Reaprendiendo el español a lo chileno

Tras 3 meses aquí ya se empiezan a pegar cosillas del habla de esta parte del mundo. Si bien los chilenos cada vez que escuchan a un español, se ríen de ti diciendo Hostia, Joder, Coño… Cuando yo llegue a España van a ser mis amigos españoles los que van a descojonarse al escucharme. Aunque no tengo mucho acento, yo diría que es más fuerte el acento de mi tierra que el de por aquí; pero la diferencia fundamental es que aquí hay un vocabulario mucho más diverso, y no solo por las expresiones.

La palabra comodín aquí es weón. Sería el equivalente en España de los tío, tronco, quillo, pisha, nen, nano… todo en una sola palabra. Y viene a ser todo eso, algo para intercalar en la frase y captar al interlocutor, también para referirse a un tío cualquiera, o incluso como insulto o algo despectivo según el tono o contexto en que se emplee. Además, de ahí derivan otras tantas palabras parecidas para otras situaciones. Si los notas son los weones, las cosas son las weás. Para cualquier cosa puedes usar weá, aunque claro, también tiene un tono pelín despectivo, y por tanto informal. Una frase tipo podría ser algo como esto: ¿weón, has visto la weá esa de aquel weón?. Podría traducirse como ¿Quillo, has visto la cosa/mierda esa de aquel nota?. Bueno, nada muy extraño, aunque aquí es bastante habitual escuchar más de 20 veces en medio minuto weón y weá, y al principio puedes entrar en estado de shock al no enterarte de un carajo en una conversación entre chilenos. De aquí también deriva el estar aweonao (como estar atontao/amamonao) y el wevear a alguien (o weviar según lo pronuncien), que es como quedarse con alguien.

La otra gran estrella del habla chilena es el po. Acabando las frases suelen meterle por ahí un po que queda bastante graciosete. Además, se pega un viaje, demasiado xD, y a mí casi me sale solo el Sí po, o el Ya po; lo dicho, mis amigos se van a partir el nabo xD. Otra gran expresión es al tiro, porque la dice todo el mundo, y la dicen muchísimo. Al tiro es como Ya, Al momento, Ahora mismo, etc. Otra frase tipo podría ser: Voy al tiro a por tu weá, po weón. Y si a eso le metes el ¿cachái? (del verbo cachar, entender, claro), ya quedas superchileno que te cagas. Eri un weón, ¿cachái?, por poner un ejemplo. Nótese que he cambiado el verbo, pero es que aquí lo dicen así: la segunda persona del singular la acaban en -i en vez de -es, y la del plural directamente no existe: usan la cortesía con la tercera persona del plural.

Luego está el resto del vocabulario, que también tiene tela. Sobre todo la comida, que casi te tienes que aprender los nombres de las frutas y verduras de nuevo. A ver, haciendo un resumen rápido: las fresas son frutillas, los melocotones duraznos, los albaricoques damascos, el maíz choclo, los aguacates paltas (que además son la estrella de la gastronomía chilena), las calabazas zapallos, los pimientos pimentones… y seguro que me dejo más de uno en el tintero. Del resto de la comida se pueden rescatar muchas cosas también: los mejillones son choros, las gambas son camarones, las salchichas vienesas, los zumos son simplemente jugos, y tantos otros nombres distintos. Y también está la comida chatarra, o comida basura por nuestras latitudes. Pero el otro tema es con la carne. Aquí no hay solomillos y chuletas, aquí cuando coges una bandeja de carne del supermercado casi no sabes qué te vas a comer. Para muestra un maravilloso documento explicativo (¡gracias a Dios!) que encontré en un súper por ahí.

partes de la vaca

Otra parte que te deja loco es cuando le cambian el final a las palabras. De modo que acostumbrado a escuchar entretenimiento en España, llegas aquí y te sueltan entretención y te quedas WTF!. O mantención en lugar de mantenimiento. Y así hay muchos ejemplos: inversionista en vez de inversor, paradojal en vez de paradójico…

Y por lo demás, hay mil millones de palabras distintas. Los chavales son los cabros, pero si crecen un poco ya son minos (y minas). Cuando son minos a lo que se dedican es a irse de carrete, esto es, de fiesta, para acabar curados (curaos)… todos sabemos qué es eso. Eso los que no acaban con una guagua pa dentro de 9 meses :). Las que saben mover mejor el poto (el culo) suelen ser, muy buenas candidatas pa que les crezca la guata, barriga, debajo de la polera, la camiseta. Y a los que se les para (levanta) el pico (ya sabéis) fácilmente. Aunque eso también les puede pasar con su polola, esto es, su novia. Excepto los más fome, o sea, los más aburríos/tristes/mal. O los que tienen pega al día siguiente, los currantes, claro. Por lo demás, Chile está resultando bacán ;).

ACTUALIZACIÓN: he añadido un par de palabras que se me habían olvidado, además de que, como me ha recordado algún amigo, no he hablado de los insultos. Con respecto a esto, aparte de la consabida puta, aquí dicen chucha (o pucha), que viene a significar lo mismo. Por ejemplo, son comunes andate a la chucha –andate con acento en la segunda a: los acentos en los imperativos también bailan a la última sílaba-, o puta la weá. También el culiao (o sea, maricón, por aquello de que le han dado por el culete). Aunque lo más duro que le puedes decir a un chileno es conchatumare o conchatuhermana: no les hace mucha gracia la mención de las partes púdicas de sus allegadas.

Anuncios

9 Respuestas a “Reaprendiendo el español a lo chileno

  1. He actualizao con los insultos, q me los dejé olvidados.. si tenéis pensado ir a Chile, como dice copépodo, es fundamental q los conozcáis por si las moscas ;).

    Y bueno, me qeda solo un mes aqí.. :S

  2. El español chilensis sin dudas una mierda… un vocabulario reducido y re-lleno de modismos raros, vulgares y locos…por ahí…
    pero los chilenos cachamos…jajajaja…si po!

  3. Chucha, lo has clavao! Yo también soy español en Chile y llevo ya 6 meses aquí y he llegado hasta aquí a través del blog de Eulez.

    Parece que es bastante homogénea la cosa porque por mi experiencia reconozco todo lo que dices y me estaba partiendo de risa leyendo tu entrada. Me acuerdo las primeras conversaciones entre chilenos con 5 palabras y 3 weón entre medias…

    Por cierto, que no sé si te has fijado, pero cuando te dicen “al tiro”… nuuuuunca es inmediatamente! siempre hay que quedarse un ratito más o menos largo esperando…. jejeje.

    Ya po, gracias por compartir la weá..

  4. jejeje, es q la verdad es q tanto weón al principio te deja loco. Con lo de ‘al tiro’ tienes razón, pero es q los chilenos más q weones son unos huevones de cuidao.. pero vamos, lo normal, yo me reconozco un poco en ellos pq los del sur tb somos un poco así 😛

  5. Vaya, casualidades de la vida franswert, acabo de ver tu página y me ha sorprendido q antes de Chile estabas en Bologna.. bueno, yo tb estuve allí el curso 2006/07 como erasmus (de hecho, por esa época, un poco antes, empecé el blog, si tienes curiosidad échale un vistazo al archivo). Lo q es la vida q estamos siguiendo el mismo camino parece 🙂

  6. Pues eso parece. Y encima por lo que veo eres andaluz (me parto con tu blog dö Bariablë…) Mi familia son de Carcabuey-Lucena (Córdoba) igual te suena. A lo mejor hasta tenemos más lugares en común 🙂

    Bueno, me apunto a tu blog, ya le iré echando algún que otro vistazo.

  7. Jejeje, pues por aqí nos veremos entonces, espero. El blog dö bariablë lo tengo totalmente parao por falta de tiempo, pero igual lo retomo algún día :P. Y sí, claro q conozco esa zona.. uno de mis abuelos es de Carcabuey (y afincado durante largo tiempo en Cabra) y el otro de Priego, si te sirve de algo ;). De peqeño me pegaba buena parte de mis veranos por allá, pero ya hace tiempo q no me acerco :P.

    Un saludo paisano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s