Idealismo

Todo hay que reconocerlo: la verdad, la gentuza esta que nos gobierna (no los sucesivos gobiernos que hemos tenido, sino los que hay detrás), se lo ha montado muy bien. Nos han engañado que te cagas, haciéndonos creer que vivíamos en un país ideal, con un paso de una dictadura a una democracia ejemplar, y etc. Buena parte de responsabilidad en esas ideas las tienen los medios de comunicación; pero ha sido muy inteligente meterlos dentro de la ecuación. Y muy sorprendente, viniendo de todos estos catetos que han hecho todas las chapuzas que están saliendo a la luz últimamente. Me imagino que con dinero (u otras cosas) también se puede comprar asesoramiento externo, entre otras muchas cosas.

Aparte de esto, también les tengo que reconocer otra cosa: dado lo fácil que es engañar y manipular al pueblo español, lo tonto es ser un idealista. Es mucho más fácil (y está mejor pagado) ser un chorizo y un delincuente y tener tu yate y tus mansiones y tus fiestas llenas de droga y putas a costa del resto de tus compatriotas. Es lo fácil, y lo más rentable. Y además, hasta inteligente, visto que los muy capullos ni se dan cuenta; ni aun tras salir toda la información a la luz, se dan cuenta. Se siguen creyendo lo que les han metido en la cabeza durante tanto tiempo, aun con toda la evidencia empírica en su contra, porque son incapaces de mirar a la realidad con sus propios ojos. Y además, si después de años de vivir gobernados por delincuentes, sale alguien dispuesto a cambiar las cosas, no se lo creen; porque claro, lo normal es estar gobernados por delincuentes, y todo lo que sea salir de ahí, pues como que chirría. Es para daros la razón a los que habéis estado de chanchullo en chanchullo todos estos años a costa de los demás, sí señor. Porque ole vuestros huevos. Lo habéis hecho del carajo, la verdad.

Ahora, lo malo de ser un idealista es que uno sufre viendo el estado tan lamentable en el que se encuentra este país con tanto potencial. Sufre viendo gente con talento y que vale mucho desperdiciada, o dándole el fruto de su trabajo a otro en vez de utilizarlo para mejorar su tierra y ayudar a sus paisanos a ser mejores. Y sufre cuando ve que uno se tiene que ir de su tierra y su país para que le valoren sus capacidades de una manera justa. Pero claro, es la consecuencia de que haya en lo más alto gente inepta e inútil cuyo único mérito es ser una buena marioneta, y que solo es capaz de valorar el pelotazo y el dinero fácil a costa de los demás.

Lo malo del idealismo es eso. Pero lo bueno, es que se aspiran a ideales más altos y que no son alterables por ninguna ley, ni por ningún orden social. Que por más que gente sin ninguna capacidad para estar dirigiendo una sociedad se empeñe en estarlo, los que más valen van a seguir valiendo más, y solo tienen que ponerse a demostrarlo para empezar a revertir las cosas. Lo malo también es que hay que luchar mucho para conseguirlo, y ese es el escudo tras el que se esconden aquellos. Porque aprovechan cada vez que uno baje la guardia, para volver a pudrir y corromper la sociedad en su provecho. Eso es lo malo y contra lo que nos tenemos que vacunar para que no vuelva a ocurrir. Porque si uno les deja hacerlo, al final lo pagamos todos: nosotros, y los que vengan luego, y en la vida vamos a poder salir de este pozo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s