Replanteándome cosas

Hace no mucho me dieron un bofetón en forma de palabras. Fueron 4 frases más bien escuetas que me mandaron a través de un teclado, pero que fueron directas a estamparse en mi cara. ¿Eran necesarias? ¿No lo eran? No lo sé, pero el caso es que me hicieron replantearme muchas cosas a muchos niveles. Ahora mismo y desde hace un tiempo soy una persona en reconstrucción. Hay ciertos problemas internos, para los que he dejado pasar demasiado tiempo, que ahora he de solucionar sin falta. Y junto a ellos, hay otros aspectos de mi persona con los que no me siento cómodo. Unos son consecuencia de lo primero, pero otros son exclusivamente responsabilidad mía; el problema es que no sé hasta qué punto lo son unos y no lo son otros; hasta qué punto no se retroalimentan y acaban unos y otros montando una juerga autodestructiva dentro de mí.

Lo que sí sé es a dónde quiero llegar, y que, por suerte, tengo la voluntad y la honestidad suficiente para conseguirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s