El mundo no se acaba

Flipo con la gente. Ahora resulta que porque haya habido una crisis, el capitalismo es una mierda y tenemos que volver al comunismo o a la edad de piedra o qué sé yo. Pero eso sí, todo el mundo con su iphone en el bolsillo, de eso no se acuerda nadie a la hora de criticar el capitalismo. A ver, el capitalismo no es la panacea, dista mucho de ser perfecto por mucho que pretendieran vendernos lo contrario. Pero es lo mejor que hemos tenido hasta ahora: el que más ha democratizado los bienes materiales, la tecnología y la riqueza -y digo esto sabiendo que la distribución de las mismas sigue sin ser perfecta; pero es mucho mejor que todo lo que ha habido antes-. Sí, sigue habiendo ricos y pobres, pero ahora hay mucho más entremedias; sí, sigue habiendo clases -las ya mencionadas ricos y pobres-, pero las barreras de entrada y salida entre ambas clases son mucho menos fuertes que antes. Pero claro, hay una crisis, y la gente con el agobio a lo que se dedica es a echar pestes y a buscar una referencia ajena para decir ‘¡pues allí no están tan mal!‘, o ‘¡en aquella época todo era mucho mejor!‘. Claro, si te fijas solo en las cosas bonitas ajenas cuando a ti te van mal las tuyas, sí. Es pura psicología colectiva; pero aún así, flipo con la poca capacidad de análisis de la peña.

Señores, una crisis es solo un síntoma de que hay cosas que cambiar. No se puede progresar con un mismo modelo eternamente. Ahora lo que es, es el momento de analizar esta crisis y buscar qué fallaba, y aportar ideas creativas e innovadoras para cambiar lo que no funcionaba antes. Eso dará lugar a otro modelo, evolución del anterior, que nos servirá para avanzar durante otro rato: hasta que llegue la siguiente crisis, que la habrá. Porque es de cajón que cuando creas un sistema, siempre habrá quien abuse de él y siempre habrá quien sea abusado. No le puedes pedir a las personas que se comporten todas como se espera de ellas, precisamente por eso mismo: porque son personas; y si saben y pueden aprovecharse de una situación para beneficio propio, lo harán. Pero vamos, eso pasa en el capitalismo y pasaba en el comunismo y pasará siempre. Qué vamos a hacer, ¿cagarnos en las empresas porque quieran que consumamos más? Pero si es lógico, ellas intentan barrer para su casa, no para la nuestra. ¿Qué vamos a hacer, cagarnos en el gobierno porque no se preocupa de todos y cada uno de nosotros? Desengañémonos, el gobierno es un aparataje montado de un modo bastante artificial, que aunque lo intente no puede llegar a cubrir todas las necesidades y demandas de 46 millones de personas; el Estado de Bienestar es un avance, sí, pero no deja de tener sus limitaciones -aparte de estar sometido a sus propios intereses, esto es, los intereses del partido gobernante de turno-. ¿Qué podemos hacer entonces? Pues simplemente luchar por lo que creemos, luchar todos y cada uno de nosotros desde nuestra humilde posición por que si creemos que algo debe ser de un modo que no es ahora, sea así alguna vez, y dejar de delegar esa responsabilidad en otros, sean gobiernos, empresas, o sistemas de organización mundial. Está en nuestras manos, y no en las de los demás.


Y el modo de hacerlo no es ninguna revolución, es simplemente aprovechar las herramientas que nos da el sistema actual. Aprovechar sus virtudes, que son muchas, para cambiar sus defectos. No hay ningún cambio radical ni ningún otro sistema completamente nuevo que vaya a corregir los errores del nuestro; si acaso los cambiaría por otros nuevos. Porque hecha la ley, hecha la trampa, seguirá teniendo errores y seguirá habiendo quien se aproveche de ellos. Basta ya de autocomplacencia y de decir ¡Pero si yo he seguido las reglas! ¿Por qué aquellos no y se han cargado todo?. No es justo, pero siempre habrá quien sepa saltárselas, o más bien, quien sepa evitar ser castigado por hacerlo. Si nosotros no lo hacemos no es porque seamos muy buenos ciudadanos con una elevadísima ética, es porque tenemos miedo al castigo al hacerlo. Pero aceptémoslo, siempre habrá alguien más listo que sí sepa. Nosotros solo podemos estar preparados para cuando eso ocurra y tener la capacidad de reaccionar rápidamente, y hacer lo posible para que el sistema conciba nuevas reglas para corregir los nuevos abusos que se van produciendo. Pero criticar y señalar con el dedo no sirve de nada.

En los últimos días me encuentro cada vez más indignado -y creo que es una indignación que compartimos todos– entre los casos de corrupción, lo de los jueces, el gobierno incompetente que tenemos, la oposición más incompetente todavía… pero lo que más indignación me causa es la actitud de la gente: la actitud de la pataleta, de quejarse y no hacer nada más, de creerse que con apuntarse a un grupo de facebook ya han hecho algo. Señores, esto no nos lo va a arreglar nadie; nadie va a venir a sacarnos las castañas del fuego. Paradójicamente, esa campaña tan criticada -sobre todo por las intenciones que tenía detrás- tiene razón: esto, o lo arreglamos entre todos nosotros, o no lo arregla nadie.

13 Respuestas a “El mundo no se acaba

  1. “Si nosotros no lo hacemos no es porque seamos muy buenos ciudadanos con una elevadísima ética, es porque tenemos miedo al castigo al hacerlo” Completamente de acuerdo con el post, excepto con esa frase, entiendo que tienes muy poca fe en las personas. Opino que sencillamente hay gente que tiene conciencia moral, y quien no la tiene, punto. No se trata de una categoría más elevada, o de que esta sea más fuerte (o debil) que el miedo al castigo. IMHO

  2. Yo no creo q sea por conciencia moral. La mayoría de las personas no nos planteamos si algo es bueno o es malo en sí mismo cuando lo hacemos, solo lo hacemos cuando es socialmente reprobable o no (q no es lo mismo). A eso es a lo q me refiero. La gente no aprende q algo sea bueno o malo por ellos solos, lo hace cuando hace algo malo y se lleva miradas de desaprobación o alguna reprimenda: entonces aprende q algo es bueno o es malo. A nivel de empresas o de gobiernos, pues funciona igual, solo q las reprimendas son de parte del mercado y se llaman crisis.

  3. Y no es q tenga poca fe en las personas, es q es pura biología. Nosotros no somos muy distintos de los perros, q cuando lo hacen bien les das una galleta y cuando lo hacen mal les das un periodicazo, y así acaban aprendiendo. Lo q pasa es q nosotros lo hacemos un poco más sofisticado, y nuestra motivación en vez de ser una galleta o un periodicazo es la aprobación o desaprobación de los demás. Eso es lo esencial, y lo de la moral y todo eso es solo un disfraz.

  4. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí, y me ha gustado bastante esta entrada, y más el tema de discusión generado después en torno a la moral. Como dice Austín, la moral impuesta es la que pesa y no el que algo sea realmente bueno o malo. De hecho, hay actuaciones “malas” que se realizan porque reciben una aprobación social y “buenas” que son mal vistas por la sociedad y ni se te ocurra hacerlas. Algo parecido ocurre con las leyes y las objeciones morales a las mismas. Bueno, el caso es que deberíamos actuar según unos principios propios, no impuestos, para lo que deberíamos aprender a ver el valor moral de las acciones en sí y no como la sociedad los ve. El valor creador del niño, más allá del bien y del mal, está hoy día totalmente desaprovechado, inculcándose una serie de valores en vez de enseñarse a crearlos. Así nos va.

  5. Bueno bueno bueno!😀 me alegra haber provocado un poco de debate. A lo primero a lo que te refieres es a la diferencia entre la ética y la moral; pues la moral es la propia de cada uno, y la ética es la versión social de esta, la de las costumbres, la religión y las leyes, la conciencia cívica. Al final estamos de acuerdo en algo, hay gente que no tiene moral, y solo se guía por las costumbres y por las leyes, de ahí la picaresca española y todo lo demás. Pero hay gente con convicciones morales, no lo dudes, tal vez pocos, pero los hay.
    Y el otro tema, bueno, me dices ‘no es que tenga poca fé en la gente’, pero a la siguiente linea nos comparas con perros, y bueno, si a eso no le llamas tener poca fé…
    Recuerda que el perro se comporta como se comporta, como lo que es, un animal, y la clave de todo: el no puede elegir. No te voy a vender lo de que somos seres cívicos y de una gran altura moral, obviamente tenemos nuestra parte animal, pero nosotros podemos elegir, copón, ¡es eso lo que nos hace personas!, lo que nos distingue de animales y de máquinas, ni somos instinto ni lógica pura, sino las dos cosas. Y si, somos muy perros, pero siempre ha sido una elección.

    Otro tema es que aún pudiendo haber elegido, hayamos actuado como perros, que tal vez tenga más delito… así lo mismo al compararnos ‘sencillamente’ con perros, en plan ‘no lo podemos evitar’, tal vez nos estás incluso disculpando. Tiene tela el tema.

  6. Bueno, es q para mí, sinceramente, la cualidad de ‘personas’ está muy sobrevalorada. Somos animales, solo q a diferencia de los demás tenemos consciencia de nosotros mismos y la capacidad de expresar ideas complejas. Por lo demás somos exactamente iguales, movidos por nuestros impulsos e instintos como todos los demás animales, la lógica y la razón la mayoría de las veces no sirven nada más q para justificar esos impulsos.

    Por cierto, q un perro puede elegir del mismo modo q podemos elegir nosotros. O dale la vuelta mejor: nosotros no podemos elegir al igual q él por mucho q nos guste pensar lo contrario, lo único q hacemos es dotar a nuestros instintos de artificios q los justifiqen en forma de razonamientos.

  7. Yo no creo que la biología aquí tenga mucho que ver. Este es un tema histórico-económico-social.

    Cayó el muro de Berlín y se acabó el régimen soviético, la supuesta (que nunca lo fue) panacea de los trabajadores. Entonces, la izquierda se vino abajo, la conciencia de clase del trabajador también. Las empresas se dieron cuenta de que podrían acabar con toda resistencia social a base de presión a los gobiernos y a base de convencer a los empleados de que ellos eran parte de la empresa. Falso, por supuesto.

    Los empleados ahora viven en un sueño de consumismo, “realización personal” y aires de grandeza. Nada de justicia social, nada de conciencia de clase. El gran éxito del capitalismo.

    Puede decirse, como dices en el post, que el sistema permite la libertad para modificarlo, para cambiarlo desde dentro. Desde luego, estoy de acuerdo. Especialmente porque esa es la única manera factible de cambiar o mejorar alguna cosa, porque si no hay conciencia de clase, mucho menos va a existir la unión suficiente para poder tomar el Palacio de Invierno.

    Por cierto, a todo esto hay que añadir la necesidad de cambiar el sistema por dos razones: una, porque las tasas de pobreza son escandalosamente altas y la clase media está desapareciendo (incluidos los países occidentales, eh?) y segunda, por motivos energéticos y de cambio climático, que son totalmente incompatibles con el modelo actual de crecimiento ilimitado.

    • Hombre, no, con la biología no tiene mucho q ver, eso solo es a lo q ha derivado la conversación😛.

      Bueno, describes muy bien la situación actual, pero lo q yo qiero decir es q no es un momento tan ‘único’ en la Historia. Ha habido muchas crisis a lo largo de ella, cada una con sus características y circunstancias, y todas se han resuelto de un modo u otro. Y bueno, no creo q ‘cambie’ el sistema, en todo caso evolucionará, q ya estamos mayorcitos pa montar revoluciones y ir por ahí cortando cabezas y ese tipo de cosas. Aunq no sé exactamente a qé te refieres con cambiar. Para mí el sistema seguirá siendo parecido, aunq debería racionalizarse un poco (sí, lo mismo q tú dices: buscar más la eficiencia energética, productiva y espacial [para mí es igual de insostenible el sistema de megaurbes q se está montando en todos lados]).

      Pero la cuestión es lo q ya venimos hablando: q podemos dejar q lo evolucionen los mismos personajes de siempre, q son los q han provocado con sus errores (permitidos por los demás) esta crisis para q sigamos sin salir del atolladero, o podemos tomar cartas en el asunto nosotros mismos.

      • Si, con “cambiar” me refiero básicamente a dar el siguiente salto. Ya tenemos democracias y cierto tipo de libertades. Ahora hay que buscar la siguiente revolución, que como tu dices, debe ser realizada sin contar cabezas. A ser posible.

        Y esa revolución debe estar basada en dar a los ciudadanos la verdadera capacidad de elección. Crear democracias representativas de verdad y no lo que tenemos ahora, que es un entramado político-económico que apesta. Y todo eso acompañado de un cambio de mentalidad radical en el sistema productivo, donde ganar dinero a toda costa no sea el objetivo prioritario, y que tampoco lo sea “crecer”. El objetivo debería ser producir de la forma más eficiente posible. Y acabar con el modelo de megaurbes que dices, que no es eficiente. Tenemos interné. No nos hace falta juntar a toda la población de un país en dos megaciudades.

  8. agu2v, hasta cierto punto estoy de acuerdo en que esa ‘dualidad’ se ve la mayoría de las veces reducida a que tomamos las decisiones animal e instintivamente y luego intentamos justificarlas. Poco que añadir por ahí.
    Por otro, que la ‘depuración’ del sistema político, del entramado empantanado que hay, pasa por mejorar la educación, la cultura, y no que los políticos esten tan vendidos a manejar ideologías tan maniqueas con el proposito de conseguir el voto de la estúpida masa. Que la culpa no es tanto del sistema político en sí, sino que sencillamente las cosas siguen siendo (hablo de España, claro) muy en plan -soy del pepé-voto al pepé, soy del pesoe, voto al pesoe- Aquí no hay reflexión, no hay apenas indecisos, no hay voto de castigo. Hay que curar muchas heridas y cambiar muchas cosas en nuestras propias mentes antes de que a cualquiera de los bandos políticos se les elija de verdad por su programa y no por su tradición histórica.
    Y quería decir otra cosa y no me acuerdo :S

  9. Estoy de acuerdo contigo Rufo. Pero hay q tratar de buscar los porqés. Por qé la gente actúa de ese modo tan borreguil? Pq les falta cultura, les falta formación. Pero a los partidos políticos no les interesa q la adqieran y las únicas reformas q hacen son casi siempre superficiales y para beneficio propio, no del conjunto de la sociedad -pq en caso contrario sería malo para ellos-. Por eso estamos tan estancados. Y si además a eso añades q la sociedad no se mueve lo más mínimo, anestesiada con sueldos tirando a miserables y convencidos de q es lo mejor a lo q pueden aspirar, pues así nos va

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s