frases suelen meterle por ahí un po que queda bastante graciosete. Además, se pega un viaje, demasiado xD, y a mí casi me sale solo el Sí po, o el Ya po; lo dicho, mis amigos se van a partir el nabo xD. Otra gran expresión es al tiro, porque la dice todo el mundo, y la dicen muchísimo. Al tiro es como Ya, Al momento, Ahora mismo, etc. Otra frase tipo podría ser: Voy al tiro a por tu weá, po weón. Y si a eso le metes el ¿cachái? (del verbo cachar, entender, claro), ya quedas superchileno que te cagas. Eri un weón, ¿cachái?, por poner un ejemplo. Nótese que he cambiado el verbo, pero es que aquí lo dicen así: la segunda persona del singular la acaban en -i en vez de -es, y la del plural directamente no existe: usan la cortesía con la tercera persona del plural.

Luego está el resto del vocabulario, que también tiene tela. Sobre todo la comida, que casi te tienes que aprender los nombres de las frutas y verduras de nuevo. A ver, haciendo un resumen rápido: las fresas son frutillas, los melocotones duraznos, los albaricoques damascos, el maíz choclo, los aguacates paltas (que además son la estrella de la gastronomía chilena), las calabazas zapallos, los pimientos pimentones… y seguro que me dejo más de uno en el tintero. Del resto de la comida se pueden rescatar muchas cosas también: los mejillones son choros, las gambas son camarones, las salchichas vienesas, los zumos son simplemente jugos, y tantos otros nombres distintos. Y también está la comida chatarra, o comida basura por nuestras latitudes. Pero el otro tema es con la carne. Aquí no hay solomillos y chuletas, aquí cuando coges una bandeja de carne del supermercado casi no sabes qué te vas a comer. Para muestra un maravilloso documento explicativo (¡gracias a Dios!) que encontré en un súper por ahí.

partes de la vaca

Otra parte que te deja loco es cuando le cambian el final a las palabras. De modo que acostumbrado a escuchar entretenimiento en España, llegas aquí y te sueltan entretención y te quedas WTF!. O mantención en lugar de mantenimiento. Y así hay muchos ejemplos: inversionista en vez de inversor, paradojal en vez de paradójico…

Y por lo demás, hay mil millones de palabras distintas. Los chavales son los cabros, pero si crecen un poco ya son minos (y minas). Cuando son minos a lo que se dedican es a irse de carrete, esto es, de fiesta, para acabar curados (curaos)… todos sabemos qué es eso. Eso los que no acaban con una guagua pa dentro de 9 meses :). Las que saben mover mejor el poto (el culo) suelen ser, muy buenas candidatas pa que les crezca la guata, barriga, debajo de la polera, la camiseta. Y a los que se les para (levanta) el pico (ya sabéis) fácilmente. Aunque eso también les puede pasar con su polola, esto es, su novia. Excepto los más fome, o sea, los más aburríos/tristes/mal. O los que tienen pega al día siguiente, los currantes, claro. Por lo demás, Chile está resultando bacán ;).

ACTUALIZACIÓN: he añadido un par de palabras que se me habían olvidado, además de que, como me ha recordado algún amigo, no he hablado de los insultos. Con respecto a esto, aparte de la consabida puta, aquí dicen chucha (o pucha), que viene a significar lo mismo. Por ejemplo, son comunes andate a la chucha –andate con acento en la segunda a: los acentos en los imperativos también bailan a la última sílaba-, o puta la weá. También el culiao (o sea, maricón, por aquello de que le han dado por el culete). Aunque lo más duro que le puedes decir a un chileno es conchatumare o conchatuhermana: no les hace mucha gracia la mención de las partes púdicas de sus allegadas.

Rincones de mi ciudad: Plaza de Armas de Santiago

La Plaza de Armas de Santiago era el lugar central de la vida de Santiago hasta hace no mucho tiempo. Desde la fundación de Santiago fue el centro de la ciudad, concebida como el eje de la vida de la misma, al estilo de las plazas mayores castellanas. Hoy día no es más que la plaza histórica por excelencia, donde se encuentran los edificios más señeros y con antigüedad de la megaurbe que es hoy día Santiago de Chile. De todos modos, aunque parte de la vida de la ciudad se haya trasladado a otros lugares, ésta sigue teniendo siempre mucho dinamismo: hay gente por todas partes, que va y viene constantemente; los hay que están de compras (está en pleno centro de la zona comercial del centro), como los hay, turistas por lo general, de visita en los museos y catedral, o simplemente abueletes jugando al ajedrez; por no hablar de la patrulla de Pacos que está siempre ahí o el puñado de peruanos que espera justo en esta plaza que alguien venga y les ofrezca un trabajo. Pero también, igual te plantan ahí alguna carpa temporal, que te puedes parar a admirar los puestecitos de arte, que hay una manifestación de algún colectivo santiaguino, o un par de humoristas montando el show para la gente que pasa. El caso es que da gusto pasarse por allí a cualquier hora, y siempre dan ganas de quedarte allí a contemplar pasar la gente a la vez que las horas.

panorámica

Plaza de Armas -Catedral y Correos

Catedral de noche

Pedro de Valdivia y municipalidad

Correos

comienzo del Paseo Ahumada (la calle comercial por excelencia)

lugar de encuentro

Catedral

puestos de arte

chuchos descansando

orquesta de los domingos

manifestación

planta de Santiago
Hay una parte donde están en el suelo en forma de placas las plantas de la ciudad en distintos momentos de su historia. (Aunque no varían mucho, son todas completamente cuadriculadas; aunque eso sí, más o menos o grandes).

habitual de la plaza

gente pasando, de compras seguramente

carpa de la feria del libro

show

terracitas y arte