El circo del Mundial

El Mundial de fútbol ha sido siempre la competición deportiva que más me ha gustado. Por encima de los Juegos Olímpicos, sin duda. De hecho, este blog lo empecé con una entrada sobre el Mundial 2006. Culpa del maldito deporte rey, que yo no sé quién lo trajo aquí, pero vaya si arraigó. El caso es que he disfrutado siempre como un enano cada Mundial, a excepción de los momentos en que la broma que había detrás se veía ya demasiado. Creo que en todos los deportes hay bastante de eso: de juego sucio, de comprar lo que no se puede ganar; pero lo del fútbol en los últimos tiempos ha sido ya excesivo. También en los JJOO, pero creo que, al haber muchas más disciplinas, se nota algo menos.

métele, Iván!!!

Métele, Iván!!!

Luego ya ha habido otras cosas que, por rachas, me han atraído: el ciclismo cuando Induráin, el tenis por épocas, sobre todo con Rafa Nadal, las motos, la F1, baloncesto, etc. Pero poco a poco he ido pasando de todo esto, creo que es una forma de alienación bastante curiosa la que nos han inventado, la de hacer los éxitos ajenos como propios. Y luego cuando vemos alguien durmiendo en la calle, lo que nos han enseñado es a pensar “algo le habrá pasado”, o “algo habrá hecho mal”. Es decir, en la sociedad actual, los éxitos son colectivos y los fracasos individuales. Creo que por eso he ido distanciándome poco a poco de los deportes. Que no significa que no disfrute un buen partido de tenis o baloncesto, y más aún si los que juegan son paisanos; pero procuro mantener la distancia con ello, vaya.

Pero lo de este Mundial está siendo ya un cachondeo. Un cachondeo por no decir otra cosa. Porque la que han liado los hijos de puta estos en Brasil es para flipar. Y todo, ¿para qué?. Si Brasil no va a ganar mucho dinero con esto. Si es verdad lo que dice este hombre, la FIFA se va a llevar toda la pasta consigo, dejando en el país solo un montón de estadios y un montón de deudas. Y un montón de gente muy cabreada. ¿De verdad es necesario todo esto?. Echar a la gente de sus casas, cargarse a unos cuantos muchos, tener el país en estado de guerra, y a la gente muy cabreada porque están viendo cómo se gastan su dinero en cosas que no son en absoluto necesarias. Es relativamente normal que un tío se meta en la FIFA porque quiere forrarse, y así se ha convertido la FIFA en lo que se ha convertido. ¿Pero qué lleva a un gobierno a aceptar todas esas exigencias podridas de mierda?. ¿Se repartirán la pasta entre todos ellos?. ¿No se dan cuenta que están jodiendo a muchísima gente por el camino?. Yo creo que esto ya solo se soluciona al asalto de las viviendas de todos estos hijos de puta. Con todo lo que se han llevado, no tendrían ni una miserable razón para quejarse.

Más teníais q haber protestado..

Más teníais q haber protestado..

Todo esto merece la pena, si acaso, solo si tu país gana el dichoso Mundial. Está comprobado que un país, al ganar una competición deportiva como esta, gana prestigio y sus empresas, como por arte de magia, están mucho mejor vistas, y aumenta el turismo y tal. Pero no sé yo si merece la pena el riesgo de gastarse todo lo que se ha gastado Brasil para no tener asegurada la victoria. Que luego, me imagino, tratarán de asegurársela por otros medios, claro.

Y ahí ya entramos en el tema que de verdad importa: la pasta. El Mundial está montado de manera que quienes se dedican a patrocinar la FIFA van a ganar mucho dinero sí o sí. Los miembros de la FIFA también, por supuesto; que para algo son ellos los que deciden. Cargándose leyes por medio si hace falta, y más mierda que no sé yo si de verdad queremos saber. El país que lo gana, también va a ganar mucha pasta por medio de sus empresas en el periodo post-Mundial; por eso es hasta comprensible que haya muchos sobornos por detrás actuando. Porque además, muchos de los resultados dependen exclusivamente de 3 tíos. Es decir, sobornando a estos 3 tíos uno se puede asegurar ganar muchísima pasta. Pues sale rentable, vaya. Además, me imagino, por lo visto hasta ahora, que bueno, las leyes a la FIFA se la sudan un poquito; pero la “ley del dinero” no tanto: los favores y todo eso. Me imagino que, después de la que ha organizado la FIFA en Brasil, y todo el dinero que les han hecho gastarse, no van a dejar que Brasil pierda fácilmente. Y así se entiende que hayan ocurrido cosas como las que han estado ocurriendo en todos los Mundiales hasta ahora. Desde las amenazas de muerte de Mussolini, hasta el gol de mentira de Inglaterra, los escándalos de Corea, y tantas y tantas basuras arbitrales que hemos visto hasta ahora. Que en este Mundial todavía no están siendo muy exageradas, por ahora.

y dame las gracias de q no te eche a ti, Xabi Alonso

Y dame las gracias de q no te eche a ti, Xabi Alonso

Hasta ahora el arbitraje, por lo que he visto, está siendo sorprendentemente bueno. Para lo que estamos acostumbrados en un Mundial, claro. No es que no haya habido errores, pero no han sido muchos y no muy exagerados (excepto ese piscinazo de Robben; pero que en cualquier otra liga también se lo podrían haber comido, que el tío es un experto). No sé a qué se deberá, pero me ha sorprendido, vaya. Para sorpresa de todos, lo jodido de este Mundial ha sido todo lo de fuera del terreno de juego. En los Mundiales hasta ahora no sé si había pasado algo como lo que hemos visto este año en Brasil, pero desde luego no había sido tan conocido ni tan escandaloso: el cómo han tratado a su propia gente, cómo se han cargado barrios enteros para dar una mejor apariencia. ¿Y luego del Mundial qué?. Pues ya podrán comerciar con droga otra vez si quieren donde solían; que lo importante era dar el pego este año (y el de las Olimpiadas de Río). Y todavía nos queda lo que podemos flipar con el de Catar, que ya se van viendo cositas. Vamos, asco es poco.

Estamos hablando de deporte, pero bueno, podría ser exportable a cualquier otra cosa: lo que importa es el dinero. Quizá el que el deporte se haya convertido en esto es más triste aún, porque el deporte nació con una base de ideales y valores muy noble detrás. Pero cuando todo el mundo se mueve por lo material y la acumulación de riquezas, al final todo acaba siendo corrompido tarde o temprano. Da igual a lo que te dediques, el capitalismo ha demostrado que todo tiene un precio. Y me imagino que eso no cambiará, ni con otro sistema que no sea el capitalismo, ni con nada. Lo que pasa es que para que vivamos en un lugar medio justo y estable, las cosas no deben ser así. Todo lo que huela a corrupción tiene que ser proscrito e investigado, y castigado, por el bien de todo el mundo. Si uno permite que la lacra se expanda, al final acaba alcanzando todo lo conocido, y al final en este mundo los valores y los ideales acaban quedando para la literatura y el cine. Y no creo que queramos vivir en un mundo así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s