El opio del pueblo

Bueno, ahora que va a empezar el Mundial de fútbol, y después de ver algún que otro debate encendido en el blog del compadre Eulez, toca reflexionar sobre el tema. Porque sí, todos sabemos que el fútbol, y los demás deportes, no son más que una distracción. Lo sabemos perfectamente, pero sin embargo los toleramos y la mayoría los disfrutamos. ¿Y es que acaso no son necesarios porque cumplen con determinada función?

Los deportes son el opio del pueblo, sí, pero la cuestión es que el pueblo necesita ese opio. Igual que necesita desparrame y fiestas de vez en cuando. Qué vida más triste sería si no pudiéramos esparcirnos a menudo, ¿no?. Siempre con la gravedad de los problemas marcando nuestras vidas. Que sí, que hay que tener en cuenta que muchas cosas no funcionan bien y hay que buscar el modo de arreglarlas. Que sí, que la cultura es muy importante y hay que cultivar la mente todo lo que se pueda. Pero estar siempre pendiente de eso sin ninguna opción a emborracharte, gritar, insultar gratuitamente al contrario solo por serlo, y en fin, divertirte con el deporte como excusa, hace de tu vida una amargura constante. Y a nadie le gusta vivir amargado, ¿no?.

italia-españa sub'21

En fin, la cuestión es que yo creo que todo esto que sirve para adormilar las mentes de la sociedad tiene su razón de ser. Otra cosa es que se abuse de ello. Porque es verdad que los gobiernos, cuando las cosas están muy mal, prefieren que la gente se ocupe de la victoria o derrota de su equipo este fin de semana, que de las cosas que de verdad están yendo mal. Y también es verdad que mucha gente se proyecta demasiado en su equipo para huir de los problemas de su vida. Pero pasa con el fútbol como pasa con el alcohol y la fiesta, como pasa con el juego o con lo que sea. Ahí está la capacidad de cada uno de mantener el equilibrio justo. Pero eso no tiene nada que ver con el fútbol o con el deporte que sea.

También es cierto que el deporte hoy día ha tomado el relevo de las guerras o los conflictos como medio de obtener gloria para un lugar o colectividad. A ver, yo no entiendo muy bien que una colectividad sin ningún vínculo entre los individuos más que los colores de su equipo se desviva por ser mejor que otra; pero sí lo puedo entender cuando la cosa va de ciudades o de países. La sana competición entre unos y otros, el ganar prestigio y nombre a través del deporte. Porque eso antes se conseguía a base de guerras, de cepillarse al vecino y ganarle tierras; pero en algún punto del siglo XX la humanidad tomó conciencia de la barbaridad que son las guerras y se inventó otro modo de competir entre unos y otros. Pues muy bien. Como ya digo, a mí el deporte y la competición que genera me parece algo sano y necesario. Que la gente se desfase con ello es otro tema.

Así que no sé qué opinarán los intelectualoides de por ahí, pero para mí estos deportes y estas competiciones, este circo, ya lo decían los romanos, es tan necesario como el pan, si no vivir se convertiría en una angustia constante.

7 Respuestas a “El opio del pueblo

  1. Creo que lo del pan y circo iba por otro lado, más que por ser necesarios. El pan sí, claro, pero el circo, no.

    Porque no es necesario, no es importante. Pero dentro de lo no importante, oigan, dentro de lo no importante el fútbol es lo más. Y el que no esté de acuerdo con la opinión mayoritaria, que se haga egobloescéptico o sectarista.

    Claro, en una sociedad capitalista ganaduros todo se exagera cuando hay mucha gente detrás. Y es AHÍ donde está el problema. No en el deporte o la afición o en las ganas de pasárselo bien (o mal). El problema está en los mercadeos y el negociaco con todo esto. Mucha gente confunde los odios. A mi me valdría con que, por ejemplo, el Atlético jugase con los chavales del barrio. Pero claro, si eso fuese así, desaparecía en dos años. O todos o ninguno. Y como ocurre en esto del negociaco, el mercadeo y el capitalismo la solución es sencilla: ninguno.

    Por cierto, no encontré ninguna referencia por ahí, pero hay quien dice que al fútbol había que darle el Premio Nobel de la Paz, porque ha reconducido mucha de la animadversión entre países hacia la competición deportiva, evitando, al menos en Europa, las guerras. Eso es lo que decían, yo creo que la culpa es más bien de la Unión Europea, pero vaya, es una opinión. A lo mejor son las dos cosas.

    Como Del Bosque no saque a Torres y a Villa de titulares me voy a cabrear.

  2. Vaya por delante que a mí lo que no me parece bien es que se dedique tanto tiempo al fúrbol en los informativos, por lo demás, me parece que los futboleros sois unos fricazos de cuidado (de los que se disfrazan y todo), pero mira, vive y deja vivir, cada uno tenemos lo nuestro.

    Que es opio del pueblo está claro, como tantas otras cosas. El problema no está en la droga, sino en el uso que se le da. ¿Quienes hacen uso experimental? ¿quienes la usan para evadirse? ¿quienes han perdido totalmente la cabeza? Ese es el quid.

  3. Pues, eulez, lo q yo defiendo es precisamente q el circo es necesario. No como circo, sino como evasión de tanta gravedad y seriedad en la vida. Y puedes llamarle circo al fútbol o a las verbenas de tu pueblo, el caso es divertirte y huir de la seriedad de la vida por un rato. Y vamos, le ha tocao al fútbol pq le ha tocao, pero el opio del pueblo bien podría ser el baloncesto, el béisbol o el corre q te pillo. Ya te digo, la cuestión es q la gente encuentre algo en lo q enfocarse pa huir de los problemas de vez en cuando.

    Y bueno, coincido con Cope, el problema está en el uso q se le da, pero la gente no qiere nunca reconocer q los problemas están dentro de ellos, q son los q les hacen alienarse con otras cosas. Prefieren echarle la culpa a lo q sea q esté fuera de sí mismos.

    Yo no soy friki del fútbol, pero los mundiales son la mayor competición del mundo en cuanto a deporte, y eso se palpa en el ambiente… hay q disfrutarlos =)

  4. Repito: me voy a cabrear como Del Bosque no juegue con dos puntas. Veo pelín mal a la selección, a pesar de que gana los partidos como si tal cosa…

    Es-pi-ña, rarará, Es-pi-ña, rarará!

  5. Pues yo la veo de puta madre tío, juegan al tuntún pero en cuanto deciden q qieren ganar, ganan😀. Y la verdad, me la sopla con cuántos puntas jueguen.. mientras juegue villa yo estoy contento😛

  6. Simplemente todos escogemos nuestros opios. Si no hay fútbol (y lo digo por ésos que odian el fútbol, aunque les comprendo muy bien), escogerán otro opio como el videojuego. Yo tengo varios opios por aquí, ¿y qué diablos? ¡Se trata de disfrutar un poco más de nuestra efímera existencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s