El camino de la energía y la armonía

Eso es lo que significa aikido. Porque he decidido que me voy a convertir en una máquina de partir brazos. Llevaba mucho tiempo queriendo hacer algún arte marcial, y aunque al principio me decantaba por otros, desde hace un tiempo el que me llamaba la atención era justo este, el aikido. En Santiago lo intenté, pero el dojo que encontré me pillaba muy lejos y mal conectado desde mi casa (es lo que tiene vivir en una megaurbe); pero ahora que estoy en un sitio más abarcable y con las infraestructuras de transporte más desarrolladas me he decidido, y llevo ya casi un mes.

Lo que me atraía y sigue atrayendo de las artes marciales es el componente más espiritual. El conseguir el equilibrio de la mente a través del equilibrio del cuerpo, y viceversa. Y es alucinante, después de ver algunas de las cosas que hace mi maestro, lo que se puede conseguir sabiendo usar nuestro bien nuestro propio cuerpo. Porque el aikido va precisamente de eso, de conocer el cuerpo humano y aprovechar sus limitaciones para tumbar al rival sin utilizar de un modo intensivo la fuerza; básicamente en hacerle perder el equilibrio. Esto se traduce en muchas llaves que fuerzan sobre todo las articulaciones del oponente; cuando recibes una llave, el propio dolor que sientes te hace acabar cediendo tú solo. Esto, sumado a lo que tienen en común todas las artes marciales, que es la eficiencia de movimientos, el encontrar el balance del cuerpo, y el saber enfocar nuestra energía interna, hace que al final aprendamos a utilizar mejor nuestro cuerpo, no solo como arma, sino para cualquier cosa, que es lo que busco principalmente. Además de que es un ejercicio muy plástico, especialmente en la práctica con armas, pero más que por bello por estético, al estar todos los movimientos tan bien depurados y equilibrados.

Claro, yo todavía soy un novato, pero el ver las cosas que hacen los cracks del dojo motiva para seguir practicándolo.  Dudo mucho que sirva de algo en cuestión de defensa personal, al menos hasta que no eres un usuario muy avanzado -o sea, durante muchos años-, porque de momento todos los movimientos que aprendemos comienzan en una posición estática con el rival agarrándonos la manga -algo que de seguro no se va a dar en una situación real-. Pero cuando ya eres un crack y te sabes los movimientos de memoria, puedes buscar ese punto de comienzo en medio de un ataque real, y aprovechar un golpe mal proyectado -que sería lo normal en una situación ‘callejera’- de cualquier atacante para agarrarle el brazo y dejárselo hecho unos zorros de momento.

Así que nada, si me veis por la calle aprovechad para meteros conmigo ahora, porque dentro de un tiempo no toleraré ni una😀.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s