Una teoría sobre por qué los catalanes lloran tanto

Yo creo que lo de los catalanes con España tiene un sentido: como la saudade portuguesa, esa tristeza que evoca siempre tiempos mejores, los catalanes añoran los tiempos en que eran una potencia importante europea (aunque no ellos en sí, sino ellos como parte fundamental del Reino de Aragón). Lo que pasa es que si bien los portugueses no le echan la culpa a nadie, o a nadie concreto, los catalanes tienen siempre a mano el recurso de echarle la culpa de todo a España; o más que a España, a Castilla, que fue el reino que les ganó la partida en su periodo de prosperidad y expansión. Además tampoco debió ayudar mucho que ellos se expandieran por el Mediterráneo, mucho más cerrado y ocupado ya por otras potencias, mientras que Castilla se encontró de repente con un continente vastísimo, controlado solamente por civilizaciones inferiores. Así que la frustración debió ser doble. Quizá por eso están todo el día llorando y pidiendo, como si tuviéramos una deuda con ellos porque a ellos no les fue tan bien como a Castilla, y probablemente por esto no quieran contribuir a modernizar España (es decir, la España que no son ellos mismos), y en los momentos en que están bien y pueden ayudar al resto, solo se dedican a joder y a dar por culo. No se independizan porque saben que solos no llegarían a ningún lado; no se quieren quedar porque están siempre eclipsados por el resto de cultura española, descendiente mayormente de la castellana. Y así están todo el día desde hace siglos: sin querer ayudar a sus compatriotas en los momentos malos, cuando lo que debería haber es solidaridad, y pidiendo esa misma solidaridad de los demás cuando a los que les va mal es a ellos. Egoísmo tocapelotas sin más.

Gran Capitán

Cuando el Gran Capitán conquistó Nápoles al mando de tropas castellanas para el Rey de Aragón, uno de los muchos episodios históricos ‘olvidados’ por esta gente tan desgraciada

Pero no, el resto somos perfectamente conscientes de que lo único que quieren con tanto farol independentista es dinerito y chantajear al resto de España. Lo único que nos jode es que estén todo el día igual, dando por culo: si de verdad quisieran ser independientes, ya lo serían. No que están siempre mareando la perdiz. Porque la mayoría de las cosas que han conseguido en los últimos siglos ha sido lloriqueando, y visto lo visto creo que siempre van a necesitar alguien a quien trolear y a quien echarle la culpa de sus desgracias históricas: mezquindad absoluta. Lo que pasa es que los muy tontos no se dan cuenta de que tanto España como Cataluña son mucho más fuertes la una con la otra, ni de que lo que nos hace fuertes es la unión, y así solo consiguen que los demás acabemos hartos de ellos. Quizá un día acaben siendo independientes, pero porque los demás les mandemos al carajo más que por otra cosa; que por lo visto, es lo que parece que quieren.

Anuncios

Ruego a la Ventura

Fasta oy, toda vía
toviste porfía
en me maltraer:
faz ya cortesía
e dame alegría
gasa[ja]do e plazer.

El Libro de Buen Amor, Juan Ruiz, Arcipreste de Hita