La invasión silenciosa de los británicos

En la BBC2 escocesa hay un programa llamado Living in the Sun, que va sobre los avatares de los british de turno que han decidido establecerse en el sur de España. Es bastante gracioso porque es todo en inglés. O sea, es normal, es un programa de la BBC; pero suena bastante extraño cuando una pareja de jubiletas ingleses se va al medio de la campiña andaluza a comprarse una casita, y los de la inmobiliaria hablan inglés, el fontanero habla inglés, y hasta los albañiles a veces hablan inglés. Cuando es alguien joven normalmente se va para allá a montar algún negocio; y cómo no, todos sus clientes son ingleses o English-speakers. Por ejemplo, este tío, que iba a montar un fish and chips en algún lugar de Málaga (¡que alguien le diga que el pescaíto frito está mucho más rico que esa mierda!).

El caso es que son muchos los británicos que se vienen al sur peninsular. Para ellos es un lujazo nuestro sol, acostumbrados como están a las nubes, la lluvia intermitente esa de mierda, y a las ciudades grises: el eslogan del programa es 3000 hours of sunshine. Y encima no les es muy caro. Así que, si el programa lo echan como 3 veces a la semana, y cada día entrevistan a 3 o 4 parejas, el resultado es que son bastantes los que mandan al carajo las islas y se van a nuestra tierra a mejorar su calidad de vida. Además, este programa parece que tiene como objetivo animar al resto de compatriotas a hacer lo mismo: o sea, es una invasión en toda regla. Y nosotros sin enterarnos.

Anuncios

Etapa II: San Pedro – Uyuni

Lo que casi todo el mundo hace desde San Pedro es seguir la ruta a Bolivia con una excursión de 3 días en jeep que ofrecen varias agencias allí. En esos 3 días te cruzas la frontera boliviana por los Andes y a través de varios parques naturales con unos paisajes otra vez muy espectaculares y casi completamente vírgenes. En 2 días -al 3º llegamos a un pueblo, San Juan- nosotros no vimos construcciones humanas más que en los refugios y hoteles de sal y en las termas.

laguna helada

Laguna Colorada

atardecer

árbol de piedra

aguas termales

desierto altiplánico

A ratos cansa un poco, también porque depende mucho de los compañeros de viaje que te toquen, porque de 6 que vamos en cada jeep, como te toquen 2 o 3 personajes -que es lo que nos pasó a nosotros- estás apañao por 3 días. Pero por otra parte, también está guapa la sensación de estar en medio de un rally París-Dakar, cuando vas por las pistas de arena cruzando el desierto, o por las de sal en medio del interminable Salar de Uyuni.

de rally

isla Inkawasi

Salar de Uyuni

Así hasta que llegamos a Uyuni, al sur de Bolivia. Allí fue una locura porque para poder coger el bus que me llevara a La Paz tuve que pasar un día entero en el pueblo, pero con el viento que se levantó estuvo todo el día sin electricidad en toda la ciudad. O sea, sin internet, sin agua caliente, sin cerveza fría… Un coñazo insoportable. Menos mal que me junté con dos argentinos y pasamos el día como buenamente pudimos, refugiados en la estación de tren.

Estación de trenes de Uyuni