En el punto medio de mi experiencia

Bueno, pues os traigo aquí la entrada que he escrito para el blog de la asociación que me ha mandado a Eslovenia, Mundus Asociación. Iba a escribir una entrada para este blog, el mío personal, contando sobre el tiempo que llevo aquí; pero como ya he tenido que hacerlo para ellos, pues aprovecho y lo comparto aquí también. Esta es la entrada:

10506933_901214386561188_6547292454909987613_o

Pues ya casi he alcanzado ese punto de la exacta mitad de mi experiencia, así que me toca contaros cositas de la misma.

Conocía poco Eslovenia antes de venir, ya que solo había estado algún día en la capital, Liubliana. Liubliana es una ciudad que en España calificaríamos de ‘mediana’, ya que ronda los 300 mil habitantes nada más. Córdoba, por ejemplo, la ciudad de la que yo vengo, tiene más de 320 mil habitantes, y no es muy grande en España, ¿no?. Aquí, como es casi el único sitio con ambiente que hay por esta zona, cada vez que uno quiere salir tiene que irse para allá; pero para mí es como irse a echar un rato a un pueblecito tranquilo. Es gracioso cuando hablas con la gente de Zagorje, el pueblo donde vivo, y te dicen “a mí no me gusta Liubliana, hay demasiada gente y están siempre estresados”. Deberíais iros un rato a Madrid, colegas; al par de horas ibais a estar tomándoos un trankimazin.

Eso da una pista de cómo son los eslovenos. Con tanta montaña y tanto bosque, son gente pues de montaña, no muy abiertos y un poco distantes, a los que les gusta la naturaleza y detestan los tumultos y las grandes aglomeraciones. Son gente de estar en su casa con sus plantas o pasar su tiempo libre haciendo deporte en el parque o paseando por la montaña. Son un poco como vascos, vaya. Es curioso que aquí casi todo el mundo tiene su huertecito en su jardín, incluso en Liubliana. Lo que en España usaríamos para tener césped o algunas flores como mucho, aquí lo tienen, para flores también, pero sobre todo para patatas, fresas, judías, tomates… Las casas eslovenas son en general bastante feotas por fuera, pero los jardines la mayoría da gusto verlos, de lo cuidados y floridos que están. Lo de los huertos es algo que en España se ha perdido en cierta medida, y aunque se está recuperando un poco, hace mucho bien a la ciudad y a la gente en general. Pasar tiempo en el huerto es muy agradable y desestresa, y además es que comerte las cosas de tu propio huerto después de cultivarlas tú mismo es algo maravilloso. Sin bandejitas de plástico ni pesticidas ni nada.

Quizá tiene mucho que ver en esto el pasado de Eslovenia como ente político. Eslovenia, aunque la mayoría étnica es eslava, no tiene mucho que ver con sus vecinos del sur. Ahora, tras casi 80 años compartiendo país, sí, un poco, porque hay muchos descendientes de bosnios, serbios, etc, que se establecieron por aquí. Pero tanto culturalmente como con su lengua, no es igual que sus vecinos del sur. Culturalmente son más tiroleses, una especie de mezcla entre la cultura eslava, la austriaca y la italiana. Y su idioma, que es de los idiomas eslavos más difíciles, es aún más difícil al tener muchísimos dialectos, muchos de ellos incomprensibles entre sí. Yo lo estoy aprendiendo y puedo atestiguar que es una auténtica locura, con tantas declinaciones y tantos cambios de letras y su p… Pero bueno, creoconseguiré al menos chapurrearlo un poco antes de irme; que eso da mucho lustre al currículum. Bueno, en verdad no. Pero vacila tela.

Las actividades que hemos estado realizando hasta ahora eran más o menos lo que me esperaba. Actividades deportivas, o culturales, para la juventud de este pueblecito; que creo que, gracias a ellas, salen de la monotonía y pueden darse cuenta de que hay todo un mundo más allá de las montañas del valle de este río Sava. Creo que mi impacto en Zagorje está siendo positivo, y el de Zagorje en mí, por supuesto, también. Estas cosas no se notan en un principio, porque son cambios muy sutiles los que producen nuestra presencia en un pueblecito así, o que el vivir en otro lugar produce en nosotros. Pero siempre hace crecer vivir a la manera de otra gente, nos hace ser capaces de ver las cosas de otra manera.

Por lo demás, pues me quedan 3 meses. En estos 3 meses las actividades que haré irán surgiendo, porque la mayoría no están preparadas aún. En verano sí, que hay unos cuantos festivales por aquí y tenemos que ayudar. Aquí, al contrario que en mi tierra, el verano es agradable y es cuando la gente aprovecha para salir a la calle, organizar conciertos al aire libre y esas cosas. En mi tierra huimos de las ciudades del interior hacia la playa como de las garrapatas. Pero aquí se está bien. Aunque este año está lloviendo demasiado, diría yo. Pero bueno, si no llueve mucho en lo que queda, estaremos bastante ocupados con los festivales y demás actividades que estamos preparando. Mientras tanto, a nivel personal, los planes que tengo son terminar de conocer algunos países de alrededor, y seguir aprendiendo cosas de la gente de este país. Creo que cuando acabe mi experiencia, todo esto me habrá ayudado muchísimo a crecer como persona y a saber un poquito más de este mundo en el que vivimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s