De los nacionalismos españoles

Voy a meterme en camisa de once varas. Lo sé y sin embargo voy a hacerlo. Voy a dar mi visión de los nacionalismos regionalistas de mi tierra. Muchos que me conocen ya saben lo que pienso, pero aquí voy a tratar de explicarlo mejor.

Primero un poco de contexto histórico. Todos sabemos que si hoy día estamos teniendo estos problemas de nacionalismos en España es por el gracioso y dicharachero Sr. Franco. El tío, que muy listo no era, se dedicó a intentar construir Una España, Grande y Libre, a base de imponerlo por la fuerza, sin darse cuenta de que así estaba consiguiendo el efecto contrario. Como por un efecto rebote, ahora no tenemos ni Una unida, sino varias dentro; ni Grande, aunque lo intentamos, de otro modo, por supuesto; si acaso Libre, que era algo que rezaba su eslogan pero que realmente no sé a qué se refería, con esa idea de libertad que tenía el hombre. Normal que en esa época se gestaran los movimientos nacionalistas, o más que gestarse, que venían de antes, se popularizaran, gracias a la política de represión cultural y lingüística del glorioso Caudillo. Eso en la Transición se tradujo en mucho poder político a nivel regional en algunos sitios para los políticos nacionalistas, que, cucos como son, han usado para ir aumentando poco a poco su base de votantes; dicho de otro modo, con políticas sociales y, sobre todo, metiéndole mano a la educación, que es lo más fundamental, han ido manipulando a la gente desde chiquititos para que se unan a su causa, que ahora ya no tenía tanta razón de ser. Así, en muchos sitios ahora salen de los institutos pequeños monstruitos nacionalistas dispuestos a hacer cualquier cosa -y no me refiero solo a quemar fotos– contra el opresor gobierno central; en realidad, para apoyar el verdadero objetivo de los políticos: la consecución de privilegios políticos y/o económicos para la región de turno, lo cual eterniza al gobierno nacionalista, y con ello, el problema; lo cual, en las demás regiones es sentido como una ofensa, porque ninguna comunidad debería tener derechos o privilegios por encima de las demás, menos basándose en unas diferencias culturales que no son tantas ni tan importantes, y mucho menos exclusivas de la región de turno, además manipuladas y manidas a más no poder. Esta radicalización de la gente crea aversión desde el resto de España, y así las diferencias se hacen cada vez mayores, volviendo de nuevo al principio del proceso.

Porque, ¿por qué cuando veo un texto o escucho a alguien hablar en gallego o en valenciano no me siento atacado, y cuando me pasa con el catalán -que más que ser diferentes entre sí, catalán y valenciano, la diferencia es que los hablantes lo usan de un modo muy distinto- 0 el vasco sí ? Eso no es un problema de tolerancia, es un problema político. Es un problema de los politicuchos de esas regiones que usan las lenguas como arma política contra el gobierno central, manipulando a la sociedad en base a ellas y basando en ellas todos sus argumentos. ¿Por qué en España a ciertas personas no les cabe en el sentido común que coexistan dos lenguas en una misma región, mientras que en cualquier país grande del resto de Europa es lo más normal del mundo? Porque señores, antes había opresión de los catalanoparlantes por parte de las autoridades, pero hoy se da justo lo contrario: en ciertas partes te miran hasta mal por utilizar el castellano, que es igual de oficial que la lengua de turno. Hoy día todo el tema de los nacionalismos es más que nada puro afán de protagonismo histórico por parte de algunos.

A ver si nos enteramos de una vez de que todos somos diferentes, los de Cataluña de los de Madrid, los de Sevilla de los de Granada, y los de Gijón de los de Oviedo, y tenemos que vivir con ello y soportarnos unos a otros, porque de lo contrario mal vamos. Toda política que se basa en la división y la desunión no tiene futuro. En un mundo donde se están formando cosas como la UE, en donde se tratan de limar todas las asperezas entre países de siglos pasados para evitar futuros conflictos, no tiene sentido que existan nacionalismos regionalistas, basados precisamente en crear conflictos donde no los hay. ¿Y para qué? Para que algunos tengan más poder y más dinero del que disponer, eso lo sabemos todos; no precisamente porque sean más diferentes de lo que somos los demás. Y con esto no quiero decir que no haya regiones que tengan razón en alzar su voz contra un gobierno central excesivamente opresor: pero me estoy refiriendo a cosas como el Tibet; no a la España actual, donde hoy día no existe represión ninguna. Arrimemos el hombro y preocupémonos más de cosas como la corrupción, y tratemos de paliar las diferencias entre unas regiones y otras en vez de acrecentarlas, para construir un estado más fuerte en el que quepamos todos, que eso nos interesa a todos.

Anuncios

11 Respuestas a “De los nacionalismos españoles

  1. Muy de acuerdo con el último párrafo, especialmente en el “todos somos diferentes”. De hecho, la procedencia de un lugar no suele ser el mayor hecho diferencial entre la personas. Es una más, pero ni siquiera es la más importante.

    Sobre el resto, das algún salto extraño en los razonamientos, alguno peligroso. Por ejemplo, pasar de hablar sobre las transferencia en educación a decir directamente que eso genera “pequeños monstruitos nacionalistas dispuestos a hacer cualquier cosa” es un poco duro. Eso no es cierto. Véase las diferencias entre distintas comunidades, los monstruitos “independentistas-radicales-terroristas” básicamente están en Euskadi. Y son una minoría. Numerosa pero muy minoritaria.

    El problema central de los nacionalismos es el poder que tienen en el Congreso. Con esta ley electoral que sufrimos, los partidos que sacan muchos votos en una región pequeña tienen un poder inusitado. Mientras tanto, partidos nacionales como IU están a punto de desaparecer. Esta es la base de la injusticia, especialmente cuando uno de los dos grandes partidos depende de uno de estos para aprobar los presupuestos. Eso hace que los partidos nacionalistas apoyen a estos partidos a cambio de más autogobierno.

    El autogobierno, en principio, tampoco es malo. Las autonomías cada vez son más independientes, así que no estaría de más que el Estado reconociese que las autonomías son YA pequeños Estados en si mismos y que formásemos una Federación, en vez de la chorrada que tenemos heredada de la Transición de marras. Podrían cederse aún más competencias, y que los organismos de la Federación hiciesen de reguladores o controladores de lo que se hace o deja de hacer. Ahora mismo cada Autonomía hace lo que le sale de las narices (véase la corrupción).

    Y, por cierto, ya que estamos, podríamos incluir a Portugal en esa nueva Federación Ibérica. Todos juntos seríamos la hostia en la Unión Europea.

    Otro tema es la gente. Hay que partir del hecho de que la gente es idiota. Si un catalán no te quiere hablar en castellano es que es imbécil. Igualmente es imbécil un viejo de Madrid que se queja por cualquier cosa nueva que pasa a su alrededor. De imbéciles está lleno el mundo.

  2. Bueno, para eso lo he escrito, para debatir sin tapujos, q parece q esto es un tema tabú en cualqier sitio.

    Lo de los monstruitos ya sabía yo q iba a ser susceptible de muchas interpretaciones poco adecuadas… pero yo no he dicho q sean la mayoría, ni siqiera q sean muchos. Solo he dicho q los crea, q es algo cierto (y con esto incluyo los q se pasan los días exponiendo su visión de una euskadi idílica socialista en las herriko tabernas y a los q se dedican a tumbar toros de osborne en cataluña por ser un símbolo español, q tb los hay), y eso arrastra de cierto modo al resto de la sociedad, la politiza más aún.

    De acuerdo con lo q dices de la ley electoral. Sin embargo no estoy de acuerdo con lo de las competencias. A mí en general me parece bueno el sistema de autonomías q tenemos, excepto pq hay dos competencias q no creo q debieran haber sido trasladadas del gobierno central: la educación -por los motivos q ya he comentado: hay muchos q la malutilizan-, y la sanidad-. Además, no se puede permitir q dentro de un mismo estado los chavales salgan con tan graves diferencias en la calidad de la formación según la comunidad en la q vivas, cuando eso debería ser la preocupación más fundamental. Y con la sanidad lo mismo, no debería haber tantas diferencias en el acceso ni la calidad de la sanidad según el sitio.

    Lo de Portugal deberían ser ellos lo sq dijeran, q la verdad es q no creo q estén muy por la labor.

    Y sí, de imbéciles está lleno el mundo, pero empíricamente se demuestra q la imbecilidad se pega, y hay sitios en los q abunda más q en otros, por los motivos q sean :P.

  3. Pues, según las encuestas, un 40% de los portugueses estaría de acuerdo en la unificación con España. Yo no veo otra salida al problema de los nacionalismos que cuentas que hacer, en parte, precisamente lo que los más radicales quieren: destruir España. Pero no para que ellos se salgan del país, sino para que esta se convierta en algo mayor. En cualquier caso, si se hiciese algo así, debería ser por referendum. Y en esa votación debería estar incluida la opción de la independencia de las regiones históricas (que lo son, lo mires como lo mires, Galicia, Euskadi y Cataluña)

    Además, igual que nos quejamos de los nacionalismos, debemos protestar por la existencia de una entidad nacional que no tiene mucho sentido y que siempre ha sido en realiad (aunque nunca reconocido) una Federación, Unión o Asociación de varios pueblos (eso también es así, lo mires por donde lo mires). Además, no hay nada más carca que un nacionalista español.

    Habría que dar el gran paso y dar ejemplo dentro de la UE, fusionando países a la vez que se aumenta el autogobierno de las regiones. Eso sí, más autogobierno debería significar más control. Lo que no puede ser es lo que pasa ahora porque no hay ningún agente externo que mire un poco lo que se hace. Un gobierno federal podría ser el encargado de hacer de censor.

    Volviendo a la realidad, no se pueden hacer cosas como recuperar competencias. Es como los derechos sociales, una vez dados, no se pueden perder. No puedes aumentar la jornada laboral a 45 horas, no puedes eliminar el matrimonio homosexual, no puedes suprimir el divorcio, etc. Con los Estatutos de Autonomía pasa lo mismo, lo dado lo pierde el Estado, porque son derechos de las Autonomías.

    Otra cosa sería que se refundase el Estado y se considerase que esas son competencias federales…

  4. Bufff.. es un tema muy complicado. Tienes razón q una vez otorgadas competencias no se pueden recuperar; aunq sigo pensando q se debería hacer. Pq para mí el mayor error de este estado autonómico ha sido precisamente ceder esas competencias. En lo de estado federal o no no me via meter pq es demasiado complicado y no tengo una opinión tan absoluta sobre una cosa u otra; aunq a priori sigo prefiriendo un estado descentralizado. Si ya es así y nos tiramos los trastos unso a otros, imagínate con algo más independiente aún.

    España la verdad es q siempre fue algo parecido a una federación con los Austrias, pero los Borbones intentaron centralizarla con el ejemplo de Francia, y de ahí vienen en buena parte nuestros problemas. Pero no creo q refederalizarla ahora sea la solución, sería desandar el camino andado y no solucionaría gran cosa. De todos modos eso de fusionar países no lo veo claro. La UE es la q tiene q ser una federación, pero para qé fusionar países dentro de ella?

    Y lo de las regiones históricas es una patraña con la q jugaron los nacionalistas. No puedes calificar a una región de ‘histórica’ solo pq tenga otra lengua. Pq Asturias tb es MUY histórica (más q Cataluña, por cierto), Castilla tb lo es (pero no se tiene en cuenta pq la España actual se formó en torno a ella.. eso la hace menos histórica?), y Andalucía tb merece el calificativo de histórica tanto o más q Cataluña, Euskadi o Galicia. Por esa razón en esas regiones se creen q merecen más privilegios q las demás, y no debería ser así. Esa es una de las cosas injustas q se tienen asumidas en España para contentar las aspiraciones de algunos.

  5. Ok, con lo de las regiones históricas, no lo he expresado bien y me ha faltado incluir Andalucía, Castilla y Asturias, desde luego. El resto (Murcia, Extremadura, Navarra, etc) deberían incluirse dentro de unas u otras (al gusto, referendum para eso también). Madrid debería seguir el modelo alemán de Berlín o Bremen y convertirse en ciudad-estado, que es o suyo por peso demográfico y económico.

    No debería haber más privilegios de unas sobre otras. Esa es la ventaja de una Federación de Estados, que es más igualitaria. Se ceden más competencias, las mismas para todos si así lo quieren, todo bajo revisión federal, y santaspascuas. Y de paso metes a Portugal en el invento.

    El problema con la UE es que no se está logrando el objetivo de la Unión política real. Además, está lo de la Europa de varias velocidades. Unos países pueden ir más deprisa que otros en el proceso de unificación. Lo más lógico, ya que no se va a hacer de forma colectiva, es hacerlo por regiones comunes. No tiene mucho sentido que España y Portugal estén separadas. Sería un primer paso hacia la unificación europea real.

  6. “(que lo son, lo mires como lo mires, Galicia, Euskadi y Cataluña)”

    Que yo sepa, España la formaron los Reinos de Castilla, Aragón y Navarra. Esas sí que son las verdaderas regiones históricas y no las que nos quieren hacer ver catalanes, vascos, etc.

  7. Bueno, yo no he dicho Aragón pq tampoco me iba a poner a enumerar todas las regiones de España. Pero ya digo q para mí todas son históricas, y ninguna lo es en mayor medida q las demás.. eso no es más q un chanchullo político.

  8. Hacía tiempo que no pasaba por aquí y me topo con uno de mis temas de discusión favoritos. No tengo mucho tiempo para hacer una disgresión sobre todos los puntos que se han tocado entre la entrada y los comentarios, así que haré una breve exposición:
    Todo nacionalismo es aborrecible, tanto los nacionalismos vasco, gallego y catalán como el español, el francés, el italiano o el europeo. No son más que una forma de supeditación del individuo a un ente llamado nación que le aliena tanto o más que el modelo de producción capitalista.
    El tema de las lenguas sigue siendo un problema en todo el mundo, ya que siempre hay una slenguas que pisan en uno u otro aspecto a otras. En el caso de España, en regiones como el País Vasco (que es el caso que mejor conozco) lo que está ocurriendo es que se está tratando de dar la vuelta a la tortilla; si la lengua aplastada fue el euskera, ahora al revés. Es curioso como hay lugares, como en Barakaldo, donde por temas de inmigración hay una gran mayoría que tiene el castellano como lengua madre, los padres manden a sus hijas a estudiar en modelo B, todo euskera, simplemente porque está de moda (moda impuesta por los señoritos del PNV). La solución es, creo yo, fácil: una lengua “franca”, al estilo del esperanto (que no es tan franca como parece) que coexista con el resto. De este modo, todo ser viviente sólo tendría por obligación que aprender dos lenguas, su lengua materna y el esperanto.
    Respecto a las regiones históricas, veo que la gente por aquí está bastante verde en Historia. Cataluña, por ejemplo (que es el más fácil), es tan región histórica (no me gusta nada el término, pero bueno) como Castilla o Aragón, ya que los condados catalanes se unieron al reino de Aragón formando la Corona de Aragón. Por no hacer una exposición muy grande, diré que la conclusión es que lo que en sí definiría a las “Regiones históricas” es su diferente status jurídico hasta el siglo XVIII en unos casos y hasta bien entrado el XIX en otros. Otra cosa es que se tirase de la lengua, uno d elos elementos más importantes de una cultura, para sacar tajada, pero, curiosamente, los dos nacionalismos más en boga fueron los que mayores quebraderos de cabeza dieron a la corona por su diferente status jurídico.
    Sin embargo, desde mi punto de vista, ninguna de estas cosas justificaría ningún nacionalismo político (no hablo de lo cultural, que es cosa a parte y bueno… en algunos casos hay también sus roces).
    En fin, que tan memez me parece el “Gora Euskadi Askatuta” como el “Están destruyendo España”.
    Un saludo,
    Joseba Martínez Gago

  9. Me alegro q haya nuevas aportaciones.

    Bueno, la verdad es q la frase España se rompe tiene bastante fundamento. Tal como van las cosas (pueblos de Cataluña haciendo referéndums, otras regiones copiando actitudes bastante perniciosas [Aragón Colonial, Identidad Andaluza, Andalucía Oriental], etc… q tontorrones hay en tos laos) igual termina rompiéndose de verdad un día destos. Pero vamos, si España se tiene q romper q se rompa, aparte de la ofensa q me resulta q haya gente q se considere más distinta de mí q yo de ellos, yo seguiré viviendo igual de feliz.

    Lo de la lengua franca se debería hacer a nivel europeo, y creo yo q se hará en el futuro: es imposible mantener una cohesión en un territorio con 30 lenguas oficiales. Pero a nivel nacional ya existen esas lenguas francas: en España es el castellano, por mucho q le pese a algunos.

    Y respecto a lo de región histórica lo q qiero decir es q es un termino usado por los nacionalistas para decir ‘somos especiales’, cuando parecen no darse cuenta de q son tan especiales como todos los demás. Tener una lengua más no les hace culturalmente ni políticamente más especiales. Como diríamos en mi tierra: especiales un mojón.

  10. Los nacionalismos periféricos españoles tienen su origen en las exigencias de una burguesía catalana/vasca que veía peligrar su hegemonía económica ante las intromisiones de castilla. En síntesis, quitando el componente económico, ámbos nacionalismos no hubieran sido tan combativos. Tanto PNV como CIU son partidos herederos de esa burguesía industrial periférica, ámbos de derechas. El tema está en que cuando una región se hace más rica que otra y encima tiene una lengua diferente, tiene todas las papeletas para querer independizarse (vease el norte de Bélgica o Lombardía en Italia). Son movimientos burgueses con ansias de no compartir con el resto.
    Por otro lado, el nacionalismo consigue cosas como rechazo al otro, situaciones en las que el racismo es algo cotidiano o incluso puede degenerar en guerras.
    En un país como España, o en Europa, deberíamos darnos cuenta de una vez que por encima de eso somos personas y que las personas tienen que preocuparse de ayudar al resto y más aún si son vecinos.
    Yo soy mitad catalán mitad andaluz. Quizás por esto lo veo todo desde un punto de vista más neutral.
    El nacionalismo me parece un sentimiento propio de otras épocas. Estoy seguro que el mundo será un lugar mucho más bonito el día que la gente y los políticos se ocupen de los verdaderos problemas de las personas y no de este sentimiento absolútamente artificial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s